#DMavsDraft: Los inalcanzables



A menos de un mes para la celebración del Draft 2017 de la NBA, comenzamos nuestro análisis de los candidatos a ser seleccionados con el pick 9 de los Dallas Mavericks. Pero antes de entrar en las opciones realistas, conviene también hacer un repaso a aquellos jugadores que, a priori, van a quedar totalmente fuera del rango de los Mavs: los inalcanzables. 

1. Markelle Fultz

Hasta la fecha, el candidato casi unánime para ser el número uno del Draft. No será seguro 100% hasta el último momento porque Danny Ainge tiende a salirse del guion, y un traspaso del pick siempre es una posibilidad, pero todo lo que sea Fultz saliendo en un puesto diferente al 1 será una sorpresa. Se trata de un base explosivo y muy potente físicamente, con un gran instinto anotador pero también con potencial defensivo, y con buenos porcentajes de triple en su última campaña (41.3%). Su mayor punto negro en su año universitario fue el rendimiento de su equipo, que quedó muy lejos de los mejores, pero ni las condiciones ni los compañeros le acompañaron realmente en Washington. 



2. Lonzo Ball

El nuevo gran producto mediático parece haber nacido para jugar en Los Angeles Lakers, y habrá que ver si Magic Johnson cumple la profecía y le vemos con la gorra amarilla en la noche del Draft. Ball probablemente sea el jugador con mejor visión de juego. El más espectacular en sus pases y el que tenga más sentido del Showtime. A eso se suma su gran tamaño y sus excelentes porcentajes de lanzamiento, pero también tiene algunos elementos preocupantes, como su falta de potencia en el primer paso, que le puede causar problemas en la NBA para llegar a la zona, o su extraña mecánica de lanzamiento. El punto en el que suelta el balón es bajo y a la altura del lado izquierdo de la cabeza, algo que pueden aprovechar las defensas. Pero cuando sale con el balón en transición es tal maravilla que todo lo demás pasa a un segundo plano. 



3. Josh Jackson

Mejor two-way player de todo el Draft y principal amenaza para Ball en el segundo puesto. Por sus cualidades físicas muchos analistas lo han comparado con Andrew Wiggins, pero da la impresión de que Josh Jackson puede llegar incluso más preparado para la NBA que el alero de los Wolves, con un lanzamiento más fiable (aunque a rachas aún), más efectivo en defensa y con una cualidad que muchos no ven aún en Wiggins: fiereza y competitividad máxima. Como carencias, una mecánica de lanzamiento inconsistente, que cambia prácticamente en cada lanzamiento, y problemas para anotar en lanzamientos tras bote.  



4. Jayson Tatum

El alero de Duke aprovechó la lesión y posterior bajo rendimiento de Harry Giles, quien apuntaba a estrella del equipo junto a él, para confirmarse como verdadera opción de alero de futuro en la NBA. Mide 6,8 pies, su envergadura casi roza los 7 pies, y su físico apunta a que tiene mimbres para ser una bestia atlética de aquí a unos años. En la universidad quizás haya abusado mucho de los aclarados, en los cuales obtenía ventaja por su físico y velocidad superior, ventajas que probablemente no tenga en la NBA. Pero sus características apuntan a que podría ser utilizado como 3 o 4, y en defensa se ve potencial aunque aún no haya demostrado ser un buen defensor. 


Estos son los jugadores que consideramos que estarán sí o sí fuera del alcance de los Dallas Mavericks. Hay otros que probablemente también vayan a estarlo casi seguro, pero del puesto 4 hacia abajo todo está en el aire y siempre se producen sorpresas, con jugadores que caen o suben más de lo esperado, o incluso posibles traspasos para subir posiciones. Por eso en siguientes entregas ya trataremos a los jugadores de una forma más individual y pormenorizada.  
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »