Los Mavs aún están lejos de tocar fondo (lamentablemente)



Bueno, pues esto es más o menos lo que muchos esperaban de los Dallas Mavericks 2015-16 justo antes de la temporada. Un equipo sin una identidad definida que sufre, en cierta medida compite, pero al final termina perdiendo más partidos de los que gana. El balance actual es un 33-32, al borde del 50%, y desde el 1 de enero es 14 - 19. 

Y no, es bastante probable que estos Mavs aún no hayan tocado fondo. Ojalá lo hubiesen hecho. Eso significaría que no podrían caer más bajo, pero si echamos un vistazo a lo que viene por delante sabemos que no es así. Sus próximos 7 rivales también están en puestos de Playoffs. Por ahora ayuda que los Utah Jazz no estén mucho mejor, pero de seguir así la cosa puede ponerse fea. Muy fea. Mucho más aún. 

También hay que reconocer que quizás las primeras tres semanas de la competición hicieron que muchos fans pensaran que este era un equipo diferente a lo que es. Lo más seguro es que los Mavericks no sean ni tan buenos como entonces, ni tan malos como ahora, sino algo justo en el medio. El problema está en ver si alcanzarán al menos ese punto medio de juego antes de que termine la temporada. En cualquier caso tampoco debemos perder la perspectiva. Cualquiera de nosotros habría firmado estar en esta situación antes de la temporada. 

Pero jode, jode sufrir al equipo así. Y principalmente por lo que comentaba en el primer párrafo: estos Mavericks no tienen una identidad marcada. Los efímeros Mavs de Monta Ellis sabías que no eran capaces de defenderte, pero ellos sabían que su identidad era la de meter más puntos que tú. Los Mavericks de Jason Kidd jugaban a desgastarte durante todo el partido y a ser más listos que tú en el último cuarto y en los momentos decisivos. 

Esta temporada hemos vuelto a los Mavericks de O.J. Mayo, que lo intentarán pero no saben de qué forma pueden asegurarse un mayor número de victorias. Lo dije al principio del año: toda posibilidad de que este equipo diese guerra pasaba por labrarse una identidad de luchadores, de incordio con jugadores como Matthews, Zaza, Devin o Barea, un equipo pesado, que te lleva al barro, no tanto como los Grizzlies pero sí lo suficiente como para hacerte sudar cada punto. No ha sido así. Y aunque se vea que la química del equipo es buena fuera de la pista, dentro no se ha sabido establecer y enfocar hacia una identidad clara. 

Rick Carlisle habla sobre posibles cambios en la rotación. Alaba la profesionalidad de gente como Dwight Powell, y asegura que podría volver a la rotación. Pero por ahora lo ha hecho con la boca pequeña. No os confundáis, Carlisle para mi es el segundo mejor entrenador de la NBA, y quiero que se quede en los Dallas Mavericks 20 años más si es posible. 

Pero también tiene sus manías. Una de ella es aferrarse a sus veteranos, algo que en general le ha dado grandes resultados. Pero a veces hay que saltarse la norma y probar otra cosa. Como cuando metió a Roddy Beaubois en un partido de Playoffs casi perdido contra los Spurs y a punto estuvo de remontarlo el muchacho solo, incluso aunque Carlisle no se atreviese a dejarlo hasta el final. Como cuando, en esta ocasión sí del todo, se puso en manos de Corey Brewer para que el alero, entonces con 24 años, salvase aquel partido contra los Lakers, y quién sabe si aquella serie y algo más. 

"Tenemos que pelear hasta salir del agujero. No hay otra forma", dijo Rick Carlisle. "Tenemos que seguir en la lucha, porque la pelea va a continuar. Siempre va a haber que luchar en la conferencia Oeste por entrar en los Playoffs". 

Lo peor de todo, es ese sentimiento de que mientras los Mavs se hunden, están desperdiciando, además, las últimas grandes actuaciones de Dirk Nowitzki, anoche con 25 puntos y 10 rebotes. 

"Todo lo que puedes hacer es centrarte en el siguiente partido", dijo el alemán. "Tenemos dos días para mejorar, descansar y mantener el ánimo alto". 

Si ya lo intentamos, Dirk, pero ahora mismo es muy complicado. Tenéis que darnos algo más que eso. Porque si estar en caída libre es malo, no ver el fondo es aún peor. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »