Los Mavs han menospreciado el Draft durante una década, y ahora lo pagan



¿Sabéis quién es el jugador de la imagen? Es Mo Ager, y representa parte de los problemas con los que se encuentran ahora los Dallas Mavericks (además de uno de mis últimos seguidores en Twitter ¡!)

Sin que se declarase públicamente, sí que parece que hubo un momento en el que los Dallas Mavericks decidieron que la importancia del Draft era secundaria. Digo secundaria y no nula porque sí que han utilizado la elección de rookies en cierta manera, aunque sea metiendo primeras rondas en traspasos para hacer sus ofertas apetecibles. De lo que se olvidaron fue de que ser valientes en el Draft fue una de las claves de su éxito. 

Ni que decir tiene que Dirk Nowitzki, el mejor jugador de la historia de la franquicia, fue una apuesta de Donnie Nelson, que convenció a su padre Don, para que hiciera un traspaso en la noche del Draft y se hiciera con él. Pero no ha sido la única elección de un rookie que ha tenido un impacto grande en el éxito de los Dallas Mavericks y que a la postre terminó con un anillo. 

En el Draft de 2003 Dallas apostó por Josh Howard, quien terminó siendo All Star. En 2004 los Mavs hicieron una fuerte apuesta traspasando a Antawn Jamison por Jerry Stackhouse y el pick 4, Devin Harris. 

Esas tres incorporaciones vía Draft (dos rookies y un veterano) terminaron siendo claves en el primer viaje de los Dallas Mavericks a las Finales. Pero, ojo: también lo fueron para el segundo. 

Porque Devin Harris y Jerry Stackhouse fueron piezas fundamentales en el traspaso de Jason Kidd, uno por su futuro prometedor y el otro por su tipo de contrato. La carrera de Josh Howard se vino abajo por problemas físicos y una cabeza no muy bien amueblada, pero terminó siendo traspasado por Brendan Haywood, Caron Butler y Deshawn Stevenson, es decir, jugadores de la rotación importantes en el anillo de 2011. 

No menos cierto es que también fueron fundamentales las llegadas de Jason Terry y Tyson Chandler via traspaso, y de Shawn Marion como agente libre. Pero ahí está el punto central de este asunto. Fue con una estrategia equilibrada entre Draft, traspasos y agentes libres como los Mavs lograron el equipo campeón. Y, sin embargo, Mark Cuban y Donnie Nelson se olvidaron de ello en algún momento a partir de 2006-07. 

Si echamos un vistazo a los equipos que siguen con vida en Playoffs, vemos muchas llegadas importantes via traspaso o agencia libre: Chris Paul, James Harden, Dwight Howard, Zach Randolph, etc. Pero también vemos lo siguiente: 

  • Wizards - John Wall #1 pick, Otto Porter #3 pick, Bradley Beal #3 pick
  • Cavs - Kyrie Irving #1 pick, Lebron #1 pick*. Wiggins + Bennett #1 picks (traspasados por Kevin Love)
  • Bulls - Rose #1 pick, Noah #9 pick, Jimmy Butler #30 pick, Taj Gibson #26 pick. 
  • Hawks - Horford #3 pick, Teague #17 pick, Schroder #17 pick 
  • Warriors - Curry #7 pick, Thompson #11 pick, Green #35 pick 
  • Clippers - Griffin #1 pick, Deandre Jordan #35 pick 
  • Grizzlies - Conley #4 pick, 


Sí, insisto: los traspasos y las firmas de agentes libres te suelen ayudar a subir al máximo nivel. Pero hay que combinarlo con el Draft para lograr la base. 

También es cierto que en los últimos años han intentado corregir este problema, y eso hay que reconocérselo aunque no haya habido resultados aún. No me refiero al año en el que se drafteó a Jared Cunningham, Jae Crowder y Bernard James, porque aquel año se bajó puestos con la única intención de bajar salarios para tener más espacio de cara a ofertar por Deron Williams. 

Sí que hablo de 2013, cuando, pese a que se bajaron posiciones en dos ocasiones para quitarse de encima precisamente a Cunningham, sí que considero que eligieron a Shane Larkin con motivos deportivos en mente, y eso pagó dividendos en el traspaso de Tyson Chandler, aunque desde un punto de vista de talento se dejó pasar a Giannis Antetokounmpo (por culpa de Mark Cuban) y Dennis Schroeder. En el draft pasado no hubo pick de primera ronda, y los de segunda se traspasaron, comprensiblemente, en ese mismo trade por Tyson. 

En los últimos tres años Dallas ha renovado su equipo de scouting, y en el Draft que se celebra dentro de algo más de mes y medio será la primera ocasión en la que realmente veremos qué hacen con tiempo para haber trabajado. Los Mavs tendrán el pick 21, existe la posibilidad de que traspasen el pick para bajar puestos y liberar algo de espacio, pero si nos guiamos por lo visto con Cunningham o Larkin, sería un gran error. Por otra parte es muy difícil subir puestos. El único jugador que pueda parecer deseable en un intercambio es Dwight Powell. Ni Felton ni Harris lo son. No puedes utilizar a los agentes libres. No puedes utilizar primeras rondas futuras porque le deben una a Boston. 

No está clara cuál es la apuesta correcta. Pero lo que sí que está claro es que el planteamiento de los últimos 10 años no funciona. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »