Samuel Dalembert: "Es un honor y un privilegio jugar junto a Nowitzki"

Dallas Mavericks center Samuel Dalembert (1) talks to the media the day after losing to the San Antonio Spurs in game 7 of the first round of the NBA Playoffs at American Airlines Center in Dallas, Texas on May 5, 2014. (Vernon Bryant/The Dallas Morning News)

Si tuviésemos que definir la primera temporada de Samuel Dalembert con una única palabra esa sería irregularidad. Tras una primera mitad de temporada en la que parecía bastante perdido e incluso fue sancionado dos veces por quedarse dormido y no llegar al entrenamiento, el nivel del pívot haitiano mejoró en el último tercio de la temporada hasta que en la serie contra los Spurs, por motivos de emparejamientos principalmente, desapareció casi de la rotación a pesar de seguir mostrando ese buen nivel por momentos. 

Dalembert cree que la primera mitad de la temporada fue difícil para todos, no solo para él. 

"Al principio fue duro, tuvimos algunos problemas como equipo porque éramos nueve jugadores nuevos", explica Dalembert. "Intentamos integrarnos y hacer que funcionase y lo logramos. Nos llevó un tiempo, pero realmente dimos otra cara en la segunda mitad de la temporada, se podía ver el progreso que tuvimos, entrando en Playoffs y llegando al séptimo partido. Lo veo como algo bueno". 

En la segunda parte de la temporada el nivel de juego empezó a mejorar, el suyo en especial. 

"A veces las cosas se arreglan simplemente jugando. No puedes decidir cuándo vas a jugar, pero puedes esperar hasta que llegue tu hora y sacar lo mejor de ello", dijo Dalembert. "Yo quiero estar en pista todo el rato posible, pero teníamos una rotación de tres interiores. Cuando coges ritmo y estás en tu zona de confort de repente tienes que esperar otros 14 minutos para entrar. Eso fue duro. Pero, en general, estoy más o menos contento con los resultados. Dimos un paso al frente los tres y sacamos lo mejor de la situación". 

A pesar de que Dalembert fue el titular durante toda la temporada, los minutos iban y venían entre él, DeJuan Blair y Brandan Wright dependiendo de los planteamientos de Rick Carlisle. No tener un único pívot fijo sino rotar entre tres jugadores también puede ser algo difícil a lo que adaptarse. 

"Creo que lo hemos gestionado bastante bien entre los tres y hemos sacado lo mejor de nosotros cuando hemos estado ahí fuera", dijo Samu. "Fuimos capaces de salir, contribuir y ser una parte positiva del equipo. Es algo duro tener que hacerlo así, pero era lo mejor para el equipo. Los tres dejamos todo a un lado e intentamos hacerlo lo mejor posible cuando jugábamos. Estoy muy contento y orgulloso porque todos fuimos capaces de responder". 

Algo especial para un jugador en su primera temporada en los Dallas Mavericks siempre es jugar por primera vez junto a Dirk Nowitzki, y eso no cambia aunque seas un veterano con 12 años de experiencia como Samu. 

"Es genial. Antes de venir aquí hablé con Elton Brand y me dijo que iba a ver el mejor lanzamiento que se puede llegar a ver", dijo Dalembert. "Es un honor y un privilegio jugar junto a él. No solo como jugador, también por el tipo de persona que es. Normalmente a tipos como él no les puedes ni dirigir la palabra, lo he visto en otros sitios. Pero con él puedes hablar de lo que quieras. Siempre hace lo mejor para el equipo. Es un honor, y es un tío con clase". 

Samuel Dalembert tiene un año más de contrato con los Mavericks por 3,8 millones, pero solo 1,8 son garantizados hasta enero de 2015. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »