Matthews: "Es una de las derrotas más vergonzosas en las que he participado"



Nunca seré alguien que sobre reaccione a un único partido o resultado, y menos contra los San Antonio Spurs, pero es bastante evidente que los Dallas Mavericks se encuentran en su punto más bajo de la temporada. Son tres derrotas consecutivas, han perdido seis de los últimos nueve partidos, y la última ha sido una paliza por 26 puntos de los Spurs, que al descanso ganaban por 36 puntos, nuevo récord negativo de la historia de los Mavericks.

"Ellos llevan siendo uno de los mejores equipos durante toda la temporada y una de las mejores defensas", dijo Dirk Nowitzki. "Nunca estuvimos a la altura, siempre íbamos un paso por detrás, creo que jugamos más duro en la segunda mitad pero obviamente ya perdíamos de mucho. Si sigues perdiendo de 30 contra el mismo equipo, sí, parece que hay una diferencia entre ambos". 

"Siendo un rival de división, uno pensaría que íbamos a salir más duros", dijo Deron Williams. "Pero ellos lo quisieron más. Salieron y golpearon primero, jugaron más duro y nos hicieron parecer idiotas". 

"Nosotros jugamos muy mal en la primera mitad y ellos muy bien. Obviamente no salimos con la fuerza suficiente, y la mayor parte de la culpa debería ser para mí por no tener a los chicos listos para competir desde el comienzo", dijo Rick Carlisle. 

Lo siento Rick, ya no cuela, es la segunda o tercera vez que utilizas la carta "la culpa es mía por no tenerlos preparados" esta temporada. Solo se permiten tres usos por temporada y ya los has gastado. Y la culpa de anoche se debe repartir desde el último de los entrenadores asistentes, hasta el último de los jugadores. 

"Teníamos un público que estaba listo para entrar fuerte, pero no respondimos bien al principio", continuó Carlisle. "La segunda mitad fue mejor, pero en ese punto estás en un gran agujero y es difícil. Tuvimos una mala noche, pero tenemos que tirar de la cadena y estar listos para mañana. Eso es todo lo que puedo decirte. Ellos son un gran equipo, y nosotros tenemos que trabajar mucho más duro. Tan simple como eso". 

"Simplemente, nos han pateado el culo. Probablemente sea una de las derrotas más vergonzosas en las que he participado a cualquier nivel", sentenció Wesley Matthews. "Lo bonito de la NBA es que tenemos otra oportunidad mañana - memoria corta".

Lo feo de la NBA es que las dos siguientes oportunidades para los Mavs son contra Memphis Grizzlies y Utah Jazz, dos de los equipos más en forma de la liga. 

Quizás la realidad esté alcanzando a los Dallas Mavericks y a sus fans. Esa que dice que son un equipo con muchos agujeros, construido como solución de emergencia, y que debería sufrir y trabajar mucho para entrar en Playoffs. En estas líneas desde el principio hemos insistido en que para que esta plantilla tenga cierto éxito debía partir todo de su intensidad, de llevar los partidos al barro y ganar por tener más ganas que el rival, pero eso no lo vemos por lo menos desde la derrota contra Cleveland hace casi un mes.Puede que el haber estado media temporada cómodamente en puestos de Playoffs les haya hecho pensar que pueden ganar simplemente a base de calidad. 

Habrá quien diga que los Mavs tienen que hacer un traspaso. Primero, hay que pensar más allá de la temporada actual. Está bien competir este año, y se está haciendo má de lo que muchos pensaban en verano, pero el futuro debería seguir siendo la parte prioritaria. Segundo, aquí están los objetivos realistas de traspaso, y hay poco o nada que los Mavericks puedan ofrecer. 

La Conferencia Oeste comenzó muy floja la temporada, pero poco a poco está subiendo cada vez más el ritmo, y los Dallas Mavericks están en riesgo de ser arrollados si no son capaces de ponerse a su misma velocidad.
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »