Yogi Ferrell es nombrado Rookie del Mes del Oeste




La NBA anunció ayer que Yogi Ferrell por la Conferencia Oeste, y Dario Saric por el Este, han sido nombrados mejores rookies del mes de febrero. En el caso de Ferrell, se trata del primer jugador de los Dallas Mavericks que recibe este honor desde Devin Harris en noviembre de 2004. 

El impacto del rookie en los Mavs fue inmediato. Firmado por las lesiones de Deron Williams, J.J. Barea y Pierre Jackson, Ferrell empezó con 9 puntos y 7 asistencias contra los Spurs, la noche siguiente metió 19 puntos, y unos días después empató el récord de triples de un rookie en un partido con 9 y un total de 32 puntos. 

Su rendimiento se ha normalizado (más bien 'irregularizado'), cayendo sus porcentajes en los últimos partidos, pero aún así el joven Ferrell es una nota positiva más dentro del rejuvenecimiento de los Dallas Mavericks que lideran Harrison Barnes, Seth Curry y Nerlens Noel. Por sus características físicas parece destinado a crecer en un rol similar al de J.J. Barea como revulsivo desde el banquillo, y para Dallas ya sería todo un acierto convertir a un rookie undrafted firmado con un contrato de 10 días en algo cercano a eso. La apuesta por su desarrollo llega al punto de dar salida a Deron Williams para que pueda tener minutos hasta el final de la temporada. 

Ferrell lideró a todos los rookies el pasado mes en anotación, y aunque la de este año es una camada débil, para los Mavericks no deja de ser una gran noticia tener en su plantilla a alguien merecedor de este reconocimiento por primera vez en más de una década, y es un signo de la nueva dirección de la franquicia.

Además, Yogi también se ha colado ya en el Rookie Ladder de NBA.com, con el siguiente comentario:
Yogi Ferrell (8)
Con solo 23 partidos normalmente no sería suficiente para aparecer en la lista, pero Ferrell es cuarto entre los rookies en anotación, segundo en asistencias, sexto en porcentaje de triples, empatado como sexto en robos y minutos en un rol limitado. Y que esta sea una clase débil crea huecos. El base undrafted de Indiana ha tenido un gran rol desde que llegó a los Mavericks el 28 de enero, promediando 12.3 puntos y 4.8 asistencias en 32.2 minutos, con un 41% de acierto en triples. 

El base probablemente llegue tarde para pelear por el Rookie of the Year, pero si sigue teniendo protagonismo incluso con el inminente regreso de J.J. Barea, quizás pueda optar a colarse en alguno de los quintetos de los mejores rookies de la temporada. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »