Bernard James regresa a Dallas con buen pie



Bernard James tiene una complicada labor por delante: convencer a Rick Carlisle de que se merece más el puesto de pívot suplente que Greg Smith o Dwight Powell. 

James llegó a Dallas como un novato fuera de lo común. A sus 27 años, no tenía tanto potencial como otros, pero podía presumir ya de madurez. En su año rookie pareció mostrar algo de promesa sobre todo como defensor y taponador, pero en su segundo año sus minutos se vieron reducidos drásticamente, pasando de de 457 minutos a 146. Durante esos dos años los Mavs tuvieron épocas de necesidad en el puesto de pívot, pero Rick Carlisle nunca pareció confiar en Bernard James para darle un rol definido. O un rol en absoluto. 

Ahora parece que James tiene una oportunidad. El pasado mes de octubre tuvo que hacer las maletas cuando en Dallas prefirieron a Greg Smith, pero mientras el que se quedó ha decepcionado en los minutos que ha tenido, el que se marchó a China parece haber recuperado la confianza en su juego y está ciertamente en una mejor forma física. 

Contra los Utah Jazz, Sarge jugó cerca de 22 minutos cuando ni siquiera habían pasado 24 horas desde su firma. Literalmente, James firmó su contrato por 10 días minutos antes de la sesión de lanzamiento matutina previa al encuentro. Smith fue titular, pero solo jugó 55 segundos más que James y no cogió un solo rebote en 23 minutos. Ni uno. Tampoco es que Sarge brillase en ese aspecto, capturando tres, pero al menos puso otros tres tapones. Además, sus nueve puntos fueron el máximo desde el banquillo y fue el tercer máximo anotador del equipo. Y fue el pívot que cerró el partido en los minutos decisivos. 

Pero más que los números destacó la intensidad y la confianza con la que jugó. 

"Para mi está bastante claro que tener esta experiencia fuera, en la que ha sido uno de los jugadores principales, le ha dado un aire diferente", dijo Rick Carlisle tras el partido contra Utah. "Es un jugador con mucha más confianza. Le necesitamos, va a tener sus minutos". 

En ese sentido, James tiene una ventaja con respecto a Jermaine O'Neal por ejemplo, y es que llega ya con un buen ritmo competitivo y con una buena forma física, por lo que es capaz de aportar de inmediato (a lo que se suma su conocimiento previo del sistema). 

"El juego en la NBA es mucho más rápido que en China, pero estoy acostumbrado a ello pese a no haber jugado mucho en los dos años anteriores", comentó Bernard James. "Pero en los entrenamientos el ritmo es igual de alto. En China la sensación era que se jugaba muy lento, que era más fácil. No es algo a lo que me haya acostumbrado, por lo que salir hoy  y jugar ha sido algo normal". 

Su contrato comenzó el miércoles, y terminará después del partido contra los Houston Rockets el viernes de la semana que viene. En ese momento los Mavs tendrán que tomar la primera decisión sobre si quieren o no prolongar el acuerdo. Si para entonces Jermaine O'Neal aún no se ha decidido, lo más probable es que lo hagan. Cabe la posibilidad de firmar otro contrato de 10 días antes que tener que ofrecer uno para el resto de la temporada. 

Es pronto aún para concluir que James se ha ganado ya un puesto en la plantilla, pero si en Octubre Mark Cuban dijo que no le importaba cortar contratos garantizados si era por el bien del equipo (y así lo hizo con Gal Mekel), seguramente se mantendrá aún en esa posición. Y Greg Smith no ha demostrado nada por ahora que le haga imprescindible si hay otro pívot competente en la plantilla. 

Puede que James no pase de ser un pívot del montón, pero Smith hasta ahora en la mayoría de las ocasiones no ha dado la impresión de llegar a ese grupo, y en este momento ciertamente parece que vuelve a estar luchando por su puesto casi cinco meses después del training camp. Dwight Powell sería el otro candidato a marcharse, pero en sus pocos minutos ha parecido más prometedor que Smith. Y Ricky Ledo, pese a estar desaparecido en los Mavs, es un proyecto barato y joven aún con otros dos años más de contrato. 

Por ahora, Bernard James tratará simplemente de dar el siguiente paso: ganarse otro contrato de 10 días. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »