Los Mavs consiguen una muy necesitada victoria en Memphis (OT)



Hace dos días dijimos que los Dallas Mavericks necesitaban ya una buena victoria contra un buen rival del Oeste. Después de la derrota abultada contra los Spurs, Wesley Matthews decía que lo bueno es que tenían inmediatamente otra oportunidad. Y en el momento en el que quizás más necesitaban una victoria de toda la temporada, los Mavericks respondieron con una muy luchada victoria en Memphis contra los Grizzlies por 114 - 110 en la prórroga

Los Mavs llegaban al partido con tres derrotas consecutivas, y bajo el riesgo de perder cuatro seguidos por primera vez en la temporada. No ganaban a un equipo del Oeste con balance positivo desde el 30 de diciembre contra los Warriors sin Curry. Los Jazz y los Blazers se habían puesto a 2 y 2.5 partidos respectivamente después de estar a alrededor de 5 durante la mayor parte de la temporada.

El comienzo fue malo, con Memphis saltando a una ventaja de 8 puntos temprano, pero los Mavericks respondieron pronto. Con Chandler Parsons y Deron Williams como líderes, remontaron y durante el segundo cuarto jugaron mucho mejor que Memphis, lo que llevó a una ventaja de dos puntos al descanso.

En los primeros seis minutos del tercer cuarto por momentos dio la impresión de que Dallas se podía escapar. La defensa era buena y el movimiento del balón preciso y certero. Los Mavs se pusieron con 8 puntos de ventaja, pero los Grizzlies despertaron, metieron al público en el partido, y remontaron, entrando al último cuarto un punto por encima.

Durante todo el partido Zaza, Dirk y Powell, con Parsons esporádicamente, sufrieron horrores defendiendo a Zach Randolph y Marc Gasol. Pero con el paso de los minutos fueron desgastándose y su efectividad bajando. Sorprendentemente, o no tanto por su odio confeso a los Mavs, Matt Barnes fue el peor incordio desde fuera de la zona con 17 puntos y 5/7 en triples. Conley, aunque fue efectivo y metió después un triple doloroso, apenas impactó en el juego. Lo de Tony Allen fue como para echarse al llorar.

En el último cuarto de nuevo volvimos a la dinámica del tercero. Solo que en este caso el control de los Mavs duró hasta que restaban 3:30 para el final, cuando ganaban de 8 puntos. Los Grizzlies remontaron, culminando con un triple de Mike Conley que forzaba la prórroga.

Pero estos Mavericks de Rick Carlisle se mueven como pez en el agua en el tiempo extra. Desde el principio fueron los agresores, con dos triples casi consecutivos de Parsons.



De nuevo los Grizzlies trataron de responder, pero no fueron capaces de encontrar una solución para la defensa zonal que propuso Carlisle durante los últimos minutos. Al final los Mavs se llevaron la victoria por 114 - 110 y elevaron su récord a 6-1 en prórrogas este año.

Los Dallas Mavericks respiran un poco más tranquilos, pero no habrán hecho todo el trabajo si no ganan a los Utah Jazz el martes en casa. Los Jazz marcan ahora mismo la última plaza de puestos de Playoffs del Oeste, prácticamente pegados a Houston y con los Blazers pegados por detrás. Con una victoria, los Mavs pueden pasar el parón del All Star mirando hacia arriba y a la posibilidad aún de luchar la quinta plaza a Memphis. Una derrota, y tocará mirar hacia abajo y a intentar asegurar la sexta plaza o, incluso, los Playoffs.

Un par de notas más:
  • Puede que hayan sido los 26 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias menos vistosos de Parsons de lo que va de temporada. Su impacto fue notable en la primera mitad con 15 puntos al descaso, y obviamente sus dos triples en la prórroga fueron claves. Pero en la segunda mitad no se le vio apenas. Y no es una crítica: el balón no estuvo en sus manos, sino en las de Williams. 
  • Lo bueno fue que Deron Williams también tuvo un buen partido con 22 puntos, 11 asistencias y 0 pérdidas. ¿Sabéis lo difícil que es que un base que lanza 20 veces a canasta y reparte 11 asistencias no cometa una sola pérdida en casi 38 minutos de juego? 
  • Dirk Nowitzki, bastante silencioso pero clave. 18 puntos, 7 rebotes y la canasta que puso a los Mavs +3 y decantó la balanza en la prórroga.
  • Raymond Felton puede que sea el mejor base suplente de los Mavs, y por los contratos de Devin y Barea quizás se vean obligados a dejarlo marchar en verano. Mientras, #ContractYearFelton también puso su granito de arena con 16 puntos, 7 rebotes y un robo clave.
  • Wesley Matthews no tuvo precisamente uno de sus peores partidos. De hecho, un 2/3 en triples y con su defensa puede considerarse un paso adelante para salir de su agujero. Pero Rick Carlisle decidió, acertadamente según se vio, apostar por Felton en los minutos decisivos. 
  • Buen partido del rookie Justin Anderson, de nuevo. Aún mucho por trabajar en su lanzamiento pese a meter otro triple importante, pero su intensidad, su capacidad defensiva y su lucha en el rebote volvieron a ser un plus. También estuvo bien Powell dentro de sus capacidades. Obviamente no tiene el físico para aguantar a Zach Randolph, pero dentro de lo que cabe hizo una buena defensa y cumplió con lo que tuvo en ataque. Por ahora, no hay motivos para que sea necesario que Charlie Villanueva esté en la pista. 
  • De quien sí pudimos disfrutar es de Ryan Hollins. Esta temporada en los Grizzlies, Hollins metió cuatro puntos para empezar. Si vino arriba, y después lo más relevante que hizo fue convertir una falta de lanzamiento a Felton en un 2+1 por colgarse innecesariamente del aro, a lo que añadió otro tiro libre gratis por una técnica por protestar la jugada, porque, aparentemente, no entiende que no te puedes colgar del aro en defensa cuando el rival está lanzando a canasta. No cambies nunca, Ryan. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »