La guía definitiva para saber cuánto dinero libre tendrán los Mavs en verano (2016)



Salary cap. Bird Rights. Cap Holds. No todo es tan sencillo como sumar salarios y decir que los Dallas Mavericks van a tener 30 millones libres el próximo verano. Muchos son los factores que influirán en la flexibilidad de los Mavs en los próximos meses. 

Si esta intro te suena, es porque es la misma de la guía del año pasado. Al final todos los años tenemos que refrescar en nuestra memoria qué es un cap hold o los early bird rights, así que comenzaremos recordando esos conceptos que todos deberíamos conocer antes de ponernos a especular. 

  • Agente libre no restringido: Aquel que tiene libertad total para elegir su destino. Si firma con un equipo diferente, puede hacerlo por un máximo de 4 años. Si renueva con su franquicia puede hacerlo por un máximo de 5, aunque el equipo solo puede renovar a un jugador designado por ese máximo de años cada verano.
  • Agente libre restringido: Aquel que tiene libertad para elegir su destino, pero cuya franquicia anterior tiene derecho de tanteo. Esto quiere decir que pueden igualar el contrato que firme con otro equipo y obligarle a quedarse. Dwight Powell en el caso de los Mavs.
  • Qualifying Offer: Oferta por un año de contrato que debe extenderse a un agente libre restringido para que lo sea. Permite que se pueda retener al jugador. La franquicia puede retirarla de la mesa o el jugador firmarla y quedarse con ese año de contrato en cualquier momento. Ej. Powell. 
  • Límite salarial: Cantidad de salarios a partir de la cual solo se pueden utilizar excepciones para firmar agentes libres. Para la próxima temporada se proyecta que sea de $94 millones.
  • Límite de impuesto de lujo: Cantidad de salarios a partir de la cual se empieza a pagar impuesto de lujo y las normas se vuelven más restrictivas con respecto a firma y traspaso de jugadores. 
  • Apron: Considerado como un límite salarial casi duro, es una cantidad de salarios a partir de la cual se debe renunciar a excepciones salariales, sign and trades y las normas para traspasos se vuelven mucho más restrictivas. Esta cifra son cuatro millones por encima del lujo.
  • Bird Rights: Los derechos Bird se acumulan cuando un jugador pasa tres años sin cambiar de franquicia como agente libre. Por lo tanto, cuando se produce un traspaso se mantienen (Zaza Pachulia) o cuando llega a ser agente libre pero renueva con el mismo equipo (Dirk Nowitzki). Esto da a la franquicia que tiene los derechos la posibilidad de renovar al jugador por cualquier cantidad hasta su máximo incluso estando por encima del límite salarial. También permite que los porcentajes de aumento de los contratos sean más altos (hasta un 7,5% de aumento anual).
  • Early Bird Rights: Los derechos Bird tempranos son como los anteriores, pero se consiguen tras dos años. No permiten llegar al máximo, pero si renovar al jugador con un aumento porcentual de salario (hasta por un 175% de su salario anterior) a pesar de estar por encima del límite salarial. El máximo son 4 años, el mínimo 2 años, y los incrementos anuales pueden ser hasta del 7,5%. Por ejemplo: Chandler Parsons.
  • Cap hold: Muy relacionado con los dos conceptos anteriores. Se trata de una cantidad "ficticia" que se coloca en los salarios de una franquicia cuando un jugador termina contrato. Cuanto más alto sea su contrato más alta será esta cantidad. Representa los derechos que tiene la franquicia sobre ese jugador, y al mismo tiempo evita la trampa de que se pueda firmar a jugadores como agentes libres con dinero libre hasta que se acabe y después renovar a jugadores anteriores con bird rights. Estos cap holds no desaparecen hasta que el jugador firma un contrato, ya sea con esa franquicia o con otra, o hasta que la franquicia renuncia a sus derechos sobre el jugador. Si el jugador renueva, lógicamente es cap hold se sustituye por su nuevo salario una vez ha firmado su nuevo contrato.
  • Mínimo de 12 jugadores: Una plantilla tiene que constar siempre de un mínimo de 12 jugadores bajo contrato. Mientras no llegue a ese mínimo se colocan tantos cap holds por el contrato mínimo ($543,471) como haga falta hasta llegar a 12. Por ejemplo: pongamos que a día 15 de julio los Dallas Mavericks tienen a 8 jugadores bajo contrato. En ese caso, se colocarían cuatro cap holds por el mínimo  que ocuparían poco más de $2 millones en total.
  • Stretch provision: Opción añadida en el último convenio que permite cortar a un jugador y repartir el resto de su salario entre el doble de años que le quedasen pendientes + 1.
  • Mid-level exception: Una excepción que permite firmar agentes libres aunque no se tenga espacio salarial. Hay tres tipos: para equipos que han estado por debajo del límite salarial ($2,8 millones y dos años máximo), para equipos entre el límite salarial y el lujo ($5,4 millones y cuatro años máximo), y para equipos por encima del lujo ($3,3 millones y tres años máximo). 
  • Excepción bi-anual (BAE): Excepción salarial como la anterior, pero que solo puede utilizarse una vez cada dos años. No se puede utilizar si ya se ha usado la Mid-level para equipos que han estado por debajo del límite salarial o por encima del lujo (sí que se puede utilizar con la Mid para aquellos entre el límite salarial y el lujo). Su valor es de $2,1 millones y un máximo de dos años. Si un equipo usa la BAE, no puede pasar del apron en lo que resta de temporada. 
  • Sign and trade (S&T): Es una operación por la cual una franquicia firma a uno de sus agentes libres para, inmediatamente, mandarlo traspasado a otra franquicia. El jugador debe dar su consentimiento. Esto facilita que un agente libre llegue a una franquicia sin espacio salarial, o que la franquicia que lo va a perder reciba algo a cambio. Anteriormente los jugadores estaban más motivados para hacerlo, ya que de esta forma podían lograr un año más de contrato, cinco, en vez de los cuatro que se puede firmar como máximo como agente libre. En la actualidad ya no existe esa ventaja, por lo que la única motivación es que el equipo que interesa al jugador esté por encima el límite de salarios. 

Una vez explicado todo lo anterior, pasamos a la situación contractual de los Dallas Mavericks entrando a este verano.



Verde: Qualifying Offer.
Rojo: Opción de jugador.
Azul: Opción de equipo.
Morado: Contrato no garantizado.

Los jugadores con Player Options (Parsons, Nowitzki, Williams) deben comunicar su decisión el 22 de junio como tarde. Los Dallas Mavericks deben extender la Qualifying Offer a Dwight Powell como tarde el 30 de junio. 

Esa es la situación con la que entran los Mavericks al verano. Técnicamente, al menos. El cap hold de Deron Williams es un 120% de su salario anterior por no tener bird rights. El de Chandler Parsons es un 130% porque tiene early bird rights. El de Dirk Nowitzki es un 150% porque tiene bird rights. Los de Zaza y Felton llegan al 190% porque tienen bird rights y su último salario no sobrepasaba el salario medio de la liga.

Pero al final esos no son los números con los que operen realmente los Mavericks. Algunos de esos cap holds no merece la pena mantenerlos, la mayoría básicamente. Los de Deron Williams y David Lee no dan ventaja alguna porque buscarán salarios bastante más altos que requerirían que firmasen con espacio salarial. En el caso de Zaza y Felton, por lo contrario: sus cap holds seguramente sean más altos de lo que Dallas quiera ofrecerles y terminen firmando. Posiblemente también en el caso de Dirk.

Ya veremos si Charlie Villanueva vuelve a los Mavs la próxima temporada. Mi apuesta sería decir que no, pero incluso aunque terminase siendo que sí, los Mavericks renunciarían a sus early bird rights y después firmaría por el mínimo de nuevo. 

Así que, los números reales con los que creo que los Mavericks entrarán al verano, serán los siguientes: 



A eso habría que sumar el cap hold de Petteri Koponen como primera ronda no firmada (943.000). Ese cap hold se elimina en cuanto se comunica a la liga que no va a dar el salto a la NBA. Habrá que ver si este verano revisan su situación, porque el finés ha dicho varias veces que le gustaría irse a la NBA, y los Mavs podrían necesitar un base de fondo de armario que no salga muy caro. 

Hay dos contratos no garantizados. Uno parece seguro que se quedará, que es Salah Mejri. El tunecino ha terminado la temporada con buenas sensaciones, por lo que se quedará. El otro es JaVale McGee, y aquí hay más dudas. Rick Carlisle habló bien de él al terminar la temporada y dio a entender que contarían con él en verano, pero los Mavs podrían ganar casi otro millón libre cortando al pívot. Los contratos de ambos se convierten en garantizados si no son cortados antes del 12 de julio, por lo que la franquicia puede aguantar para ver si necesita ese espacio extra entonces. Jeremy Evans tiene contrato garantizado. 

En el caso de Parsons sí que conviene mantener su cap hold. Su contrato máximo ronda los $22 millones, y su cap hold es unos dos millones menor. Eso permitiría llegar a un acuerdo con él por esos 22 millones, pero seguir operando como si fuera agente libre mientras se negocia con otros, manteniendo su cap hold de casi 20 millones hasta el final. Una vez firmados el resto de jugadores con el espacio salarial, se firmaría el contrato, y se habrían ganado ese par de millones extra para ofrecer a otros. 

No tendría ningún sentido que los Mavs no ofreciesen la Qualifying Offer a Dwight Powell para convertirlo en agente libre restringido. Powell está incluido dentro de la Gilbert Arenas provision. Eso quiere decir que lo máximo que puede ofrecerle otra franquicia es un salario equivalente a la excepción media, que será de 5,6 millones. Eso es lo máximo que a Dallas le costaría su renovación en el primer año. Del mismo modo, la Gilbert Arenas provision permite que el salario con esa franquicia externa salte hasta el máximo en el tercer y cuarto año de ese hipotético contrato que firmase con otro equipo. Parece poco probable, así que Dallas debería ser capaz de asegurarse una renovación poco costosa de Powell, y realizarla, como en el caso de Parsons, al final del todo. 

Ahora, si Powell y su agente entienden que no están sacando de los Mavs lo que quieren, pueden intentar forzar su mano y firmar pronto con otra franquicia, obligando a Dallas a tomar una decisión al respecto quizás antes de lo esperado (como pronto sería el día 9 de julio, al terminarse el día 6 la moratoria y tener tres días para decidir si se iguala o no). La última vez que estuvieron en una situación similar fue con Brandan Wright en 2013. El pívot aguantó y esperó a los Mavs para terminar firmando a finales de julio un contrato beneficioso para ambas partes, por lo que se dio por hecho que había un entendimiento entre jugador y franquicia. El timing con Powell de nuevo será muy importante. 

Así pues, el camino ideal a seguir sería el siguiente: 
  1. Establecer rápidamente un acuerdo base con Dirk Nowitzki. 
  2. Llegar a un acuerdo rápido con Chandler Parsons, o conocer pronto que Parsons no va a volver. 
  3. Firmar a uno, dos o más agentes libres, propios o ajenos, por una gran parte del espacio salarial disponible (40 millones aprox. como hemos visto). Vosotros elegís las combinaciones. 
  4. Firmar a Dirk Nowitzki por el espacio salarial restante. 
  5. Firmar a Chandler Parsons si se había acordado renovación, y/o firmar a Dwight Powell aprovechando sus early bird rights.
  6. Utilizar la room exception de casi 2,9 millones en otro agente libre. 
  7. Rellenar la plantilla con mínimos y contratos no garantizados hasta llegar al máximo de 20 jugadores para el training camp. 
A especular se ha dicho, pero ahora sabiendo los números aproximados. 

-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »