Rick Carlisle: "No deberíamos haber hecho el traspaso de Rondo"



Los Dallas Mavericks ya están en Sacramento. Allí jugarán contra los imprevisibles Kings (m´sa o menos previsibles dependiendo de si juega DeMarcus Cousins o no) y contra un jugador que dejó una de las peores vivencias en Dallas de los últimos años: Rajon Rondo. 

Por si a estas alturas alguien desconoce la historia, Rondo llegó a Dallas mediante traspaso en diciembre de 2014. Nunca llegó a encajar en los Mavs, tuvo sus más y sus menos con Rick Carlisle, y al final desconectó en mitad de la serie de Playoffs contra los Houston Rockets, con lo que los Mavericks lo apartaron del equipo con la excusa oficial de que sufría una lesión en la espalda. En verano los Kings fueron los únicos que apostaron por él, pero nadie quiso hacerlo con un contrato alto ni de más de un año. 

Parece que Rondo tiene un esquema hecho a su medida en Sacramento, y eso se está reflejando en sus números hasta ahora, promediando 12,4 puntos, 11 asistencias y 7,3 rebotes por partido, lanzando con un 44,3% de acierto en tiros de campo y un 35,7% en triples que supondría la mejor marca de su carrera. También es cierto que está jugando ocho minutos más que en Dallas (36 minutos de media), que su porcentaje de tiros libres es un 37,5%, y que sus números no se están traduciendo en tantas victorias de los Kings como seguramente a él le gustaría (6-12 de balance). 

Rondo asegura que el partido contra Dallas no tendrá nada de especial. 

"No es como si fuese Boston, no es nada importante", dijo Rondo al Sacramento Bee. "Es diferente. Boston siempre será especial. Dallas fue solo una parada en boxes en mi carrera. Estuve allí menos de cinco meses, fue todo muy rápido. Tengo buenas relaciones en esa organización pero no fue mi mejor época". 

Pero si que hay mucha gente con esta fecha marcada en el calendario, y si conocemos a Rondo, sabemos que cuando los focos van a estar sobre él, tiende a dar un extra. Quizás también veamos la misma motivación de Deron Williams, el sustituto de Rondo en el quinteto titular de los Mavericks, y con quien se verá las caras esta noche en lo que podría ser un bonito duelo. 

Mientras tanto, Rick Carlisle fue muy sincero ayer sobre lo que opina del asunto Rajon Rondo. El entrenador de los Dallas Mavericks no tiene remordimientos por cómo se manejó la situación, aunque sí que reconoce que deberían haberse mantenido alejados de aquel traspaso. 

"Escucha, todos lo hicimos lo mejor posible para intentar que funcionase. Fue un reto", dijo Carlisle a ESPN. "Volviendo atrás en el tiempo, es un traspaso del que tendríamos que habernos mantenido alejados, por el bien de ambas partes. Es un traspaso que no deberíamos haber hecho. 

Creo que todos nos damos cuenta de eso ahora, pero cuando haces un traspaso así tienes que hacer todo lo posible para que funcione. Aprendí mucho con él e intentando ser creativo para utilizar sus habilidades. Es un jugador muy talentoso y está teniendo un gran año, lo que no es una sorpresa". 

Carlisle y Rondo chocaron sobre todo en la cancha, con una gran bronca en la pista y la incapacidad de encajar al base en el esquema de los Mavericks, que no podía sobrevivir con el poco respeto de las defensas al lanzamiento exterior de Rondo y Monta Ellis. Pero es agua pasada, según Carlisle. 

"En este punto todo el mundo ha pasado ya página", dijo Carlisle. "Todo el que conociese a Rondo sabía que iba a recuperarse con un año monstruoso este año, George Karl ha hecho un trabajo brillante y se ha colocado en posición de aspirar a un contrato máximo el verano que viene". 

Mark Cuban se toma el fallo del traspaso con filosofía. 

"A veces pasan mierdas, ¿verdad?" dijo Cuban recientemente. "Hay muchos riesgos que he tomado y han funcionado bien. Pero no todos van a funcionar". 

Sin embargo Carlisle insiste en que no se debió hacer aquel traspaso. Conviene recordar que en aquellos meses ya se rumoreó que el entrenador estaba en contra del traspaso, algo que parece confirmarse. 

"No me arrepiento por cómo hicimos las cosas", continuó Rick. "Simplemente, si lo piensas el traspaso tenía muchas señales de alerta. Deberíamos habernos mantenido alejados de ello. Nosotros encajábamos peor para él que él para nosotros. Teníamos un equipo de penetradores, él necesita lanzadores. Ahora tiene a un pívot que lanza, tiene a aleros que pueden lanzar, y George le ha dado las llaves del equipo. Nosotros no teníamos suficientes lanzadores a su alrededor. 

No se puede culpar a Rondo de lo que pasó. Intentó que todo funcionase. El final fue duro, pero sabía que lo superaría y jugaría genial, cosa que está haciendo". 

Por cierto, que alguien le recuerde a Rick que, oficialmente, ahora ese movimiento se conoce como "el traspaso de Powell".
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »