Dallas Mavericks 100-101 San Antonio Spurs. "Esta es la vida en la Conferencia Oeste"

Comenzó la temporada regular y lo hizo con un nuevo clásico texano que se decidió por una posesión. Y como no podía ser de otra forma, cayó del lado de los Spurs.

  • ¿Alguien dijo opening night? De no ser por la entrega de anillos previa al partido, hubiese jurado que estábamos en pleno abril y este encuentro abría una nueva serie de Playoffs entre Mavs y Spurs. Vaya ambiente. Y vaya partido. 
  • En San Antonio causaron baja dos titulares, Kawhi Leonard y Tiago Splitter, y salieron en su ligar Marco Belinelli y Matt Bonner. Antes del partido, los Spurs recibieron sus anillos de campeones. 
  • Los Spurs han ganado los últimos 10 partidos de temporada regular contra los Mavs. Ouch.
  • El partido se decidió en la última jugada. Dirk Nowitzki se encontró emparejado con Danny Green, pero pasó el balón a Devin Harris, quien estaba abierto en el corner. Harris, a su vez, se lo pasó a Chandler Parsons, quien falló de tres prácticamente sobre la bocina. 
  • En un primer momento sorprendió que Dirk pasara el balón siendo la bola decisiva y estando defendido por Green, pero después de visualizar la acción de nuevo, fue la decisión correcta. Tim Duncan iba a hacer el 2vs1, y Harris estaba abierto en la esquina. El extra pass fue la acción adecuada... pero no hubo recompensa. 

  • El triple lo falló Chandler Parsons, poniendo la "guinda" a su aciago debut oficial con Dallas. Parsons se quedó en 5 puntos, 4 rebotes y 2 robos, con 2/10 en tiros de campo. Estuvo a puntos de compensarlo metiendo un triple a falta de dos minutos y medio para el final, y también es cierto que sudó mucho en defensa y por eso quizás le faltó aire en ataque, pero su serie de lanzamiento terminó pesando mucho. 
  • "Tengo que dar un paso al frente. No puedo permitirme tener muchas noches como esta", dijo Parsons tras el partido. 
  • En Houston, sin embargo, parecen contentos hoy

  • Jameer Nelson empezó liderando el ataque con 9 puntos en los primeros 15 minutos, pero después no anotó más. 
  • Esto fue, en parte, porque desde el segundo cuarto fue Devin Harris el que cogió la manija. Harris se fue hasta los 17 puntos y 5 asistencias, aunque en la recta final también falló algún tiro muy forzado. Lo que Harris te da Harris te lo quita. Por cierto, fue él el base que finalizó el partido. 
  • Monta Ellis hizo un muy buen partido, con 26 puntos, 6 asistencias y 4 rebotes, y manteniendo a Dallas durante muchos momentos. A veces se conformó con tiros de media distancia, pero en general le entraron. 
  • Nowitzki sumó 18 puntos y 6 rebotes de forma efectiva (7/11), pero la sensación es que le costó entrar en dinámica. Cuando los Mavs se jugaban las castañas apareció, eso si, con 8 de sus puntos en el último cuarto. Pero en el fondo, y aunque ya hayamos dicho que su decisión fue la correcta, uno no puede evitar desear que se hubiese jugado la última bola él. 
  • Tyson Chandler lidió con problemas de faltas durante todo el partido, aunque finalmente jugó todo el último cuarto y llegó hasta los 28 minutos. Su impacto mientras esté sano es notable, y va mucho más allá de los 8 puntos y 10 rebotes que refleja el box score. Precisamente el -8 de las estadísticas no le hace justicia. 
  • "Esta es la vida en la Conferencia Oeste", dijo Rick Carlisle a modo de resumen. "Me han encantado muchas de las cosas que hemos hecho. Ha sido un gran partido... no puedes iniciar la temporada con un mejor partido para los fans". 
  • Por destacar algo positivo, los Mavs no se rindieron, aunque podían haberlo hecho. A falta de 6 minutos y medio para el final perdían por 10 y la dinámica era totalmente favorable para los Spurs, y a pesar de eso llegaron a ir por delante en el último minuto y a tener un lanzamiento para ganar. 
  • Claro que lo anterior solo demuestra una cosa: los San Antonio Spurs odian la vida humana. Te dan vidilla, te dejan que te escapes un poco. Después te cazan. Te meten 3 triples seguidos y se van de 10. Juegan contigo, te dejan meterte de nuevo en el partido, y ahí te clavan la puntilla. Tim, Manu y Parker podrían seguir otros 15 años má si quisieran ganando partidos a los Mavs de esa forma. 
  • El primer interior de la rotación fue Greg Smith. No le duró a Rick Carlisle ni dos minutos apenas. Perdido en casi todas las acciones defensivas, rápidamente se fue al banquillo en favor de Brandan Wright.
  • Como aleros entraron Jae Crowder y Al-Farouq Aminu. Rápidamente se vio que la combinación no iba a funcionar, pues Aminu pasó serios problemas en ataque. Jugó 5 minutos y desde ese momento su puesto lo ocupó Richard Jefferson. 
  • El quinteto titular parece estar establecido, así como el puesto de base suplente/sexto hombre, pero el resto parece que irá variando según cada partido. Un día jugará más Smith, otro Wright. Un día estarán Crowder y Jefferson, y otro entrará Aminu por alguno de los dos. Todo dependerá de los emparejamientos. 
  • Tony Parker y Manu Ginobili estuvieron brillantes. O, como también podríamos decir, tuvieron un partido normal para ellos, sobre todo contra los Mavs. El base sumó 23 puntos con cuatro triples en cuatro intentos que fueron cuatro dagas para Dallas. Manu por su parte sumó 20 puntos, también con algún triple clave, 6 asistencias y 3 flops en 28 minutos. Duncan hizo un doble doble con 14 puntos y 13 rebotes. 
  • Ahora, lo que mata a los Mavericks no es la actuacion de los principales, sino la de los secundarios. 35 puntos entre Danny Green, Marco Belinelli y Cory Joseph. 
  • En la primera mitad del tercer cuarto los Mavs perdieron el norte al frustrarse con el arbitraje. Tyson Chandler sumó rápidamente su cuarta falta en una acción dudosa y además se llevó una técnica por mostrar disconformidad. Poco después, fue Nowitzki quien se llevó la técnica por protestar una falta en ataque que le habían pitado. Durante ese periodo de tiempo hubo mucho silbato que frenó un poco su ritmo, y los Spurs entraron de nuevo al partido (Dallas ganaba de 8 al descanso). Pero los Mavs no pueden perder la concentración de la manera que lo hicieron. Esos puntos y esas técnicas pesaron en el marcador final. 
Lo que mejor quita el mal sabor de boca es que llegue otro partido cuando antes, y los Mavs tendrán su oportunidad recibiendo mañana jueves a los Utah Jazz (vendrán de b2b en Houston) en el primer partido en casa. Y esperemos que en la primera victoria.
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »