El secreto de la recuperación de Smith Jr. tras su lesión: un ligamento extra



A la hora de analizar a Dennis Smith Jr. antes del Draft, una de las cosas a destacar en negrita era el desgarro en el ligamento cruzado de su rodilla izquierda que sufrió en 2015, y que le obligó a pasar por el quirófano. Pero si el analista era bueno, seguramente acompañaría esa información con otra: durante su año universitario aquella lesión no lastró a Smith, sino que, además, parecía haber regresado más fuerte que antes. 

La explicación a esto puede que se encuentre en una rareza de la naturaleza: Dennis Smith Jr. nació con un ligamento extra. Así  lo explicaron su padre y él en este artículo de comienzos de la temporada pasada. Lo siguiente es un extracto del mismo. 


Para Smith Jr. el camino hacia la recuperación fue duro, y empezó el día de su diagnóstico. Antes incluso de dejar California sabía que había sufrido un desgarro en el ligamento cruzado anterior, una lesión que le frenaría al menos durante 10 meses y le haría perderse entero su último año de instituto. Pero cuando llegó a casan rápidamente se dio cuenta de que la lesión, aunque era seria, podría no ser tan mala como temía en principio. No había dolor ni inflamación en la rodilla, lo cual permitió a los doctores operar casi de inmediato. Y cuando fueron a operar, se encontraron con una sorpresa: 

Smith Jr. tenía un ligamento extra en su rodilla. Si no sabías que eso era posible, no estás solo, pues solo lo tiene el 20% de los humanos, según le dijeron los doctores a Smith Sr. (padre). Pero aquellos que lo tienen cuentan con el beneficio de una recuperación más rápida después de lesiones serias como la que había sufrido Junior. 

"Adrian Peterson (jugador de la NFL) tenía lo mismo", dijo Smith Sr. "Eso le ha permitido regresar tan rápido". 

Smith Jr. no volvió de inmediato, pero francamente no le llevó tanto tiempo como debería haber sido. 

"Soy un padre soltero. aún tuve que cuidarlo como un bebé durante una temporada", dijo Smith Sr. Pero después de unos pocos días, Junior hizo el resto. A los días ya estaba levantando pesas, fortaleciendo su espalda y sus hombros, asegurándose de mantener su tren superior fuerte. 

Después llegó el tren inferior, que tampoco tardó mucho. Unas pocas semanas después de la cirugía, Smith Jr. no solo caminaba y corría. Ya hacía mates. 

"Tuve que frenarle", dijo Smith Sr. "Dos semanas después de salir de la cirugía ya estaba machacando el aro". 


Este ligamento extra explicaría que no veamos ninguna secuela de la lesión en Smith, y que los Dallas Mavericks no parezca que le hayan dado mayor importancia a la misma. En el artículo se menciona el caso de Adrian Peterson, jugador de la NFL que sufrió un desgarro del mismo ligamento en diciembre y en septiembre del año siguiente, nueve meses después, ya estaba listo para jugar a nivel de MVP en la temporada siguiente. Todos coincidieron en señalar su regreso como casi milagroso, y según este artículo se debería a la presencia de ese ligamento extra. 

Eso no quiere decir que Dennis Smith Jr. esté libre de todo riesgo de lesiones. El mismo Peterson tuvo que volver a pasar por el quirófano, pero no por la misma lesión, eso sí. El riesgo sigue estando presente como en todo atleta, pero quizás no haya tanto peligro de recaída como en otros casos de jugadores sometidos a una ligamentoplastia. 

Hace unos años se hizo famoso también el caso de DeJuan Blair, quien directamente jugaba sin ligamento cruzado anterior en ambas rodillas. Quizás hayamos descubierto quién le robó uno de ellos.
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »