Anderson y Powell responden a la llamada de Carlisle



Cuando en un equipo repleto de veteranos Rick Carlisle mete en el quinteto titular a Justin Anderson (rookie) y a Dwight Powell (sophomore), sabes que está desesperado. Medidas desesperadas para momentos desesperados. Y que a veces funcionan. 

Porque en un segundo partido de back to back en Denver, probablemente una de las combinaciones de palabras que menos quieren leer los equipos al descubrir su calendario de la temporada, y contra un equipo con mejor trayectoria en las últimas semanas y que ya ganó a Dallas hace menos de un mes, los Dallas Mavericks respondieron tras la paliza recibida el día anterior en Sacramento ganando en Denver por 97 - 88. 

Y tanto Justin Anderson como Dwight Powell tuvieron gran parte del mérito. Para empezar, su velocidad y su atletismo beneficiaron inmediatamente a la defensa, que encajó menos de 90 puntos por primera vez desde finales de enero. Los Mavs bajaron el ritmo del juego a menos de 90 posesiones, con ataques más lentos y elaborados, y cambiaron su estrategia de que solo el pívot se quedase al rebote ofensivo, permitiendo a Powell y Anderson quedarse al acecho en el tablero rival, lo cual produjo 15 puntos en segundas oportunidades. 

Precisamente el control del ritmo y del balón seguramente fuese el mayor factor en la victoria. Dallas anotó solo un 40,9% de sus lanzamientos, pero tan solo cometió tres pérdidas, récord de la franquicia, comparadas con las 21 de Denver. Esa diferencia siempre te va a dar una victoria. 

El cambio de quinteto sin Deron Williams, sobre el cual se esperan aún noticias (los Mavs ya deberían tener los resultados de esa resonancia), dio un mayor equilibrio a la rotación de los Mavs. El damnificado fue David Lee, que apenas jugó cuatro minutos, así como Salah Mejri, que no jugó. El beneficiado, además de los jóvenes, fue J.J. Barea, tomando el control desde el banquillo y terminando con un doble doble de 18 puntos y 11 asistencias. 

"Sentí que en este momento tenemos que dejar claro que cualquier cosa que no sea tu mejor esfuerzo y tu mayor energía es inaceptable", dijo Rick Carlisle después después del partido. "Estos dos chicos juegan duro pase lo que pase. Y hoy cumplieron". 

Pero su aportación no se quedó únicamente en energía y capacidad atlética. Dwight Powell consiguió su career high con 16 puntos, a los que sumó 7 rebotes y 2 robos. Además fue una parte clave del ataque de Dallas en el último cuarto, con 10 puntos y 5/5 en lanzamientos. Justin Anderson sumó 11 puntos, 4 rebotes y 2 tapones, además de una defensa todoterreno. Su producción ayudó a disimular una noche floja de Nowitzki (10 puntos en 33 minutos). 

"Powell ha sido víctima de estuviésemos con todos estos hombres altos veteranos", explicó Carlisle. "Era el momento de tener otra oportunidad". 

"Olvida el hecho de que es un rookie", dijo Carlisle sobre Anderson. "Está cumpliendo. Está cumpliendo con un juego simple pero duro, y haciendo lo que sabe. Se ha ganado el respeto de sus compañeros, y se ha ganado el respeto de los entrenadores también". 

A pesar de sus idas y venidas en la rotación, ambos jugadores aseguran tener plena confianza en su entrenador. 

"Definitivamente tengo confianza en el entrenador y en sus decisiones", dijo Powell. "Entiendo que busca lo mejor. Hemos hablado de ello y me dijo que estuviese preparado, y algunas cosas específicas en las que debía trabajar". 

"Fácilmente podría decir cosas como que podría haber estado haciendo esto durante todo el año, ¿pero quién quiere un compañero así?", dijo Anderson. "¿Quién quiere entrenar a alguien así? Eso no está en mi ADN. El entrenador sabe lo que está haciendo con mi desarrollo, y confío en él". 


La carrera por los Playoffs



Con esta victoria los Dallas Mavericks empatan con los Houston Rockets en el octavo puesto del Oeste. Los Utah Jazz dieron una paliza anoche a Los Angeles Lakers, mientras que los Portland TrailBlazers ganaron a unos Sacramento Kings que prácticamente les regalaron la victoria dando descanso a Rondo, Cousins y Gay. 

Los Houston Rockets juegan hoy contra Cleveland, pero LeBron James descansará, veremos si Kyrie Irving juega como contra Dallas en la noche de descanso anterior de LeBron. Los Mavs recibirán mañana a los New York Knicks y después visitarán a los Detroit Pistons, que se juegan los Playoffs, y a los Minnesota Timberwolves, un equipo flojo pero también un emparejamiento que no ha resultado demasiado favorable en los últimos años.  
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »