Carlisle: "Hemos tocado fondo". Lesiones de Aminu y Harris (de nuevo)



Los Dallas Mavericks volvieron a dar anoche un espectáculo dantesco, mostrando una falta de competitividad preocupante a estas alturas ante otro equipo importante, y recibiendo un parcial 101 - 63 en los tres últimos cuartos contra los Cleveland Cavaliers. 

Como suele hacer en dos o tres ocasiones (al menos) durante cada temporada, Rick Carlisle asumió la responsabilidad por la derrota de anoche. 

"Bueno, después del primer cuarto hemos tenido nuestra peor actuación del año, sin discusión alguna", dijo el entrenador. "Hicimos un trabajo horrible. Tomo la responsabilidad completamente por lo que ha ocurrido en los tres últimos cuartos. Es un trabajo horrible de entrenador y de tener a estos tíos preparados. Tuvimos algo de suerte en el primer cuarto y algunos respiros, pero encajamos 41 puntos en el segundo cuarto, con demasiados agujeros, demasiados errores por falta de concentración que no son normales en nosotros. Pero es culpa mía, tengo un nudo en el estómago por lo de hoy". 

Carlisle dijo incluso que los triples que metieron los Cavs se debieron también a su mal trabajo a la hora de preparar al equipo. Como el entrenador siguió insistiendo en su responsabilidad, Tim MacMahon, quien ya se ha convertido en su "némesis" en la prensa, le preguntó por qué lo hacía. 

"Bueno, hoy es por el marcador y porque yo lo digo", dijo duro Carlisle. "Si realmente vas a disputarme también esto, entonces tu y yo tenemos problemas más profundos de los que esperaba inicialmente. Tomo total responsabilidad. He visto falta de todo ahí fuera y por eso es mi culpa. Ahora vamos a ver de lo que estamos hechos. Este es el punto más bajo en el que hemos estado en toda la temporada, y cuando llegas a este punto todos tienen que estar unidos. 

La situación de Dirk Nowitzki es cada vez más preocupante. El mismo MacMahon escribió ayer una pieza en la que el alemán reconoce que se está quemando más ahora en el gimnasio para estar en mejores condiciones en abril, y que eso le puede estar lastrando en estos partidos. Lo cierto es que anoche metió 3 canastas en 10 intentos y sus promedios desde el parón del All Star son 12,6 puntos y 5,7 rebotes por encuentro con 39,6% en tiros de campo y 32,4% en triples. 

"Mi lanzamiento está bien, solamente tengo que meter algunos tiros abiertos más que ahora mismo estoy fallando", dijo Dirk. "Desde luego que este partido no lo hemos perdido por el ataque. Lo podríamos decir de otras derrotas, pero no de esta". 

"Esto no es un problema de Dirk. Es un problema de los Mavericks. No es un problema de Dirk. Es un problema de los Mavericks" repitió Rick Carlisle. "No puedes actuar como lo hemos hecho en los últimos tres cuartos y señalar a Dirk. Si él no está bien entonces el resto de jugadores a su alrededor tienen que funcionar a un nivel superior para conseguirle mejores lanzamientos, protegerlo mejor en defensa, y jugar mejor como equipo. Pero no hagamos de es un problema de Dirk, es un problema de los Mavericks". 

Bueno, ¿y cómo piensa solucionar este problema de los Mavericks?

"Bueno, eso es por lo que estoy en la posición en la que estoy", respondió Carlisle. "Tengo que mirar la cinta. Tengo que hacer algunas preguntas duras sobre nuestra situación. Nuestros chicos saben que estos no somos nosotros y que no es así como vamos a jugar. Tenemos que atar cabos y estar listos para jugar el viernes". 

Los Mavs tienen un balance 5-6 desde el parón del All Star. Con 41-25 de récord, han caído ya a la séptima plaza de la Conferencia Oeste. La paliza de los Cavs supone la tercera vez que los Mavs han perdido por al menos 15 puntos en los últimos seis días. 

El problema es que ojalá Rick Carlisle tenga razón y los Dallas Mavericks hayan tocado fondo ya, porque la realidad es que el fondo podría estar mucho más abajo. El calendario apenas va a aflojar de aquí al 15 de abril. Sí lo hará en días de descanso, pero no en la dificultad de los rivales. Y lo que ahora parece el fondo, puede que no lo sea. Sin ánimo de ser demasiado alarmistas, los Mavs se encuentran 4,5 partidos por encima del noveno puesto del Oeste, y han perdido una ventaja de 4 partidos con respecto a ese puesto desde el All Star. 

Para colmo de males, las lesiones siguen sin respetar a los Dallas Mavericks. Es cierto que hasta ahora ninguno de los percances ha sido lo que podríamos denominar grave, pero se van enlazando unos con otros y podríamos decir que los Mavs no han estado sanos en todo lo que llevamos de 2015. 

Anoche fueron Al-Farouq Aminu y Devin Harris los lesionados, este último agravándose una lesión con la que estaba jugando. Aminu se llevó un golpe de J.R. Smith en el hombro y tuvo que irse al vestuario. En un principio regresó al banquillo, pero el dolor persistía y tras otra evaluación en el descanso se canceló su regreso al partido. 

"Hay algo de preocupación con Aminu", reconoció Carlisle tras el partido. "Se llevó un golpe en el hombro. No tengo una descripción de la lesión aún, pero cuando le miraron en el descanso tenía mucho dolor. Salió y calentó pero no podía jugar". 

Harris, por su parte, estaba jugando ya con la mano lesionada, y se llevó otro duro golpe en el mismo lugar. 

"Se llevó otro golpe en la mano y esperemos que esté bien", dijo también el entrenador. "Pasará otra vez por los Rayos X como Aminu si es que no lo ha hecho ya". 

Cabe suponer que hoy sepamos algo más sobre ambas lesiones. A esto se une que Tyson Chandler y Monta Ellis están jugando con la cadera lesionada, apenas ha pasado un mes desde la fractura facial de Rajon Rondo y Chandler Parsons acaba de regresar de un esguince de tobillo que le hizo perderse siete partidos. 

Si los Dallas Mavericks quieren remontar el vuelo, no estaría mal que las lesiones empezasen a respetarles. Pero vista la "falta de todo" (como dijo Carlisle) anoche contra Cleveland, el problema de las lesiones no parece el más importante. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »