Barea y Aminu brillan como titulares, pero el cambio llega tarde



El pasado domingo Rick Carlisle por fin se decidió a poner a Al-Farouq Aminu como titular, con J.J. Barea acompañándole. Este movimiento dio nueva vida a los Dallas Mavericks, que jugaron con mayor agresividad que en los choques anteriores. 

El problema es que el cambio llegó tarde, con 3-0 en contra en la serie. Y que cabe preguntarse en qué medida fue algo táctico o algo simplemente necesario por las lesiones con las que están jugando Richard Jefferson y Raymond Felton. 

Barea había perdido protagonismo con la llegada de Rajon Rondo, pero aquellos que tengan mejor memoria recordarán que en noviembre él solo se encargó de asegurar victorias en el último cuarto durante las giras por el Este. Al-Farouq Aminu ha sido una de las gratas sorpresas de la temporada, a pesar de desaparecer durante unas semanas de la rotación por "DNP-Cosas de Rick Carlisle".

Ambos están jugando por el mínimo salarial, y ambos representan ahora mismo las mínimas opciones que tienen los Mavs de llevar a cabo el milagro de remontar un 3-0, algo que no se ha logrado jamás. Barea logró el primer doble doble de su carrera en Playoffs con 17 puntos y 13 asistencias. Aminu también logró el primer doble doble de su carrera en postemporada con 16 puntos y 12 rebotes, en el que era tan solo su cuarto partido de Playoffs en su trayectoria.

Según ESPN, Barea y Aminu jugaron juntos un total de 35 minutos, y los Mavs ganaron a los Rockets en ese tiempo por 25 puntos. Durante los dos primeros encuentros solo jugaron un minuto juntos con los otros tres titulares. En el game 3, ese quinteto de Barea, Ellis, Aminu, Dirk y Tyson jugaron juntos ocho minutos en los que metieron nueve puntos más que Houston. Ese quinteto fue aún más efectivo en la victoria del game 4, con una ventaja de 21 puntos en 18 minutos juntos en la pista. 

Se podría decir que entre ambos están intentando llevar a cabo lo que se esperaba de Rondo. Por una parte, llevar el ataque de manera veloz y que favorezca que el balón se mueva, y por otra complicarle la vida lo máximo posible a James Harden en defensa. 

Con Barea en psita durante estas series, los Mavs anotan 121,4 puntos por cada 100 posesiones. En el último encuentro, el boricua fue responsable de 47 puntos de Dallas, ya fuese con canastas propias o con asistencias. 

Aminu es ahora el principal emparejamiento para James Harden. Según ESPN, el escolta de los Rockets metió solo 11 puntos con 5/11 en lanzamientos cuando fue defendido por el alero en el Game 4. Su ayuda en el rebote permitió prevenir segundas oportunidades para Houston, y todo lo que hizo en ataque fue un bonus añadido e inesperado. Cuando estaba defendido por Harden Carlisle intentó que le hiciera sudar y así fue, metiendo todos sus puntos contra él. Incluso mandando un aclarado en el poste que terminó en un espectacular mate. Pero esto es un añadido. Lo importante es su trabajo defensivo. En esta entrada de MavsOutsider hay un buen análisis de ello. 


Los Dallas Mavericks intentarán seguir con vida esta noche, pero en esta ocasión en la cancha rival. Si lograsen sacar una victoria, la serie puede ponerse muy interesante. Pero siempre quedará la duda de qué hubiese pasado si Rick Carlisle se hubiese decidido a hacer este cambio antes. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »