Deron Williams, de reputación: coach killer



Deron Williams ha salido por la puerta de atrás de las dos franquicias para las que ha jugado. En Utah sus problemas con Jery Sloan le llevaron a ganarse la fama de "coach killer". En Brooklyn decidieron negociar una rescisión de su contrato antes de tenerle las dos próximas temporadas, con grandes enfrentamientos entre el base y tanto Avery Johnson como Lionel Hollins. 

El ex preparador físico de los Jazz Lyle Mason ha hecho un repaso a sus años en Utah en una entrevista con el Salt City Hoops, y no deja a Williams en muy buen lugar que digamos. 

Cuando llegó Deron era un jugador muy habilidoso, y los entrenadores le compararon con Chris Paul - podíamos elegir a uno o al otro - y Jerry se decidió por Deron por su tamaño, su fuerza y ausencia de lesiones. Pensaron que podría ser algo mejor que Chris, aunque les gustaban ambos. Empezamos a jugar y era un jugador excepcional. PERO, el conflicto entre las personalidades del entrenador y la suya fue creciendo, y al final fue imposible que los dos continuasen. Cuando el entrenador dimitió la gerencia aun así decidió que lo mejor era mandarle a otro sitio.
Deron era todo lo contrario a Stockton: no podía soportar que el entrenador mandase jugadas. Quería decidir él todas las posesiones. Nunca entenderé por qué era tan problemático para él, hasta el punto que el entrenador mandaba una jugada y él otra, algo que siempre hacía. Eso fue lo que les separó, que Deron decidió que no necesitaba un entrenador, y Jerry obviamente pensaba de otra forma.
Deron, en mis interacciones con él siempre fue muy amable, muy amigable, y de hecho aún le considero un amigo. 

Deron y Jerry Sloan tuvieron una última gran bronca en el descanso de un partido en febrero de 2011, momento en el que el mítico Sloan decidió que no quería volver a entrenar, en parte porque pensaba que la franquicia escuchaba más al jugador que a él. Finalmente ese mismo año los Jazz traspasaron a Deron a Brooklyn (entonces New Jersey). 

Cuando Avery Johnson fue despedido de los Nets en diciembre de 2012, todos los dedos apuntaron de nuevo a Deron Williams. El entrenador y el jugador habían tenido sus más y sus menos en público, llegando Williams a negarse a jugar en un partido poniendo una lesión con la que había estado jugando como excusa, y aunque tanto Avery como Billy King le defendieron, quedó la percepción de que Deron había empezado a ignorar a Johnson, llevando a su despido final. 

Con Jason Kidd no parece que hubiese problemas, seguramente porque ambos son grandes amigos y Kidd era el ídolo de la infancia de Deron. Pero cuando Kidd se marchó a Milwaukee y llegó Lionel Hollins acompañado de Paul Pierce y Kevin Garnett, volvieron los problemas. 

Muy conocida fue la rajada que se pegó Pierce con respecto a Williams. A través de ESPN: 

"Antes de llegar aquí, veía a Deron como un candidato al MVP", dijo Pierce. "Pero una vez le conocí sentí que no quería ser eso. Que no lo quería. Creo que le pudo la presión a veces. Era su primera vez en el foco nacional. Los medios en Utah no son iguales que en New York, y eso puede con algunos. Creo que eso realmente le afectó".

Una vez se confirmó su salida de Brooklyn, Chris Mannix hizo un repaso a sus años en los Nets. Como podéis maginar, tampoco salió bien parado.

Williams era un puzzle que nadie fue capaz de resolver. Paul Pierce lo intentó, con sus esfuerzos evolucionando desde cenas privadas para incrementar la confianza de Williams a alabanzas en los entrenamientos. Lionel Hollins lo intentó, según confirman varias fuentes, pero una de las series terminó con Williams siendo separado físicamente. Para ser justos, Hollins no se cubrió de gloria precisamente: su charla motivadora consistió en soltar todas las razones por las cuales Williams se ha caído del grupo de mejores bases de la liga, según fuentes familiares con la confrontación. El sensible Williams no pudo soportarlo. 

Para ser justos también, el propio Lionel Hollins defendió a Deron, restándole importancia a sus enfrentamientos. 

"Si no tienes confrontaciones, entonces no estás entrenando", dijo Hollins al New York Daily News. "Si la gente piensa que Deron se ha marchado por algo que pasó entre nosotros, entonces también debería haber cortado a Zach Randolph. A Tony Allen. A Marc Gasol. A Rudy Gay. Debería haber cortado a Mike Bibby y a Big Country Bryant Reeves cuando estaba en Vancouver". 

Después de jugar para cuatro entrenadores diferentes en las últimas cinco temporadas, Deron llega a unos Dallas Mavericks que le necesitan. Pero, como ya escribimos, él también necesita a los Mavs. Y va a tener que encajar con Rick Carlisle si quiere que la temporada vaya bien. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »