Cuidar más sus primeras rondas, el nuevo propósito de los Mavs



Durante mucho tiempo, el Draft de la NBA para los Dallas Mavericks de Mark Cuban fue simplemente una oportunidad para incluir algo de valor en posibles traspasos con otras franquicias. 

Sí, es cierto que unos años se lo tomaban más en serio que otros, como cuando llevaron a cabo un traspaso para hacerse con Devin Harris o como cuando compraron una primera ronda para hacerse con Dominique Jones, aunque la apuesta no saliera bien. Pero, en general, las rondas del Draft han sido para Cuban más una pieza más de intercambio que una forma de encontrar jugadores interesantes a los que desarrollar.

Y aunque desde la franquicia siempre hayan negado que sea así, sus actos e incluso otras de sus declaraciones así lo evidencian. En los últimos 15 años los Mavs han sido una de las tres franquicias que menos primeras rondas de Draft ha tenido. Cuban siempre ha sido un defensor de que los jugadores cumplan el ciclo universitario completo, o al menos dos años del mismo, porque de esa forma llegarían más hechos a la NBA, las franquicias tendrían que invertir un poco menos en su desarrollo y el producto sería mejor. No, Cuban prefería "robar" los jugadores como agentes libres o por traspasos después de que otros los hubiesen desarrollado. Eso llevó, por ejemplo, a priorizar el ganar un poco de espacio libre en vez de draftear a Giannis Antetokoumpo

El problema es que lo de los agentes libres no funcionó, y mientras tanto los Mavericks fueron desaprovechando oportunidades de introducir sangre nueva a una plantilla que ya por 2010 iba mostrando signos de necesitar un rejuvenecimiento. Cinco años después, la única juventud con valor que habían conseguido introducir mediante el Draft era Jae Crowder, y fue traspasado en un movimiento en el que los Mavs van a pagar la última pieza en el próximo Draft. 

Que Cuban malinterpretó las consecuencias que iba a tener el nuevo convenio colectivo se hizo más que evidente cuando se supo el salto que iba a pegar el límite salarial gracias al nuevo contrato televisivo, pero uno de los puntos en los que también metió la pata fue en su valoración de las rondas de Draft. En este verano que está cerca de comenzar habrá una subida importante en los salarios máximos, y todas las franquicias tendrán dinero libre para gastar, pero lo que van a cobrar las primeras rondas no sube: son cantidades fijas, muy bajas y que te aseguran cuatro años muy baratos de un jugador que, dependiendo de tu habilidad para valorar el talento, puede convertirse en una ganga durante su contrato de novato. Y, además, con la posibilidad de que al terminar ese contrato sea agente libre restringido y puedas retenerlo durante otros tres o cuatro años más. 

En el mes de junio del año pasado ya hubo un cambio de proceder, y parece que haber acertado con la elección de Justin Anderson en el pasado Draft ha abierto los ojos a Cuban, quien dijo que no van a traspasar picks de Draft "a no ser que sea un traspaso tan bueno que la otra franquicia tenga que despedir a su general manager por hacerlo". Más vale tarde que nunca, supongo. 

De cara a la selección de rookies del día 23 de junio, en la cual los Mavericks solo tienen el pick 46, el dueño de la franquicia dio la respuesta obvia a la pregunta de si intentarán hacerse con una primera ronda. 

"Valoraremos la posibilidad de meternos en la primera ronda si hay alguien que nos gusta y si hay un pick a la venta", dijo Cuban, lo cual es lo mismo que decir que valorará la posibilidad de casarse con Scarlett Johansson si ella está libre e interesada en él. Es evidente. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »