¿Vicepresidente Mark Cuban?



A Mark Cuban siempre le ha gustado ser el foco de atención, de eso no cabe duda. Por eso seguro que está disfrutando especialmente en unas últimas semanas en las que se ha convertido en protagonista del mundo político estadounidense, que en estos momentos está ultimando la selección de sus candidatos para las siguientes elecciones presidenciales. 

Además, Cuban está recibiendo atención de los dos grandes partidos, Republicanos y Demócratas. Aunque ciertamente parece inclinarse más bien por el lado republicano, Cuban se mantiene neutral, habiendo hecho donaciones a campañas de ambos bandos, lo cual le permite ser visto como un independiente. 

Por eso, hace unas semanas se supo que ciertos miembros del GOP (Grand Old Party - Partido Republicano) estaban barajando una lista de posibles candidatos que se postularan contra Donald Trump para intentar evitar que el polémico empresario termine convirtiéndose en su candidato presidencial, o que al menos se presentasen por un tercer partido, y en esa lista se encontraba Mark Cuban. Cuban y Trump han tenido muchas polémicas, especialmente con algunos piques a través de Twitter. Sin embargo, Cuban rechazó por considerar que no había tiempo material para hacer una buena campaña. 

De parte del lado demócrata el interés no ha sido tan directo, pero sí que ha habido tanteo en los últimos años y meses. En una entrevista reciente se le planteó la posibilidad de ser el vicepresidente de Hillary Clinton, y dijo que le encantaría serlo para cualquiera de los dos candidatos. 

"Lo que me convierte en un candidato diferente para vicepresidente es que soy un geek que trabaja en la industria de la tecnología. Es importante para los candidatos que conozcan la tecnología, y ninguno de ellos lo hace ahora mismo", dijo Cuban a ESPN, mientras se definía a sí mismo como 'ferozmente independiente' y confirmaba que había estado en contacto con el entorno de Clinton. 

En mi opinión, y metiéndonos muy brevemente en política (lo prometo), ninguno de los dos partidos se beneficiarían especialmente por la presencia de Cuban en sus campañas. Aunque para nosotros sea "el excéntrico dueño de los Dallas Mavericks", la gran mayoría de estadounidenses conocen a Cuban por su presencia en el conocido programa de televisión Shark Tank, del cual también es productor. En ese sentido, para los republicanos no parecería un candidato mucho más serio que el propio Trump, mientras que a los demócratas, que atacan a Trump por ser un producto más bien televisivo (además de por todas sus opiniones), tampoco parece que les convenga llevar como vicepresidente a una personalidad que podría verse como populista. 

Por otra parte, Cuban aún tiene hijos que podríamos considerar pequeños, y también podríamos incluir a su otro hijo, los Dallas Mavericks. Meterse de lleno en política le apartaría de ambas cosas. Cuban ya ha aclarado que no se vería obligado a vender los Mavs, que seguiría siendo su dueño, pero que sí tendría que apartarse de la toma de decisiones y seguimiento diario de la franquicia (aunque, en vista de algunas decisiones tomadas en los últimos años, a lo mejor para algunos eso no suena tan negativo). 

En definitiva, y volviendo a mi opinión personal, parece que Cuban está disfrutando de un poco de protagonismo al mismo tiempo que prueba las aguas para una futura campaña presidencial como independiente o dentro de alguno de los dos partidos. Habrá que ir preparándose para poner los carteles en nuestros jardines: Cuban 2020. 

-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »