Valoración de la temporada: Shane Larkin



Shane Larkin
21 años
Contrato restante: $1,606,080 $1,675,320 (opción de equipo) $2,576,642 (opción de equipo).
489 minutos
Estadísticas: 2,8 puntos, 1,5 asistencias. 

Shane Larkin se perdió los 10 primeros partidos de la temporada y apenas jugó en los últimos 10. Teniendo esto en cuenta, el hecho de que promediase 10,2 minutos por partido siendo rookie supone una buena cantidad teniendo a Rick Carlisle, quien prefiere a jugadores veteranos y más en el puesto de base, como entrenador. 

Personalmente, Larkin ha ocupado en cierta medida el hueco que dejó Roddy Beaubois el verano pasado, en cuanto a que es un jugador joven y eléctrico al que apetece ver jugar. ¿Por qué no jugó más? Ya hemos mencionado la prioridad de Carlisle con los jugadores veteranos, pero lo cierto es que los Mavericks tenían la rotación de bases más que blindada con José Manuel Calderón y Devin Harris (una vez que regresó de su lesión). 

A pesar de esto, creo que la temporada de Larkin ha sido positiva, sobre todo teniendo en cuenta no pudo entrenar en todo el verano y el training camp debido a la fractura de tobillo sufrida en los entrenamientos previos a la Liga de Verano. En cuanto estuvo recuperado ganó el sitio al también rookie Gal Mekel, y trató de cumplir con el rol de Harris hasta que este estuvo sano. Pese a que Mekel tiene mejor tamaño y visión de juego, la velocidad y defensa de Larkin, además de su juventud con respecto al israelí, decanta la balanza en el debate imaginario sobre cuál de los dos puede tener mejor futuro. 

Por supuesto, hay que ser objetivos, y para eso están los números. 2,8 puntos y 1,5 asistencias. A pesar de llegar a priori con un buen lanzamiento exterior de la universidad, sus porcentajes fueron horrendos (38% en tiros de campo, 31,6% en T3 y 64% en TL). Por no hablar de lo que se ve a plena vista: el chico mide metro y medio (vale, un poco más). Quizás se note menos que en el caso de Barea gracias a sus superiores cualidades físicas, pero es evidente ante bases fuertes. 

"Pasas de ser 'el hombre' de tu equipo en la universidad a estar en un equipo junto a futuros hall of famers y grandes veteranos que se han ganado sus minutos", explicó Larkin sobre su situación durante la temporada. "Tienes que empezar por lo más bajo y ganarte la confianza de los entrenadores y los jugadores para conseguir minutos consistentes". 


Lo más probable es que el rol de Larkin no sea mucho mayor la próxima temporada. Si todo va bien los Mavs renovarán a Devin Harris y el puesto de base volverá a estar más que cubierto, y si va mal seguramente intenten buscar a otro base veterano para ocupar el lugar de Devin. En esta situación, Dallas debería enviar en más ocasiones a Larkin a los Texas Legends, donde esta temporada ha promediado 15 puntos, 8 asistencias y 5 rebotes en cuatro partidos. En su día ya llevó años de paciencia y trabajo para convertir a J.J. Barea en un jugador de rotación, y el caso de Shane podría ser similar. 

Larkin tuvo una temporada muy irregular, pero teniendo todos los factores en cuenta, podríamos decir que ha progresado adecuadamente. 

Valoración: C+

Shane Larkin: C+

-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »