Los Mavs se estrellan contra 2016



Los Dallas Mavericks llevaban cuatro victorias consecutivas, habían ganado a los incluso sin Curry poderosos Warriors, y de repente llegó el cambio de año. 

"Ganas un par de partidos, empiezas a sentirte bien", dijo Nowitzki, "y en un plazo de 24 horas sientes que has tocado fondo. Así funciona esta liga". 

¿Año nuevo, equipo nuevo? Los Mavericks han vuelto a su peor versión en los dos primeros partidos de enero. Sorprendentemente no en el apartado de las pérdidas (11 de media entre ambos partidos), pero sí en lo demás: 39,8% en tiros de campo, 30,4% en triples, permitiendo 105,5 puntos y un 52% en tiros de campo. Todo ello para comenzar lo que posiblemente sean los 31 días naturales más complicados de la temporada. 

"Oh no, ¿nos va a contar otra vez lo duro que es el mes de enero?", diréis. 

Qué bien me conocéis. 

De los 16 partidos restantes de enero, 9 son fuera de casa, incluyendo tres rachas de tres partidos fuera y cinco back-to-backs si contamos el del 31 de enero y 1 de febrero. Nadie en la conferencia Oeste tiene tantos este mes. La única compensación del calendario será una racha de tres partidos consecutivos en el AAC del 18 al 22. Los rivales incluyen a los Cleveland Cavaliers, Oklahoma City Thunder (en dos ocasiones), Chicago Bulls, San Antonio Spurs, Houston Rockets y Golden State Warriors.

En una relación dificultad / viajes fuera de Dallas, ninguno de los meses restantes ni de los disputados hasta ahora llega a ese nivel. De ahí mi insistencia en lo que llevamos de temporada de que, todo lo que sea salir de enero con algo mejor que un 50% de balance, es buena noticia. 

Desde el 28 de enero hasta el 22 de marzo, 55 días naturales, los Mavericks juegan 22 partidos, de los cuales 16 serán en casa (por 6 fuera) y con solo tres b2b. De esos 22 encuentros la mitad, 11, serán ante rivales que en estos momentos ocupan puestos de Playoffs. Parsons, Matthews y McGee llevarán ya entre tres y cuatro meses jugando, y salvo que haya otras lesiones ahí es cuando los Mavericks deben despegar de verdad.

Aunque haya crítica de por medio, siempre predicaré la paciencia, eso nunca va a cambiar. Como diría más o menos el bueno de Preciado, "ni hace dos días éramos el Leverkusen, ni ahora somos la última mierda que cagó Pilatos". Ahora, viendo el inicio de año que nos han "regalado", más vale que pasen ya los "flu-like symptoms" del año nuevo y se pongan las pilas, o la cuesta de enero se puede hacer muy dura. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »