Previa del Draft: aleros

El próximo jueves se celebra el Draft de la NBA, y ha llegado la hora de diseccionar a los principales candidatos a ser elegidos con el pick 21 de los Dallas Mavericks. En los próximos días lo haremos por posiciones. Hoy, los aleros.

Primera parte: los guards.

El podcast de D-Mavs, episodio 2: previa del Draft. 


*Wingspan = envergadura
*Sprint = el tiempo que tarda en recorrer tres cuartas partes de la pista.
*True shooting % = porcentaje de tiro real, estadística avanzada que valora triples, tiros de dos y tiros libres dando una valoración diferente a cada uno. Un triple vale más que una canasta de dos, y esta más que un tiro libre.
*En el playermetrics de NBA.comse comparan con Klay Thompson.

Sam Dekker



Edad: 21 años
Posición: alero
Altura: 6'9
Peso: 219 lbs
Wingspan: 6'10 pies
Sprint: 3,28 segundos
Estadísticas: 13,9 puntos (52,5% FG, 33,1% T3, 70,8% TL). 5,6 rebotes, 1,2 asistencias. True shooting %: 60,5%.
Ha entrenado con los Mavs: No que se sepa. 

Puntos fuertes: Quizás lo mejor que se pueda decir de él es que de entrada no pensaba incluirle entre las opciones al verle fuera del alcance de los Dallas Mavericks, pero en el último mock de DraftExpress ha caído al pick 20 con la subida de R.J. Hunter y Kelly Oubre. La comparación con Chandler Parsons o Gordon Hayward es muy evidente. Dekker es un alero polivalente y que aporta en muchas facetas, a pesar de no ser excelente en ninguna de ellas. En todos los aspectos tiene las piezas necesarias para ser un jugador de rol perfecto. Es inteligente, capaz de lanzar, distribuir o penetrar con efectividad, y en defensa se beneficia de su inteligencia y su buena disposición. Dentro del top 100 de DraftExpress tiene el porcentaje de pérdidas más bajo. Es el típico jugador favorito del entrenador. 


Puntos débiles: Le falta consistencia en su lanzamiento exterior. Tras un buen primer año en Wisconsin, en los dos siguientes su porcentaje bajó y se quedó en un 34,8% en su carrera universitaria. Preocupante es también que en ninguna de sus tres temporadas alcanzase el 71% de acierto en tiros libres. Y lo peor es que no parece tener una mecánica definida, cambiándola de vez en cuando, por lo que podría necesitar remodelarla entera. Existen dudas sobre si será capaz de crear ataque con el paso a la NBA, sobre todo en situaciones de pick and roll y aclarados. Es buen atleta y no tiene miedo al contacto, pero su envergadura no pasa de la media para su puesto y le cuesta finalizar contra hombres altos en la zona. Por saber hacer de todo un poco pero un mucho de nada, su techo está en ser jugador de rol a pesar de que aún tiene 21 años. 

Valoración: Aún siendo uno de mis jugadores favoritos de este Draft, no creo que llegue al pick 21 de Dallas, y aunque llegase, podría ver a los Mavs yendo en otra dirección. Al ser el mismo estilo de jugador que Parsons podría suponer un sustituto que permita no tener que cambiar mucho el estilo de juego, pero al mismo tiempo podría ser redundante, y más cuando los Mavs necesitan añadir otro tipo de perfiles. 

Este es su cuadro de lanzamiento:




Rondae Hollis-Jefferson



Edad: 20 años
Posición: alero
Altura: 6'7
Peso: 211 lbs
Wingspan: 7,2 pies
Sprint: 3,12 segundos
Estadísticas: 11,2 puntos (50,2% FG, 20,7% T3, 70,7% TL). 6,8 rebotes, 1,6 asistencias, 1,2 robos. True shooting %: 57,3%.
Ha entrenado con los Mavs: Sí (12 de junio)

Puntos fuertes: Se trata de un alero de algo más de dos metros de altura y una envergadura de más de 7 pies, alrededor de 2 metros 18 centimetros de envergadura, con lo cual os podéis hacer una idea de que se trata de un alero muy grande físicamente. A eso sumamos que es muy rápido, es ágil, tiene buena velocidad lateral, es duro, juega con intensidad… es el prototipo perfecto de gran defensor. En la liga universitaria ha llegado a defender a las 5 posiciones, desde bases hasta a Frank Kaminsky y Jahlil Okafor, que son pívots. Cada noche era el encargado de defender al mejor atacante rival, y no solo eso, además es el típico jugador que se enorgullece de su papel como defensor. Desde ese punto de vista, el de la defensa,  Hollis-Jefferson está ya listo para contribuir directamente en la NBA, y tiene potencial para ser uno de los mejores defensores del futuro. Además también es un buen reboteador, la pasada temporada fue el quinto alero en la liga universitaria que más rebotes capturó pro cada 40 minutos.




Puntos débiles: En ataque es bastante nulo. Unicamente es capaz de anotar con consistencia a partir de cortes a canasta, mates y rebotes ofensivos, pero no es capaz de crear con el balón, no tiene un tiro fiable y en triples apenas pasa del 20%. Hace buenas lecturas del juego, pero al no respetarle las defensas no logra ser efectivo con el balón. Toda la confianza que tiene en defensa parece tenerla de miedo en ataque en ocasiones.

Valoración: Obviamente ese punto débil es un gran hándicap como para seleccionar a Hollis-Jefferson en el top 15. Pero más allá del 20 donde ya te tienes que conformar con jugadores con taras, sigue siendo una buena opción. Digamos que lo podemos comparar con Al-Farouq Aminu, un portento físico, un buen defensor y un problema en ataque. Pero con 20 años, 5 años menos que Aminu, sería un seguro en el caso de que Al-Farouq se marchase en verano.

Este es su cuadro de lanzamiento:


Justin Anderson



Edad: 21 años
Posición: alero
Altura: 6'6
Peso: 230 lbs
Wingspan: 6'11 pies
Sprint: 3,22 segundos
Estadísticas: 12,2 puntos (46,6% FG, 45,2% T3, 78% TL). 4 rebotes, 1,7 asistencias. True shooting %: 60,7%.
Ha entrenado con los Mavs: Sí (12 de junio)

Puntos fuertes: Es una bestia física. No es tan grande ni largo como Hollis-Jefferson, pero es más fuerte, una mole. En su último año ha cambiado su mecánica de lanzamiento, y eso parece haber tenido resultado, con un excelente porcentaje de triples. Su físico y sus instintos defensivos hacen que tenga la posibilidad de convertirse en un perro de presa en el futuro. A su fuerza se le une una velocidad que le permite jugar tanto de 2 como de 3.



Puntos débiles: El porcentaje de triples puede dar lugar a malinterpretaciones, pues su lanzamiento no es consistente, sino que se basó en rachas. Pese a sus armas físicas promedió unos pobres 0,5 tapones, 0,7 robos y 4 rebotes por partido. Más allá del lanzamiento de 3 en estático y asistido, no es capaz de crear en ataque y tiene demasiados problemas cuando le da por botar el balón. Juega con intensidad pero no es precisamente el mejor lector de juego, en ocasiones no se da cuenta de pases evidentes.

Valoración: Anderson podría haber aspirado a un mejor puesto en el Draft, pero se rompió la mano y después sufrió una apendicitis que le hizo perderse el final de la temporada. Sus avances en el lanzamiento en los últimos 12 meses le han hecho disfrutar de una fuerte subida en el Draft. Hace un año, tras dos temporadas en la NBA, estaba proyectado que fuese undrafted cuando se presentase. En cuanto comenzó la temporada y se vio su nueva mecánica de tiro, entró directo a la primera ronda. Parece que tiene un recorrido más corto que Hollis-Jefferson sobre todo en defensa, pero si Rondae ya ha sido elegido, o si los Mavs buscan a un 3+D más formado, Justin Anderson podría ser su opción.

Este es su cuadro de lanzamientos:




Y mañana, los hombres interiores. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »