Dirk Nowitzki, historia viva



De entre todos los siete pies que han pisado las canchas de la NBA en las últimas dos décadas, Dirk Nowitzki y Shaquille O’Neal probablemente sean dos de los más antagónicos.

Uno ágil, capaz de anotar desde cualquier parte y uno de los mejores lanzadores de la historia; el otro pesado, fuerte, intimidante y uno de los anotadores más dominantes en la zona que se haya visto jamás. Todos sus compañeros coinciden en indicar que Nowitzki es un ejemplo de trabajo y sacrificio por su juego; O’Neal fue señalado entre otros por Kobe Bryant y Phil Jackson por una falta de ética de trabajo que le impidió ser un jugador aún mejor. En común, el temor creado en las defensas rivales, su instinto asesino dentro de la pista, y su gran sentido del humor fuera de ella.

Puede que muchos fans de los Mavericks guarden un mal recuerdo de Shaq por las Finales de 2006 en las que Dallas cayó ante Miami. Es cierto que Dwyane Wade es y será siempre el foco de las frustraciones de los fans de los Mavs con aquella serie, pero Shaquille O’Neal jugó también un papel muy importante. Él, sin embargo, quiso acordarse de Nowitzki al hablar de aquel campeonato.

Puedes leer el artículo completo en Mavs.com.
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »