Harris sufre una lesión leve mientras la rodilla de Parsons preocupa y podría perderse los Playoffs



No es que los Dallas Mavericks estén teniendo tan mala suerte como otras franquicias (Portland), pero tampoco están teniendo fortuna precisamente. 

Anoche fue Devin Harris el último en sufrir un percance, al tener que abandonar el partido contra los Utah Jazz debido a un problema con un dedo del pie. Recordemos que el año pasado se perdió media temporada por un dedo dislocado que requirió una complicada cirugía para su recolocación.Por suerte los Rayos X fueron negativos, y parece que no se trata de algo importante. 

Fue la principio del segundo cuarto cuando Harris notó el dolor en su dedo gordo del pie izquierdo. 

"No hay nada roto, ni en los ligamentos. Pero lo tengo bastante dolorido", dijo Harris. "Noté una sensación muy parecida a la que tuve cuando me disloqué el dedo en Atlanta. Noté un pop, y por eso estaba algo preocupado. Pero no es el mismo caso. Aun así duele bastante, pero debería estar preparado al menos para el comienzo de los Playoffs". 

Harris será evaluado hoy por los doctores de los Mavericks, y es bastante probable que se pierda el partido de mañana contra Portland, en el que Dallas esperaba tener la plantilla completa para el último encuentro antes de Playoffs. 

Sin embargo, posiblemente no sea el único que se lo pierda. 

Chandler Parsons reconoció ayer que ha tenido un contratiempo con sus problemas en la rodilla. al parecer fue el domingo lanzando a canasta antes del partido contra los Lakers cuando sintió el dolor. 

"Iba a hacer un calentamiento como si fuese a jugar, e intentaría disputar el partido de Utah", dijo Parsons. "Fui a lanzar y al caer casi se me fue la rodilla de una forma extraña. Realmente nunca había pasado nada así, y cuando me he levantado esta mañana estaba aún bastante dolorido. No estoy teniendo los progresos que esperaba". 

El alero dijo que tendría que estar muy mal para no jugar en Playoffs. Pero, al mismo tiempo, también reconoció que si los Playoffs hubiesen empezado ayer, no habría sido capaz de jugar. Las pruebas que le han hecho no muestran daños estructurales, ni problemas en ligamentos ni tendones, ni siquiera golpe alguno. Todo lo que sabe Parsons es que le duele la rodilla cuando intenta forzar. Y eso, que duela sin saber por qué, es lo que preocupa a la franquicia, al jugador, y pone en riesgo su presencia en las eliminatorias. 

Rick Carlisle reconoció que están preocupados

"No vamos a tomar ningún riesgo en este asunto", dijo Carlisle. "Él está desesperado por jugar. Y ha jugado mucho lesionado este año. Cuando volvió de su problema en el pie fue mucho antes de lo que debería. Tenemos que asegurarnos de que lo tratamos de manera inteligente. Ha mejorado, pero no está en un punto en el que esté preparado para esta en la pista". 

Es por eso por lo que parece claro que Parsons estará mermado para Playoffs, si es que consigue jugar. Han pasado ya 15 días desde que empezó a notar el dolor, y si no juega mañana se habrá perdido seis partidos seguidos. La lesión ocurrió en Indiana el 29 de marzo, según el Dallas Morning News. Al partido siguiente jugó contra los Thunder, y después comenzó contra los Rockets, pero fue ahí cuando no pudo aguantar más el dolor. 

"No quería llegar a los Playoffs tras perderme seis partidos seguidos", dijo Parsons. "Quería jugar en Utah y el miércoles contra Portland, volver y jugar antes de Playoffs. Pero ya he estado en psotemporada antes. Si para poder jugar el primer partido no tengo que hacerlo el miércoles, eso es lo que haré".

Lo que relata Parsons que sucedió el domingo es suficiente para que salten las alarmas. Porque no es que su rodilla no aguantase un partido, ocurrió durante una sesión de lanzamiento. Faltan cinco o seis días para que empiecen los Playoffs, pero la preocupación está justificada. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »