Análisis: el calendario restante de los Dallas Mavericks



Suena raro decirlo, porque la temporada ha pasado volando, pero solo restan 20 partidos y unas cinco semanas y media para que termine la Temporada Regular.

Los Dallas Mavericks cuentan en estos con un balance 40-22, pero según todos los medidores (NBA.com, Basketball-Reference, ESPN, TeamRankings.com, etc) tienen el calendario más duro de aquí al final de la temporada.

Lo primero que se me ocurre es que los equipos de Rick Carlisle suelen acelerar el ritmo y tener mejores récords a partir del All Star. Veamos si es así.


Temp.2001-02 (50-32)2002-03 (50-32)2003-04 (61-21)2004-05 (44-38)2005-06 (41-41)2006-07 (35-47)
Pre AS26-21 (55,3%)32-15 (68%)39-14 (73,5%)25-26 (49%)26-23 (53%)28-24 (53,8%)
Post AS24-11 (68,5%)18-17 (51,4%)22-7 (75,8%)19-12 (61,2%)15-18 (45,4%)7-23 (23,3%)
Diferencia13,20%-16,60%2,30%12,20%-7,60%-30,50%



Temp.2008-09 (50-32)2009-10 (55-27)2010-11 (57-25)2011-12 (36-30)2012-13 (41-41)2013-14 (49-33)2014-15 (-)
Pre AS31-21 (59,6%)32-20 (61,5%)40 - 16 (71,4%)21-13 (61,7%)23-29 (44,2%)32-22 (59,2%)36 - 19 (65,4%)
Post AS19-11 (63,3%)23-7 (76,6%)17 - 9 (65,3%)15-17 (46,8%)18-12 (60%)17-11 (60,7%)(-)
Diferencia3,70%15,10%-6,10%-14,90%15,80%1,50%


En total, en su carrera como entrenador (sin contar la 2014-15): 

Pre All Star: 355-244 (59,2%)
Post All Star: 214-155 (57,9%)

Pues sí, la percepción era falsa: los equipos de Rick Carlisle no han hecho globalmente mejor récord después del All Star que antes. También es cierto que no se trata de un análisis del todo justo. En los números se incluye el derrumbe de los Indiana Pacers que le costó su puesto o la segunda parte de la temporada 2011-12, con todo el drama de Lamar Odom en el vestuario y los problemas físicos de Dirk Nowitzki. Aunque si miramos solo sus números en Dallas sí que parece que aquí ha tendido a mejorar tras el All Star: 

Pre All Star: 179-121 (59,6%)
Post All Star: 109 - 67 (61,9%)

La mejoría en Dallas es mínima, pero en cualquier caso lo más probable es que esto tenga poco que ver en el balance que logren los Mavs de aquí al final. Lo que sí influirá será el calendario, el más difícil restante en la NBA como ya hemos dicho. Es el siguiente: 

Récord actual: 40-22. 

Marzo

5. @Portland
6. @Golden State
8. @Lakers
10. Cleveland
13. Clippers
16. Thunder
18. Magic
20. Memphis
22. @Phoenix
24. San Antonio
27. @San Antonio
29. @Indiana

Abril

1. @Thunder
2. @Rockets
4. Warriors
8. Suns
10. @Nuggets
12. @Lakers
13. @Utah
15. Portland

(A los partidos fuera de casa se les añade un +5%)
En rojo equipos por encima del 60% de victorias - 12 partidos
Amarillo entre 45 y 60% - 4 partidos
Verde por debajo del 45% - 4 partidos

Partidos en casa: 9
Partidos fuera: 11

Back-to-back restantes: 3

Mayor racha en casa: 5 partidos
Mayor racha fuera: 3 partidos (x2)

La dificultad del calendario es evidente. Por una parte supone un peligro. Luchar por el factor cancha va a ser muy complicado, pero además se corre el riesgo de que los San Antonio Spurs o incluso los Oklahoma City Thunder se acerquen por detrás. Por otra parte también supone una oportunidad de ponerse a tono antes de la post temporada. Una de las claves de la serie del año pasado contra los Spurs es que los Mavs llevaban jugando como si estuviesen en Playoffs desde casi un mes antes de la serie, y llegaron a las eliminatorias con un gran ritmo de juego. 

Que la mayoría de los partidos restantes sean complicados implica también una necesidad de cumplir en aquellos de dificultad moderada o fácil, ocho entre ambas categorías. Por lo general, aunque con excepciones como contra Brooklyn, Dallas suele cumplir en esos encuentros en las últimas dos temporadas. 

Dentro de lo malo del calendario, también hay puntos positivos. Los Mavs son una la franquicia que más partidos ha disputado hasta ahora junto a los Cavaliers, con 62. En el lado contrario están Blazers o Warriors, que han jugado 58 y tendrán que encajar esos cuatro partidos de diferencia en el mismo tiempo. Parece algo insignificante, pero no lo es restando apenas 40 días. 

Gracias a esa cantidad de partidos que ya ha jugado Dallas, tendrán por ejemplo uno de los números más bajos de back-to-backs restantes con tres, y además uno de ellos desaparecerá este mismo fin de semana, dejando solo dos para los últimos 18 partidos. Ambos serán en abril, pero en ese mismo mes también habrá un periodo de tres días de descanso y una minigira por el Oeste ante rivales asequibles (Denver, Lakers, Jazz) que debería dejar todos los engranajes listos para los Playoffs. 

Los Dallas Mavericks tienen por delante una oportunidad o un problema al jugar prácticamente cada noche contra un rival difícil. En las próximas semanas veremos si lo convierten en oportunidad o en problema. 

¿Con qué balance creéis que terminarán la temporada?
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »