Dallas se enfrenta hoy a la primera de sus cinco finales



Llegó la hora de la verdad. Restan solo cinco partidos para que termine la temporada regular, y cada uno de ellos es prácticamente igual de importante para conseguir el objetivo de meterse en los Playoffs de la NBA. 

Pero digo "prácticamente" igual de importante porque, de los cinco restantes, hay tres que por ser contra rivales directos podemos darle una categoría aún mayor: Houston, Memphis, y Utah. Y el primero de ellos es esta noche, recibiendo en Dallas a los Houston Rockets. 

Por supuesto, ambas partes lo afrontan como la final que es. 

"Uno está en esta liga para retos como este", dijo ayer J.B. Bickerstaff, entrenador de los Houston Rockets. "Uno no llega tan lejos si tiene miedo a partidos como el de mañana". 

"Cada partido es importante", dijo J.J. Barea, el mejor jugador de la semana pasada en la Conferencia Oeste. "Cada partido, cada cuarto. El de mañana va a ser enorme". 

Por su parte, Jason Terry dijo que estuvo metiéndose en su mentalidad de Playoffs viendo vídeos de la serie de Playoffs de 2005 entre Dallas y Houston. 

Actualmente hay un partido de diferencia entre los Mavs y los Rockets. El calendario restante de los Rockets es bastante más favorable que el de los Mavericks. Si ganase Houston esta noche terminarían por asegurarse el desempate (3-1), empatarían en récord con los Mavs y tendrían todo de cara. Si ganase Dallas esta noche, esa diferencia se ampliaría a dos encuentros, se igualaría la serie a 2-2 entre ambos en temporada regular y el desempate se decidiría por mejor récord contra equipos de su misma división. 

Ese desempate sería favorable a Houston por ahora, con los Mavs obligados a ganar tanto a Memphis como a San Antonio para igualarlo potencialmente. En ese caso pasaría a decidirse por mejor balance contra la Conferencia Oeste, y parece que los Rockets también tendrían ventaja. Por lo tanto los Mavericks posiblemente no ganarían el desempate en prácticamente ningún caso, pero la victoria sigue siendo crucial para lograr esa ventaja de dos partidos con cuatro por disputarse. 

Pero no parece que vayan a poder contar con Deron Williams para la causa. Las palabras del domingo sobre Deron dieron a entender que no iba a poder jugar inminentemente, y ayer simplemente dijo que no había ninguna mejoría que comentar, por lo que debería estar descartado. Los Mavs tendrán que encomendarse de nuevo a la Bareamanía. 

Los Houston Rockets llegan al partido reforzados por la importante victoria que consiguieron el pasado domingo contra los Oklahoma City Thunder, sin la cual se hubieran complicado mucho la vida. También se encuentran en una dinámica interesante, con Clint Capela terminando con los minutos importantes contra los Thunder mientras Dwight Howard lo veía desde el banquillo. 

De cualquier manera, será un reto muy complicado para los mermados Mavericks. Tendrán que cometer muy pocos errores, que Wesley Matthews sea efectivo en su defensa contra James Harden y esperar que a Josh Smith o Beasley no le de por meter 40 puntos, que bien podría pasar. Ya sabemos que Trevor Ariza hará daño con sus triples, y tanto Patrick Beverley como Jason Terry son capaces de darles un impulso. Por no hablar de Dwight Howard, si es que está bien. En los últimos 13 partidos entre ambos, el balance es 3 - 10 favorable a Houston. Carlisle ha tenido dos días para preparar el partido, así que veremos qué botones pulsa, y ahí debería estar la baza de Dallas: Houston tiene un mayor talento, pero los Mavericks deberían estar mejor preparados y mejor entrenados. 

Después llegarán las otras cuatro finales. El viernes contra unos Memphis Grizzlies que respiran un poco después de ganar ayer a Chicago, pero que después del partido de Dallas juegan contra Warriors, Clippers y Warriors de nuevo. El domingo visitando a los Clippers y el lunes, en segunda noche de back-to-back, visitando a los Utah Jazz, quién sabe si en esa ocasión a vida o muerte definitiva. Por último, el miércoles que viene, recibiendo a los San Antonio Spurs, a sus suplentes o a su tercer equipo, pero en cualquier caso otro reto complicado.

La probabilidad de entrar en Playoffs del siguiente gráfico está calculada por un ordenador que cada día simula 10.000 veces el resto de la temporada teniendo en cuenta el calendario restante, y aunque no será del todo efectivo (en una semana los Mavs han pasado de un 37% a un 48%) sí que sirve para demostrar la cuesta arriba que tienen los Mavericks en estos cinco partidos.

Pero, al menos, la inician en el asiento del conductor.


-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »