Mark Cuban: "Salah Mejri marcará diferencias"



Cuando Salah Mejri fichó durante el verano pasado por los Dallas Mavericks, muchos aficionados a la ACB española vieron como un chiste que el pívot suplente del suplente del Real Madrid saltase a la NBA. 

Cuando Salah Mejri se ganó un puesto en la plantilla final durante el training camp, algunos no entendieron que un rookie de 29 años le ganar el puesto a un veterano como Samuel Dalembert o a un proyecto como Maurice Ndour. 

A lo largo de la temporada, Mejri apenas jugaba. El buen nivel de Zaza Pachulia y Dwight Powell en el primer mes, la recuperación de JaVale McGee y las pruebas de Rick Carlisle con él después, y una lenta adaptación al ritmo de juego NBA tuvieron pegado a Mejri al banquillo hasta mediados de enero, encadenando hasta 30 partidos sin salir a la pista ni en los minutos de la basura. 

Pero algo empezó a cambiar el 13 de enero contra los Oklahoma City Thunder. Aquel día Carlisle dio descanso a Pachulia. McGee inició como titular, pero fue Mejri quien terminó jugando más minutos y destacando con  17 puntos, 9 rebotes y un tapón en 25 minutos. 

Parecía que ese podía ser un punto de inflexión, pero lo que siguieron fueron otros cuatro partidos sin jugar. Justo hasta que llegó el siguiente partido con los Thunder. Esta vez con los titulares, Mejri no jugó en los tres primeros cuartos. El tunecino salió en el último cuarto cuando iba rumbo de una victoria clara de Oklahoma City y lo cambió todo con dos tapones espectaculares y cinco puntos. Los Mavs perdieron ese partido, pero los partidos contra los Thunder fueron los que terminaron por darle una oportunidad, y hasta el final de la temporada contó con un rol, sumando incluso dos doble dobles seguidos en los dos partidos consecutivos contra Portland. 

Después, en Playoffs, y de nuevo contra los Thunder, Mejri pecó de irregularidad, pero tuvo un papel importante en la victoria del Game 2 con 12 puntos, 3 rebotes y 3 tapones. 

Dice Tim MacMahon, de ESPN Dallas, que si por Mark Cuban fuera, Mejri hubiera estado jugando de continuo desde mucho antes, y que está deseando que en la temporada que viene el pívot tenga un rol importante. Y el dueño de los Mavs tampoco oculta su predilección por Salah. 

"Es un jugador que marcará diferencias", dijo Cuban. "No hay muchos rookies capaces de salir y tener un impacto en la mitad de los partidos que juegan, si no son más. Y de ser tan fiero. Soy un gran fan de Salah Mejri. La Torre Tunecina (The Tunisian Tower) se va a quedar. Solo puede seguir mejorando". 

Para que Mejri tenga un rol importante primero tendrá que convencer a Rick Carlisle. El entrenador de los Mavericks habló sobre un aspecto que Mejri tendrá que mejorar para terminar de adaptarse: su físico. 

"Salah tiene algunos problemas físicos en los que tiene que trabajar, pero que son normales en su primer año en la NBA", dijo el entrenador. Con los "complementos alimenticios" y el trabajo de gimnasio que se hace en esta liga, debería ir solucionando eso poco a poco, y es cierto que parecía agotado cada vez que jugaba más de 25 minutos por su alto nivel de intensidad. 

Mejri terminó su primera experiencia en la liga con una nota negativa, una lesión que le impidió jugar el último partido de la serie contra los Thunder, a pesar de que él lo intentó a toda costa. 

"Nunca he estado en otro equipo en la NBA, así que en realidad no puedo hacer comparaciones", dijo antes del último partido en Oklahoma City. "Pero por lo que he vivido en estos últimos ocho meses, realmente siento que somos como una familia. Mucho respeto, mucho apoyo, ayuda, todos nos ayudamos. En mi situación, siendo nuevo aquí... sin esta gente nunca habría mejorado hasta este punto. Me han ayudado mucho". 

Salah Mejri se enfrenta ahora a un verano, y potencialmente a dos temporadas, muy importantes para él. El motivo es que los Dallas Mavericks se aseguraron sus servicios por el mínimo por dos años más, y él es un rookie atípico, que cumplirá 30 años en mes y medio. Primero, Mejri tendrá que consolidar su puesto en la liga, y después intentar hacerlo lo suficientemente bien como para ganarse un nuevo y mejor contrato cuando sea agente libre ya con 32 años. El tiempo va en su contra para hacer caja. 

Por el momento, Mejri iniciará el verano jugando con su selección, que entre el 4 y el 10 de julio competirá en uno de los torneos previos para intentar hacerse con una plaza para los Juegos Olímpicos. No lo tendrán fácil, enfrentándose primero en el grupo contra Italia y Croacia, y en el cruce contra Grecia, Irán o México. Solo uno logrará el pase (a no ser que la FIBA siga con su intento de autodestrucción y termine habiendo más plazas en juego). 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »