Rick Carlisle cree que a Chandler Parsons le sobran unos kilos



Cuando Chandler Parsons fichó por los Dallas Mavericks, inmediatamente dio por hecho que tendría que jugar de 4 bastantes minutos como suplente de Dirk Nowitzki, y por ello se propuso ganar peso en musculatura para poder aguantar mejor defensivamente a otros cuatros de la liga. Pero eso no era necesariamente lo que Rick Carlisle tenía en mente.

Parsons estuvo listado en 97,5 kilos durante sus tres años con los Houston Rockets, y llegó al training camp de los Dallas Mavericks pesando aproximadamente 107 kilos. Preguntado el primer día de entrenamientos por ello, Carlisle ya dejó entrever su descontento.

"Lo que para uno es haberse musculado para otros es no estar aún en forma", dijo.

Pero el entrenador de los Mavericks fue mucho más claro ayer en la derrota de Dallas ante los Oklahoma City Thunder. Parsons sumó buenos números con 9 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias en 20 minutos, pero anotó 4 de sus 12 intentos de canasta (1 de 6 en triples) y Rick Carlisle tiene claro a qué se debió la falta de acierto en el tiro.

"Me ha parecido que estaba cansado hoy, y sus lanzamientos eran cortos", dijo Carlisle. "Está trabajando para perder algo de peso. Está algo más pesado de lo que acostumbra. Está por encima de los 104 kilos y queremos verle bajar al menos hasta los 102. Eso es un trabajo progresivo, y hoy es una de esas noches en las que creo que el peso extra ha sido una carga".

Parsons no está del todo de acuerdo con su entrenador, aunque concede que intentará satisfacer sus demandas.

"Su definición de pesado es algo diferente a la mía", dijo Parsons. "Casi tenemos discusiones sobre ello cada día. Al final, respeto su opinión. Después del training camp mi peso va fluctuando, lo bajaré".

¿Por debajo de los 104 kilos que pide Carlisle?

"Ya veremos, no lo sé", sentenció Parsons.

A diferencia de los vagos comentarios hechos durante el training camp, en esta ocasión Carlisle ha sido directo.

"Un incremento de de 9, casi 10 kilos, es demasiado", aseguró el entrenador. "Hemos hablado sobre ello hoy. Hablamos mucho sobre eso. Llegará a ese punto, pero ha parecido cansado y con las piernas un poco pesadas, y esos kilos extra no ayudan.

Mi intención no es llamarle la atención públicamente o ridiculizarle, es simplemente un hecho. Es un tío importante para nosotros, necesitamos que llegue a su punto adecuado de forma y de peso para que pueda jugar lo mejor posible, porque vamos a necesitar que juegue muchos minutos durante el curso de los 82 partidos".

Si no, los Dallas Mavericks siempre podrían haber optado por la vía San Antonio - Boris Diaw.

-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »