Orlando Magic 102 - 107 Dallas Mavericks



¡Ay! las relajaciones. En la NBA no te puedes permitir pisar el freno contra casi nadie a no ser que quieras que te den un susto. Eso es lo que le pasó a los Dallas Mavericks en su victoria por 102 - 107 ante los Orlando Magic.

  • Durante la primera mitad los Mavs hicieron los deberes. Salieron a la yugular de un equipo que venía en segunda noche de back-to-back, y desde el primer momento comenzaron a cosechar sus primeras cómodas. El balón se movía a una velocidad endiablada y eso llevaba a canastas rápidas y a anotar con casi un 70% de acierto al descanso. 
  • Pero en la segunda mitad eso no fue así. El balón se estancó y Dallas tuvo más difícil anotar, en parte por una mejoría defensiva de los Magic y en parte por una relajación evidente en ellos mismos. Al final, después de haber ido ganando por 22 puntos en el tercer cuarto, se encontraron solo tres arriba en los instantes finales. Por suerte, supieron mantener la ventaja y llevarse la victoria. 
  • Además de la relajación, Rick Carlisle y sus probaturas también tuvieron algo que ver. En especial en el segundo y el tercer cuarto no paró de hacer cambios y pruebas de diferentes quintetos. También decidió que Aminu debía jugar los minutos finales en vez de Parsons, aunque fue más bien un castigo al segundo por dejar libre bajo canasta al rival en una ocasión. Pensándolo bien, es lógico que si Carlisle tiene que hacer pruebas de aquí a Playoffs las tendrá que hacer en partidos y contra rivales como este. Pero esta claro que también tuvo algo que ver en que Dallas se saliese mentalmente del partido. 
  • En ese juego de diversión e intensidad en un principio pero mezclado con relajación después estuvo Rajon Rondo. El base consiguió 9 puntos, 11 asistencias y 6 rebotes y durante la primera mitad dio de nuevo la sensación de estar empezando a cogerle el truco al ataque de los Mavs. 
  • Pero mezclado con todo eso también está que al final cometió  ocho pérdidas. Algunas de ellas normales, otras por pillar desprevenidos a sus compañeros (aún sigue pasando), pero al menos la mitad por errores no forzados como se diría en tenis, por acciones arriesgadas. Las ocho pérdidas son un punto negro importante que no van a servir contra rivales más fuertes. Pero, de nuevo, el rival era el que era y la relajación que hubo también. Cuesta verle cometiendo tantos errores en partidos importantes. 
  • Al que ya nos costaba ver a este nivel es a Dirk Nowitzki, pero ahí está. 25 puntos y 8 rebotes anoche, con 5/6 en triples y pidiendo más el balón que en ocasiones anteriores. Es la primera vez desde enero que mete al menos 20 puntos en dos partidos consecutivos. Esperemos que sea un signo de lo que está por venir. 
  • Casualidad o no, Holger Geschwindner está en Dallas. Lo normal hubiera sido que desde el parón del All Star ya no volviese hasta Playoffs, pero ha aprovechado estos días que los Mavs están en casa para volver, quizás hasta el partido contra San Antonio el día 24. Puede que tenga que ver con la mala racha de Nowitzki, pero también con que va a continuar entrenando con Rajon Rondo para mejorar su lanzamiento. 
  • Elfrid Payton es el segundo rookie de la historia que logra un triple doble contra los Mavs. El primero fue Russell Westbrook. 
  • El partido de Monta Ellis tuvo dos mitades. En la primera estuvo dominante y sin apenas fallos para 17 puntos. En la segunda solo metió cuatro puntos, y físicamente pareció que no pudo aportar lo mismo. O quizás reservó. 
  • En el partido más discreto desde que regresó de su lesión, Chandler Parsons se quedó en 8 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias. Su sustituto en los minutos finales, Al-Farouq Aminu, anotó 7 puntos pero los acompañó con 8 rebotes, 4 de ellos ofensivos, y buenas acciones defensivas. 
  • Devin Harris (12 puntos y 5 asistencias) y Charlie Villanueva (10 puntos) fueron los líderes desde el banquillo. Amar'e Stoudemire, de nuevo con minuts restringidos a un máximo de 15, anotó 8 puntos. 
  • Se trata de la segunda ocasión desde el All Star Break en la que los Dallas Mavericks tienen a toda su plantilla disponible. 
  • Los Mavs se colocan con récord 44-25 y se mantienen sextos de la conferencia oeste. La derrota de Portland en Miami hace que estén a solo partido y medio de la cuarta plaza de la conferencia. 
  • El próximo rival no llega en su mejor momento, con 5-5 en los últimos 10 partidos, pero desde luego será un reto mucho mayor: los Memphis Grizzlies mañana viernes. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »