El dilema de los Dallas Mavericks con Andrew Bogut



Antes del partido del pasado sábado contra los Chicago Bulls, Andrew Bogut declaró públicamente que, sinceramente, los Dallas Mavericks tenían un mes para salvar la temporada. 

Una pena que el propio Bogut vaya a ser baja seguramente como mínimo durante ese mismo tiempo. 

El pívot se lesionó cuando Roy Hibbert le cayó encima de la pierna durante la derrota de los Dallas Mavericks ante los Charlotte Hornets, en lo que desde la franquicia dicen por el momento que es una hiperextensión de rodilla. La primera evaluación fue positiva en el sentido de que parece que no es algo más grave (hoy se confirmará con una resonancia), pero el tiempo de recuperación de una hiperextensión de rodilla va de 2 a 6 semanas, según publica en ESPN Tim MacMahon. 

MacMahon, por cierto, ya publicó anoche su opinión de que, tarde o temprano, los Mavericks deberían hacer uno o dos traspasos mirando al futuro, uno de ellos incluyendo a Bogut. El periodista cree que la lesión incrementa las probabilidades de que sea traspasado, siempre que la resonancia no indique que es algo más grave, ya que hará que los Mavericks pierdan aún más partidos. Anoche los Hornets capturaron 20 rebotes más que Dallas y la ausencia de Bogut, uno de los mejores reboteadores de la liga, fue clave en ese aspecto. 

Según fuentes de diferentes franquicias consultadas por el periodista, los Mavs podrían obtener una primera ronda a cambio del pívot australiano. Los equipos interesados tendrán como mínimo opciones de Playoffs, con lo que no podría esperarse que fuese muy alta, o probablemente pudiera ser alguna primera ronda futura con protecciones. El equipo más señalado es Boston, Danny Ainge tiene una gran relación con Rick Carlisle y Donnie Nelson, pero puede haber una pega: los Celtics no van a traspasar su primera ronda de 2017, pues tienen el derecho a cambiarla con la de Brooklyn. Pero habría formas de encontrar un punto en común (Boston tiene la segunda ronda de este año de Minnesota, que apunta a alta, y unida a una primera ronda futura protegida podría valer) y según cree MacMahon, si los Mavs ponen a Bogut en el mercado, serán varias las franquicias interesadas. Recordemos que el pasado mes de julio Dallas solo dio una segunda ronda tan protegida que nunca llegará a los Warriors por el aussie. 

En los Dallas Mavericks se niegan a dar por perdida la temporada, y es cierto que como mínimo se merecen que les demos ese mes de margen del que hablaba Bogut para ver en qué posición están en el comienzo de enero. Si a principios de 2017 logran colocarse de alguna manera a, digamos, 5-6 partidos del 50%, probablemente crean con razón que pueden ser capaces de remontar hasta un 41-41 que puede valer entrar en Playoffs. En ese caso lo más seguro es que se diesen de margen hasta el All Star Break para decidir qué decisión tomar con posibles traspasos. 

Si, por el contrario, la trayectoria es similar a la de ahora, 12 partidos por debajo del 50% o peor, esa decisión puede que se tome mucho antes. Hay varias formas de verlo: por una parte, podemos considerar que el valor de Bogut (u otros veteranos como Deron Williams) puede ser más alto unas semanas antes, cuando la franquicia que va a dar algo por ellos tiene aún más tiempo para intentar acoplarlos. Pero, por otra parte, si de verdad son varias las franquicias que se interesan, acercarse al trade deadline puede provocar que se produzca una pequeña guerra de pujas entre ellas en la que los Mavericks salgan beneficiados. 

Llegados a estos puntos (mitad de enero, All Star Break, trade deadline), los Dallas Mavericks tendrán que valorar si es mejor para la franquicia traspasar a Andrew Bogut por lo que puedan recibir a cambio, o quedarse con él hasta el final de la temporada, probablemente con la intención de renovarlo en verano o de tratar de sacar algo en un posible sign and trade por él. Salvo que el propio Bogut lo ponga "fácil" y pida un traspaso de puertas hacia dentro, o diga que no va a renovar en verano, los Mavericks tendrán que evaluar las posibilidades que tienen de renovarlo en verano, o si realmente les conviene. 

Bogut será un pívot aún con cierto cartel en julio salvo que se lesione de gravedad, y si la temporada de los Mavs sigue por el mismo camino que hasta ahora va a tener ofertas de equipos mucho más competitivos. Dallas, por su parte, A. se quedaría sin dinero para ofrecerle si refuerza antes otras posiciones, B. Si no refuerza otras posiciones probablemente no sea lo suficientemente atractivo para un Bogut que seguramente reciba ofertas de contenders, C. Quizás no quiera pagar a un Bogut de 32 años con su historial el dinero que pueda obtener en mercado abierto (ver caso Mozgov) sin tener una plantilla con garantía de Playoffs. El motivo máximo para querer quedárselo sería que pívots como Bogut son difíciles de encontrar, y siendo sinceros veo a Cuban queriendo hacer una reconstrucción rápida en uno o dos veranos antes que yendo por la vía del Draft. 

Mark Cuban, Donnie Nelson y compañía afrontarán el resto de la temporada hasta el trade deadline con este dilema en mente, y vamos a ver cómo se adaptan a la situación, porque están acostumbrados a ser "compradores", y no "vendedores" en el trade deadline. Quizás por eso hace unos días Cuban declaró que, llegado el punto de buscar un traspaso para sus veteranos, a lo mejor lo que buscan no es un pick de Draft. 

"Solo digo que prefiero ir hacia adelante que hacia atrás", dijo Cuban según ESPN. "Prefiero ser oportunista. Porque lo que ha cambiado es que el límite salarial ya no va a subir 15-20 millones como antes. Así que hay equipos que pueden darse cuenta de que pueden querer dar un jugador realmente bueno, si no un All-Star fijo, para quitarse el dinero. Y tomaría el dinero e iría en esa dirección para mejorar rápidamente". 

En buena parte así es como actuaban los Mavericks del pasado, así fue como llegaron a construir lo que fue el equipo de 2011, pero me parece un poco ingenuo por parte de Cuban pensar que alguien va a dar un jugador "realmente bueno" o un "All-Star fijo" porque este verano "solo" va a subir el límite salarial $10 millones. Desde la firma de este convenio el valor de los expirings ha desaparecido casi por completo. Ya no vemos esos traspasos de antaño de jugadores con 2, 3 años de contrato por un expiring de menor calidad. Y me atrevería a decir que también se ha reducido el número de dueños tacaños, teniendo en cuenta que ahora están obteniendo ingresos mucho mayores que hace años. 

No sé si de verdad Cuban se lo cree, pero me suena a una discusión que las franquicias solo tendrán una vez se estanque el límite salarial y entonces se vean con problemas de flexibilidad. Mientras, creer que eso sucederá durante esta temporada no sé si es ingenuo o algo peor, o si, simplemente, estaba hablando por hablar. A no ser que con "realmente bueno" o un "All-Star fijo" se refiera a jugadores como Greg Monroe o Evan Turner. 

En cualquier caso habrá que esperar. Primero el mes de margen para ver el rumbo del equipo, y después para analizar las decisiones que tomen o dejen de tomar los Dallas Mavericks en este año atípico para ellos. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »