Los Dallas Mavericks se clasifican para Playoffs por 15ª ocasión en 16 años



Ahora sí que sí. Los Dallas Mavericks volvieron a hacer los deberes, algo en lo que se han convertido en excepcionalmente fiables en los últimos ocho partidos, y en el partido del año respondieron como lo hace un equipo de veteranos y se impusieron a los más jóvenes y nerviosos Utah Jazz por 101 - 92 en un partido a vida o muerte para ambos. Los Mavs están en Playoffs. Ponte el avatar de los Mavsoquistas


Ni Deron Williams ni J.J. Barea quisieron perderse la cita aunque ambos estuviesen bastante mermados, especialmente el boricua. Rick Carlisle tomó una extraña decisión, que a la larga no salió mal, que fue devolver a Justin Anderson al banquillo y meter a Barea en el quinteto titular. Puede verse como un intento de emparejarse mejor con el trío Mack, Hood, Hayward; como una señal de que era un partido para veteranos y no tanto para rookies; o como que Carlisle utilizó el "cadaver" de Barea para pasearlo por la pista a lo Cid Campeador. El hecho es que tras un cuarto los Mavs ganaban de dos con 10 puntos de Dirk y ya habían llegado a ir 8 arriba. 


El segundo cuarto fue el de Deron Williams. Abucheado por los fans de los Utah Jazz que no le perdonan lo sucedido hace más de un lustro con Jerry Sloan, y hacen bien, Deron se echó al equipo a la espalda de tal forma que daba miedo que en cualquier momento esa hernia explotase y dejase toda la pista manchada. Que la sangre sale muy mal del parquet. Como en el primer cuarto, los Mavs tuvieron el control del ritmo y el mando, llegando a ir en este caso hasta siete puntos arriba, pero no cerraron bien el cuarto y se fueron 50 - 46 al descanso. 


Los Mavericks salieron al tercer cuarto preparados para abrir hueco. Empezaron con buen pie con un triple de Matthews, y le siguieron otro par de canastas de tres de Nowitzki para distanciarse hasta 63 - 52. En un golpe devastador para los Jazz se supo que Rudy Gobert no volvería a jugar en la segunda mitad, contando con un Favors tocado y sin el mejor defensor de aro. Los Mavs llegaron a ir ganando por 12 en esta ocasión, pero los Jazz no iban a rendirse por las buenas y firmaron un parcial 10-0. Wes Matthews volvió a aparecer para anotar un triple sobre la bocina de posesión a un minuto del final del periodo, Felton sumó de dos después, y Dallas entró así al último cuarto con una ventaja de 71 - 64. 


El último cuarto ejemplificó el sacrificio y el esfuerzo de equipo que vimos durante los tres cuartos y los siete partidos anteriores. Aunque sea jugando un segundo, como Zaza Pachulia, o 49 como Devin Harris, o los 12 minutos enteros, como Raymond Felton. En medio de otro despliegue defensivo impresionante, el máximo anotador del último cuarto fue Matthews con 10 puntos. La ventaja de los Mavericks varió entre los siete y la máxima, que llegó a ser de 15. Salah Mejri volvió a aparecer y, Rick Carlisle mediante, seguramente sea un jugador importante en Playoffs. Dirk hasta puso un gran tapón

Gordon Hayward hizo todo lo posible para los Jazz, acercándose a ocho puntos con menos de tres minutos por jugarse. Pero Wes estaba en su salsa y contestó con un triple que devolvía el +11 y parecía la daga. Hayward acercó de nuevo a los Jazz, ahora a seis puntos con 1:09 en el marcador. Volvió Deron con dos tiros libres sin temblor en el pulso, y el rookie Justin Anderson puso la puntilla y la sonrisa en la cara de Dirk con este mate.


Deron Williams fue el máximo anotador con 23 puntos y sumó 6 asistencias. A Dirk se le siguen dando bien los Jazz, y finalizó con un doble doble de 22 puntos y 11 rebotes. Wes Matthews fue el tercero en llegar a los 20 puntos, en su caso con 7/14 en lanzamientos de campo. Barea se quedó en 2/11 en tiros, y sin embargo tuvo un +17 en pista, el mejor del equipo. Raymond Felton sumó 10 puntos desde el banquillo y Salah Mejri 7. 

Los Dallas Mavericks están en Playoffs, y serán como mínimo séptimos. Podrían llegar a ser hasta quintos.Pero hoy lo importante es que su presencia está asegurada al 100%. Ya podemos decirlo en voz alta. Un equipo condenado hace 9 meses tras el fiasco de DeAndre Jordan. Un equipo condenado en octubre por no tener el talento suficiente. Un equipo condenado hace 15 días cuando una paliza en Sacramento les ponía tres partidos por debajo del 50%. No, no y no. Un equipo que ha demostrado que los que los condenaron estaban muy equivocados. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »