Cuban entiende que los fans se dividan entre #TeamTank y #Team8thSeed



Durante muchos años, desde el altar que le proporcionaba que sus Dallas Mavericks fuesen equipo de Playoffs año sí, año también, Mark Cuban defendió que era mejor tocar fondo que ser un equipo mediocre durante un tiempo prolongado. Que si no tenías equipo para luchar por ganar rondas de Playoffs, era mejor dedicar una o dos temporadas a reconstruirte vía Draft.

Pero, como digo, eso era cuando los Mavs estaban por encima de la mediocridad.

Sin embargo, hace tiempo ya de eso. Desde el campeonato logrado en 2011, los Dallas Mavericks no han ganado otra ronda de Playoffs, ni han tenido factor cancha. No han tenido ni la más mínima posibilidad de ganar una ronda. Desde junio de 2011, se encuentran en lo que Cuban tanto temía: la mediocridad.

Pero claro, lo fácil es hablar, lo complicado es hacerlo. Y conociendo al competitivo Cuban, era fácil pensar que él nunca iba a dejarse llevar por la atracción del 'tanque'. También influye el hecho de que su sentimiento de lealtad a Dirk Nowitzki no le deje hacer otra cosa que no sea intentar ganar partidos, algo que ocurre de forma similar en Rick Carlisle.

Eso no quiere decir que el mismo Cuban no tenga la misma duda que muchos #Mavsoquistas en estos momentos, y más ahora que Dallas está a tres partidos de puestos de Playoffs: ¿deberían buscar el mejor pick posible de cara al futuro (#TeamTank) aunque suponga tirar la penúltima o última temporada de Dirk Nowitzki; o luchar hasta el final por el octavo puesto de Playoffs aún sabiendo que supondría enfrentarse a los Warriors y tener una elección peor (#Team8thSeed)?

El dueño de la franquicia admite tener sus dudas, y entender que los fans se dividan entre las dos ideas.

"Lo sé, la mitad de los fans quieren que luchemos por los Playoffs, y la otra mitad quieren que vayamos a por un pick alto del Draft", dijo Cuban según recoge el Dallas Morning News. "Eso es algo que se soluciona solo. Ya me gustaría tener una respuesta definitiva para todos. Honestamente, yo me muevo de un pensamiento a otro en cada partido. Algunas noches pienso, 'ok, puede que seamos capaces de llegar incluso al 7º o 6º puesto'. ¿Seríamos capaces de hacer un 28-13 en lo que resta?"

Es "un poco optimista" pensar que un equipo que ha firmado un 14-27 en los primeros 41 partidos vaya a hacer un 28-13 en los 41 últimos, y aunque así fuera, se terminaría con un balance 42-40 que ni en los sueños más húmedos de Cuban daría para ser 7º o 6º, puestos ocupados por equipos que van en progresión de 50 victorias en estos momentos. Pero, visto lo visto, con acercarse simplemente a las 40 victorias debería servir para ver desde la primera fila el debut de los Golden State Warriors en los próximos Playoffs. Justo en el último mes, desde el 18 de diciembre, los Mavs tienen un balance 8-7, el séptimo mejor récord de la conferencia en este tiempo. Desde esa misma fecha, el equipo de Carlisle es 16º tanto en rating ofesivo como en defensivo, y 17º en net rating.

No es nada digno de alabar, no es algo que te vaya a sacar de la mediocridad, pero si son señales de optimismo para aquellos que quieren luchar por el 8º puesto. 

"El problema es que ni siquiera nosotros controlamos nuestro destino", prosiguió Cuban. "El balance que digo nos metería en Playoffs, pero no sé si nos lleva a donde necesitamos estar (como presente y futuro de la franquicia). Cambio de opinión cada día, esa es la respuesta honesta. Pero la realidad es que vamos a jugar cada partido para ganar, porque así es como somos. ¿Cualquier otra cosa? No sería capaz de hacerle eso a nuestros chicos". 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »