Los Mavs intentan llegar a un acuerdo con Chandler Parsons y se reúnen de nuevo con Mo Williams


Por fin parece haber un poco más movimiento en el mercado de agentes libres. Primero fue Marc Stein, quien dijo que los Dallas Mavericks, entre otras franquicias, habían dejado de esperar a Carmelo Anthony y estaban avanzando en otros frentes, y después fue Adrian Wojnarowski quien fue más concreto y dijo que los Mavs están intentando llegar a un acuerdo para firmar al agente libre restringido Chandler Parsons. Intentando. 

Primero cabe explicar que, al ser agente libre restringido, los Houston Rockets tienen tres días para igualar y retener a Chandler Parsons con cualquier contrato que firme con otra franquicia. 

Para los Mavericks lo malo sería que, aun convenciendo a Parsons, tienen que esperar aún al día 10 para poder firmar la "offer sheet" (la hoja con las condiciones contractuales que después puede convertirse en contrato) y después los Rockets tienen tres días para igualar, por lo que no sabrían nada definitivo hasta el 13 de julio. Por otra parte, también añadirían presión a los Houston Rockets, obligándoles a firmar al pez gordo que desean antes del 13 de julio si también quieren retener a Parsons. Una vez firmado Parsons, los Rockets se quedan sin espacio salarial para grandes nombres.

Sin embargo, la opción Chandler Parsons sigue teniendo muy pocas posibilidades de salir bien para los Dallas Mavericks. 

Si todo fuese bien, lo que los Mavs deberían esperar es que uno de los peces gordos diga que sí a Houston pero demandando el máximo. Liberándose de todos sus salarios menos los de Dwigh Howard y James Harden y manteniendo el cap hold de la qualifying offer de Parsons y de los espacios libres en la plantilla, los Rockets tendrían unos $19,5 millones para ofrecer si el límite salarial se establece en $63,2 millones. En ese punto puede que Houston decidiese renunciar a la QO de Parsons para poder liberar dinero y ofrecer el máximo, dejando al alero como agente libre no restringido.

Pero hay varios problemas.

El primero: en caso de renunciar a la QO (de renunciar a que sea restringido), los Houston Rockets mantendrían los Bird Rights de Parsons. ¿Qué significa esto? Que podrían firmar a, pongamos, Bosh o Anthony y después llegar a ofrecer hasta el máximo a Parsons, por supuesto igualando o superando lo que otras franquicias puedan ofrecer. Y Parsons, al ser no restringido, elegiría. Y posiblemente elegiría Houston.

El segundo problema no es menos importante por ser segundo: si una franquicia firma a un agente libre restringido, en este caso Chandler Parsons, durante los tres días que la franquicia anterior, en este caso los Rockets, tiene para igualar, ese dinero queda congelado y no puede utilizarse en otros jugadores. Por lo tanto podría darse el caso de que Parsons firmase con los Mavs el día 10, que entre los días 10 y 13 otros aleros como Trevor Ariza o Luol Deng firmen en otros lugares, y el 13 los Houston Rockets igualen la oferta y se queden a Parsons, dejando así también a los Mavs en una mala situación. 

Al final, el mayor problema es que Houston tiene la sartén por el mango prácticamente en cualquier situación. E incluso si se llegase a aquella más desfavorable para ellos, la de tener que renunciar a la QO de Parsons, el alero nunca ha dado muestras de querer marcharse de Houston (más bien todo lo contrario) y es bastante posible que aun así se quedase. Y si se quedan sin peces gordos, la situación es más clara: Daryl Morey igualará lo que sea para retener al jugador de 25 años.

Todo ello sin llegar a entrar en el caso, más que posible, de que Rockets y Parsons ya tengan un acuerdo previo para que el jugador no firme con nadie a cambio de la promesa de un buen acuerdo cuando Houston haya dejado atada la plantilla. 

Nadie me ha preguntado, pero ahí va mi opinión: creo que Chandler Parsons no es un objetivo realista. Por todo lo expuesto anteriormente. Creo que esta maniobra de los Mavs está destinada a presionar a los Houston Rockets y dejarles fuera de la carrera por los agentes libes importantes. Y sí, cabe una mínima posibilidad de que Houston renuncie a Parsons y los Mavs puedan firmarlo. Pero es mínima.

Los objetivos más realistas continúan pareciendo Luol Deng y Trevor Ariza. Si los Dallas Mavericks consiguen finalmente firmar la offer sheet con Chandler Parsons, esperemos que no se queden sin los tres porque los Rockets igualen y en esos tres días Ariza y Deng firmen en otros sitios.

Hablando de otro agente libre ligado a los Mavs, según Tim MacMahon de ESPN Dallas los Mavericks se reunirán hoy con Mo Williams por segunda ocasión. Esta vez el base se encontrará con Rick Carlisle, quien posiblemente le explicará que van a tener poco más que el mínimo para ofertarle y que si está dispuesto a unirse a la plantilla por esa cantidad, adelante. Williams vive en Dallas, los Mavs buscan un lanzador exterior como él, y él parece incluso aún más interesado en que se dé esta unión. 

"Qué es más peligroso: ¿los Dallas Mavericks con dinero libre en verano o los Dallas Mavericks con una ventaja de dobles dígitos en el último cuarto?"
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »