Chandler Parsons firma con los Mavs, pero aún no han enviado los papeles a los Rockets


Actualización: La offer sheet ya ha llegado a Houston.


---------

Los Dallas Mavericks no quisieron esperar y en el primer minuto en el que se podía firmar a agentes libres Chandler Parsons hizo lo propio con la offer sheet de los Mavs, en un contrato que según Marc Spears de Yahoo se acerca a los $46 millones por tres años, con el tercer año player option y un trade kicker del 15%. Al ser agente libre restringido, los Houston Rockets tienen ahora 72 horas para decidir si igualan o no la oferta y retienen a Parsons desde el momento en el que les llegue la notificación de la firma. 

Esta offer sheet de una media de más de $15 millones anuales crea una situación complicada para ambas franquicias: por una parte, los Mavericks no pueden utilizar ese dinero durante los tres días que tienen los Rockets para decidir si igualan, lo que puede llevar a que otros objetivos firmen en esos días con otras franquicias y Houston iguale después, quedándose Dallas sin nadie. 

Pero es que, al mismo tiempo, los Mavs le han hecho una jugada a los Houston Rockets. Durante estas semanas previas, la intención de Daryl Morey era pescar un pez grande por el máximo, abriendo espacio salarial o incluso desechando la QO dada al alero para renovar a Parsons después con sus bird rights. Ahora es imposible que abran el espacio necesario para un máximo como el de Bosh sin renunciar a Parsons. 

No solo eso, si los Rockets quieren añadir a Bosh u otro jugador importante y retener a Parsons, lo van a tener que hacer en los próximos tres días (y en ese caso seguramente acabarían por encima del "apron" del impuesto de lujo, limitando las formas posibles en las que mejorar la plantilla). 

Lo lógico en estas situaciones es que la franquicia iguale la oferta, retenga al jugador y quizás más adelante busque un traspaso (si igualan durante un año el jugador tiene que dar su visto bueno a cualquier traspaso que le involucre y no podría ser a Dallas), pero la existencia del trade kicker del 15%, que aumentaría en ese porcentaje su contrato en caso de ser traspasado, complica que sea incluido en movimientos. 

En principio la opinión de muchos, entre los que me incluyo, era que habría algún tipo de pre acuerdo entre Parsons y los Rockets, pero queda demostrado que no era así. De hecho, según Yahoo, desde Houston intentaron negociar ayer dicho pre acuerdo con el alero, sin llegar a una conclusión. 

Hablando directamente sobre Chris Bosh, los Houston Rockets podrían intentar convencerlo de que acepte menos dinero, pero parece más probable que Morey se vea obligado a tener que elegir entre Parsons o la oferta por el máximo que ya está encima de la mesa de Bosh. 

Antes de comenzar el periodo de agentes libres las señales que dieron los Rockets decían que igualarían prácticamente lo que sea para retener a Chandler Parsons. Pero ahora se enfrentan a un máximo que posiblemente les cierre las puertas a mejorar la plantilla como querían. También según Yahoo, los Rockets han contactado con Luol Deng, Paul Pierce y Trevor Ariza como plan alternativo por si decidiesen dejar marchar a Parsons y finalmente Bosh no fichara por Houston. Paralelamente, los Dallas Mavericks también están en contacto con los Deng y Ariza, posiblemente prometiendo que si esperan al periodo de 72 horas y Houston iguala la oferta, ese dinero o buena parte de ello irá en una oferta para uno de los dos. 

Por otra parte, es curioso el cambio de postura del propio Chandler Parsons. El alero siempre había expresado su interés por quedarse en Houston por encima de todas las cosas, e incluso jugó un papel muy importante a la hora de reclutar a Dwight Howard el verano pasado. Ahora, sin embargo, decide no esperar, yendo en contra de los intereses de la franquicia, y firmar con los Mavs. Después de haber jugado tres años por el mínimo, ¿será que la oferta que le hacían los Rockets no tenía ni comparación con la de Dallas?

(Por cierto, Parsons va a ver aumentado su sueldo en un 1.500%, no está nada mal). 

Centrándonos ya en el caso de los Dallas Mavericks, esto es un claro órdago. Después de haber conseguido a Dirk Nowitzki, Devin Harris o Monta Ellis a precios por debajo de su valor de mercado, ahora sobre pagarían claramente para obtener a Parsons. Esto les obliga a renunciar a los bird rights sobre Shawn Marion y Vince Carter y a esperar que uno de ellos, Carter probablemente, fiche por la room exception. 

El alero de 25 años promedió 16,6 puntos, 5,5 rebotes y 4 asistencias la temporada pasada. Su lanzamiento exterior es respetable, con un 37% en triples en su carrera, en cada una de sus tres temporadas ha mejorado su rendimiento y, sobre todo, es un jugador muy inteligente. Su defensa no está por encima de la media como la de otros posibles objetivos de Dallas, pero tampoco es un mal defensor. Sin embargo, no cabe la menor duda de que en estos momentos no merece el contrato que va a llevarse, y probablemente esté entre unos $5 y $7 millones sobre pagado. Los Mavs están dispuestos a hacerlo por su potencial y por intentar así que Houston no iguale. 

¿Igualarán los Rockets? Mi posición durante los últimos días ha sido que sí que lo harán, y la mantengo. Pero con ciertas dudas por la situación antes planteada a la que se enfrenta Houston. Igualen o no, Mark Cuban, Chandler Parsons y los padres del alero aprovecharon la noche para tomar "unos refrescos" de fiesta después de firmar la offer sheet. 

Los Dallas Mavericks tendrán que esperar ahora tres días para ver si su movimiento se confirma. Y rezar para que, en caso de que Houston iguale, al menos sus otros objetivos sigan libres al mismo tiempo que fastidian los planes de los Rockets. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »