¡Que vienen los Warriors! (con Curry como duda)



La NBA hizo un gran favor a los Dallas Mavericks atrasando tanto su primer enfrentamiento con el Imperio / Primera Orden de la liga, pero tarde iba a llegar el momento: los Golden Sate Warriors ya están en Dallas para enfrentarse a los Mavericks. 

Los Mavs no están en un estado excelente, pero tampoco llegan precisamente en mal momento, con tres victorias consecutivas y tratando de ganar confianza en su pista. La victoria contra los Chicago Bulls hizo ganar moral a los de Rick Carlisle, que después cumplieron contra los Milwaukee Bucks. 

Aún desconocemos si podrá jugar o no Deron Williams. El propio jugador dice que es day-to-day por sus molestias en el cuádriceps, y seguramente no sepamos si estará presente hasta un rato antes del encuentro. Ningún jugador querría perderse un duelo con el mejor equipo del año, pero al mismo tiempo, y siendo realistas, tampoco sería la fecha más indicada para arriesgar, en una derrota probable.

Editado: Deron Williams no jugará esta noche. 

Delante estarán los Golden State Warriors, su balance 29-1, mejor récord de la historia tras 30 partidos, y su intención de desafiar al mítico 72 - 10 de los Chicago Bulls de Michael Jordan. Salvo sorpresa el trofeo de MVP ya tiene como poco el "Stephen" de Stephen Curry grabado, y ahora mismo parece que solo los San Antonio Spurs pueden plantarles cara. Incluso perdiendo esta noche tendrían asegurado haber sido el mejor equipo de la historia en un año natural. 

"Steve Jobs ha cambiado la forma en la que vivimos, como Bill Gates. Stephen Curry está cambiando la forma en la que se va a jugar a esto en el futuro", dijo Rick Carlisle. "Estoy seguro de ello, esto es histórico. Los entrenadores y los niños van a ver de forma diferente este deporte, va a tener una gran influencia. Es muy excitante ver jugar a Curry... y muy preocupante tener que planificar un partido contra él".

Una de las claves podría estar en bajar el ritmo del partido. Los Golden State Warriors tienen casi el 18% de sus posiciones en transición ofensiva, y los Dallas Mavericks tienen una de las peores defensas al contraataque de la liga. Al mismo tiempo, los Mavs poseen el cuarto mejor ataque de la liga en rating ofensivo en juego en estático. Dallas viene de empatar su récord de franquicia con solo 4 pérdidas contra los Bucks. Estar cerca de esa cifra otra vez sería un buen comienzo.

Otra ayuda podría venir desde la enfermería. Harrison Barnes y Leandro Barbosa son bajas aseguradas. Draymond Green y Festus Ezeli no entrenaron ayer por molestias en el tobillo y en el pie, respectivamente. Y tampoco entrenó Stephen Curry por unos problemas que lleva días arrastrando en el gemelo. Esas molestias no le impidieron lograr un triple doble el lunes, pero también se llevó un golpe en ese partido, y Luke Walton dijo ayer que podría darle un descanso en Texas (los Warriors visitan mañana a los Rockets).

"Es posible que no juegue en uno o en los dos partidos", dijo Walton. "Probablemente tomemos la decisión antes de los partidos según cómo se sienta. Él quiere jugar, incluso en el último partido cuando estaba cojeando no quería salir de la pista". 

Los Dallas Mavericks tendrán que tirar de la intensidad que reencontraron contra los Bulls y de un esfuerzo de equipo para conseguir la improbable victoria esta noche, pero todo está listo para que hoy los Golden State Warriors pierdan su segundo partido de la temporada. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »