Charlotte Hornets 88 - 95 Dallas Mavericks (Pretemporada)



Hacía dos años que los Dallas Mavericks no ganaban un partido de pretemporada, pero anoche rompieron esa racha al ganar por 88 - 95 a los Charlotte Hornets. 

Vamos con algunas notas sobre el partido: 
  • Wes Matthews sí que jugó en esta ocasión. En algún momento le pudieron las ganas, como en alguna falta tonta, pero en general las sensaciones en su debut no pueden ser mejores. Buena impresión física, sin vivir solo a base del triple, y la intensidad a la que acostumbra incluso en pretemporada. 9 puntos y 3 rebotes para él. 
  • No jugaron Dirk Nowitzki, Deron Williams, Andrew Bogut, Devin Harris ni Salah Mejri. 
  • Sí que lo hizo, y cómo lo hizo en especial en el tercer cuarto, Seth Curry. Por algo se ha convertido en un jugador ilusionante para los fans habiéndole visto apenas unos minutos. En el tercer cuarto metió 13 puntos y se fué hasta los 20 en total con 5/6 en triples. 
  • Un servidor ya ha mostrado preocupación porque se trate de un caso John Jenkins, MVP en pretemporada y desaparecido en temporada regular, pero hay motivos para pensar que puede ser diferente. El primero es que, para hacer los números que hizo, Jenkins era básicamente la primera opción cuando estaba en pista, y todo llegaba desde la media distancia cuando había sido fichado por su capacidad de anotar triples. Seth Curry lo está haciendo con menos balón, más integrado en la fluidez del juego, y con el acierto que se esperaba de él desde la larga distancia. El segundo motivo puede ser la salud de Devin Harris, quien no sabemos cuándo estará para jugar. 
  • En el vídeo anterior se ve alguna acción de Brussino, y el argentino volvió a dejar detalles de su calidad. Durante el tercer cuarto compartió pista con Curry y Justin Anderson, jugando prácticamente como escolta, y contribuyó en gran medida al buen movimiento de balón que hubo y a que los Mavs se distanciaran en el marcador. Obviamente le falta mucho físico y peso que ganar, pero el talento es evidente. 
  • El punto negativo de la noche lo puso Harrison Barnes, con una serie de lanzamiento que todos los fans temen que se convierta en algo más o menos habitual después de las Finales: 1 de 10. 3 puntos y 3 faltas. Corramos un tupido velo. 
  • AJ Hammons fue el pívot suplente y no desentonó, con 6 puntos y 9 rebotes en 20 minutos. Cometió los típicos errores de rookie, sobre todo en colocación defensiva, que harán que en temporada regular no juegue y esté con los Legends, pero puede haber material con el que trabajar si consiguen mantenerlo motivado. 
  • Justin Anderson tuvo peores números que en el primer partido, pero la sensación fue la misma. Con su papel muy claro, agresivo pero bajo control. Un jugador de rotación NBA más que legítimo y capaz de tener un rol de entre 15 y 20 minutos cada noche desde ya.
  • Ya lo dijimos hace dos días: la pelea por minutos entre Quincy Acy y Dwight Powell va a ser más que interesante. El segundo tiene el contrato, las capacidades físicas y el supuesto potencial, pero el primero tiene ese punto de locura necesario, la dureza... y ojo si añade la capacidad de meter de tres de forma constante. Al final, lo mejor de todo es que Rick Carlisle tendrá varios perfiles de interiores diferentes para elegir según el emparejamiento y el estado de cada uno. 
Los Dallas Mavericks tendrán ahora unos cuantos días para entrenar y prepararse de cara al siguiente amistoso, el próximo sábado contra los Milwaukee Bucks. 

-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »