Los Mavs por fin pagarán la deuda del traspaso de Odom: el pick 21 irá a Oklahoma City


Las consecuencias del desastroso traspaso de Lamar Odom llegan por fin a su final. 

En diciembre de 2011, tras eser campeones de la NBA y sufrir el Lockout, los Dallas Mavericks no renovaron a sus agentes libres con la vista en el futuro, pero decidieron dar una oportunidad a la temporada adquiriendo al vigente mejor sexto hombre de la NBA, Lamar Odom, tan solo a cambio de una primera ronda protegida. Un traspaso que en el momento parecía un gran movimiento.

Y que ha terminado siendo un desastre. 

Odom solo llegó a jugar 50 partidos con los Mavs. A sus problemas psicológicos hubo que sumarle su falta de forma física y de actitud, sin llegar a recuperar ninguna de las dos durante una temporada que incluyó un periodo de 10 días de "vacaciones" por motivos personales, unas horas en los Texas Legends de la D-League con los que no llegó a jugar y una discusión en el vestuario con Dirk Nowitzki cuando el alemán cuestionó su compromiso que llevó a su despido justo antes del final de la temporada.

Pero con la salida de Odom no se disiparon todos los problemas. Aún quedaba uno más: la ronda debida a los Lakers, que posteriormente pasaría por los Rockets para llegar finalmente a los Thunder. En su momento, los Mavericks protegieron la ronda al top 20 hasta 2017. Total, no debería haber mayor problema: con el mejor sexto hombre de la temporada anterior en su plantilla, Dallas estaría en el top 10 de la liga de nuevo esa misma temporada, y el verano que siguiente cabía la posibilidad de fichar a Deron Williams, por lo que la deuda no iba a alargarse demasiado. 

Pero no fue así. 

Odom no cuajó. Deron Williams renovó con los Nets, y los Dallas Mavericks fueron quedándose con su ronda. Con ellas, siempre traspasadas, llegaron Jared Cunningham, Jae Crowder, Bernard James, Shane Larkin y Ricky Ledo. Pero lo peor de todo es que la deuda no permitió a Donnie Nelson y Mark Cuban hacer lo que mejor hacen con sus primeras rondas: incluirlas en traspasos importantes.

"Prefiero acabar con esto ya", aseguró Mark Cuban. "Está bien quitárselo del medio para que no siga siendo un problema en nuestra cabeza".

"Este Draft no es tan bueno de todas formas", llegó a decir Rick Carlisle. "Escuchad, a mi me gustan los picks como a todo el mundo, pero ningún rookie va a llegar y ayudarnos ahora mismo a ganar. Ni el pick nos va a ayudar a ganar este domingo".

El pick con el que sí que contarán los Mavs será el de segunda ronda de los Celtics. Boston y Utah terminaron con el mismo balance, y ayer se decidió en un sorteo que el pick de los Celtics, perteneciente a los Dallas Mavericks por el traspaso del pasado Draft, sea el 34, un premio de consolación interesante por no tener primera ronda. 

Los Dallas Mavericks vuelven a estar en el top 10 de la liga tres años después, y con ello la deuda queda saldada. Pero el episodio Odom seguirá siendo uno de los peores fiascos de la historia de los Mavs. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »