Minnesota Timberwolves 101 - 128 Dallas Mavericks (Crónica)



En esta ocasión sí, los Dallas Mavericks hicieron los deberes y no se complicaron la vida contra los Minnesota Timberwolves, a los que ganaron por un claro 101 - 128. 

Pese a que fueron varios los jugadores que estuvieron a un alto nivel de intensidad y rendimiento, sin duda alguna fue Chandler Parsons quien lideró a los Mavs a la victoria con otro de sus mejores partidos de la temporada, sumando 29 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias con 10/15 en tiros de campo. Parsons lleva ya más de un mes a alto nivel, pero sigo teniendo la sensación de que Rick Carlisle aún no quiere darle por completo las llaves del ataque, sino que sigue prefiriendo tener a cuatro jugadores promediando 15 puntos antes que a uno por encima de los 20. 


Por una vez, y esto sí que es noticia, los Mavericks comenzaron el partido mordiendo, agresivos, corriendo ante unos Wolves que estaban en segunda noche de back-to-back y comenzaron fríos. Desde el primer momento, con una defensa zonal que Minnesota tuvo problemas para leer, los Mavs establecieron una cómoda ventaja que mantendrían durante buena parte del partido. 

En el segundo cuarto los Wolves se acercaron y durante varios minutos pareció que podrían convertir el encuentro en un duelo interesante, pero no fue más que un espejismo. Especialmente en el tercer cuarto los Mavericks volvieron a meter una marcha más y a dejar atrás a Minnesota, de nuevo con Parsons y también con el acierto exterior de Matthews como protagonistas mientras Dirk Nowitzki y Deron Williams descansaban con problemas de faltas. 

El último cuarto fue un mero trámite, doce minutos de la basura que sirvieron para que Carlisle probase, para variar, con un quinteto grande con tres interiores y Justin Anderson como escolta, y para que viésemos tanto al rookie como a Dwight Powell, algo que me parece que tendremos que ir acostumbrándonos a que pase pronto en lo que resta de temporada. Al menos que haya minutos intrascendentes para que sigan haciendo cosas como esta. 


Ninguno de los jugadores de los Mavericks pasó de 27 minutos, por lo que esta noche no habrá excusa por estar en segunda noche de back-to-back contra Orlando (y, de hecho, espero también algo de agresividad por la reciente y dolorosa derrota contra los Magic). SÍ, ESTÁ EQUIVOCADO, EL PARTIDO CONTRA ORLANDO ES MAÑANA - AÑO BISIESTO. 

Además del ya mencionado Parsons, Wesley Matthews terminó con 15 puntos, y tanto Deron Williams como David Lee estuvieron cerca del doble doble, el primero con 10 puntos y 9 asistencias y el segundo con 13 puntos y 9 rebotes.

Los Dallas Mavericks tendrán que seguir aprovechando esta racha más favorable, sobre todo teniendo en cuenta que los Portland Trail Blazers no parecen querer aflojar el ritmo. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »