Carter: "Rick me dijo que iba a lanzar yo, y que iba a meterla"

Smile

Aún tiemblan los cimientos del AAC después del triple de Vince Carter sobre la bocina que dio la victoria a los Dallas Mavericks anoche ante los San Antonio Spurs. 

Con 1,7 segundos para el final y dos puntos abajo, Dallas se encontraba en una situación en la que ya habían estado en alguna ocasión esta temporada. En concreto, dos veces, una de ellas empate y la otra por detrás. Y en aquellas dos veces, Rick Carlisle dibujó la misma jugada. Se trata de una acción que el entrenador de los Mavericks planteó en un entrenamiento matutino en Portland en el mes de Diciembre, y que utilizó aquella misma noche para que Monta Ellis lograse la victoria sobre la bocina. Hace unas semanas Carlisle planteó la misma jugada contra los Golden State Warriors, y aunque Monta obtuvo un tiro claro, esta vez el balón no quiso entrar.

Así que anoche, en una situación similar, Rick Carlisle volvió a su jugada favorita de la temporada. Solo que esta vez tenía algo diferente en mente.


"Rick (Carlisle) dibujó la jugada con varias opciones, vio la defensa de los Spurs y me dijo que seguramente iba a ser yo quien lanzase, y que iba a meterla", aseguró Vince Carter tras el partido. "Yo le dije 'OK coach, no problem'".

La jugada fue ejecutada a la perfección. Más que probablemente, Popovich y los Spurs la conocían (si lo sabíamos los aficionados, cómo no lo iban a saber ellos), y por eso se concentraron en Monta Ellis. El segundo movimiento era intentar liberar a Nowitzki con un segundo bloqueo de Wright tras abrir paso a Ellis, pero obviamente tampoco iban a dejar libre al alemán. Sin embargo, todos estos movimientos liberaron el camino de Vince Carter hasta la esquina, donde anotó el triple milagroso. Si nos fijamos en la repetición lateral, Calderón hace el amago de pasar a Ellis, pero sus ojos siempre están puestos en Carter.

"Hay que pensar en todas las opciones siempre. Ellos saltaron a por Monta y yo encontré a Carter en la esquina", contó José Manuel Calderón a Marcos Piñeiro de Marca. "Creo que los Spurs estaban esperando que yo se la pasase a Monta. De hecho, yo estaba por la cancha cuando escuché a algunos jugadores hablar de que había que tapar a Ellis. La jugada de buscar a Monta la hicimos bastantes veces. Pero yo sabía que teníamos una segunda opción, aunque con 1.7 segundos de margen no haya muchas. Se les veía en la cara que irían a por Ellis. Analicé esa situación y me di cuenta de que podía hacer el pase a la esquina, y así fue. Mi pase estuvo bien, pero hay que meter esa canasta al final. Carter merecía ese tiro ganador porque siempre está trabajando muy duro. Me alegro mucho por él".

"Sin mirar en detalle entre todas las jugadas, esta siempre es una buena opción", aseguró Rick Carlisle. "Iba a tener que ser un lanzamiento rápido. Cualquier amago iba a tener que ser rapidísimo. Cogió muy bien el balón, y José hizo un gran trabajo haciéndoselo llegar porque Ginobili se lo estaba negando. La ejecución del lanzamiento fue genial, obviamente. Vince se lo merece". 

"Ha sido increíble formar parte de un partido como este. Idas y venidas todo el rato", dijo un Nowitzki aún en tensión. "Tenían una racha y nosotros respondíamos con otra. Grandes jugadas y grandes jugadores, y obviamente tuvimos un poco más de fortuna al final. Estaban centrándose en Monta para el game-winner. Vince se deslizó hasta la esquina y metió un tiro increíble. No muchos jugadores son capaces de meter esa canasta tras un amago, saltar y meter un triple así. Fue una jugada espectacular. El público se volvió loco. Ha sido tan ruidoso como jamás he escuchado a este edificio. Ha sido muy divertido formar parte de todo esto". 

La canasta fue muy especial precisamente para Vince Carter, pues, según asegura, siempre tuvo en mente una canasta muy similar que falló con los Raptors en los Playoffs de 2001


Diferente serie de Playoffs. Jugando para un equipo diferente. Con casi 13 años de diferencia. Pero casi el mismo tiro. Y no para los Raptors, pero Vince Carter tuvo su redención personal. 

"20 de mayo de 2001. Game 7. Sí, lo recuerdo como si fuese ayer. Honestamente, pensé en ello cuando salimos del tiempo muerto. Si me llega el balón, esta vez la tengo que meter. En mi mente estaba listo para ello. Ya había anotado en mi cabeza la canasta antes de que la jugada ocurriese. Me alegro de que funcionase". 

"No me importa tirar bajo presión", continuó Carter. "Las canastas ganadoras, fallarlas o lidiar con ello. Tener esa mentalidad a mí me ayuda, quizás no sea para todos así. Me permite salir con confianza siempre al a pista. A veces fallas un tiro muy importante, como en 2001. Te agarras a ello durante un tiempo hasta que tienes la oportunidad de nuevo". 

Para Carter, la segunda oportunidad llegó 12 años, 11 meses y 6 días después.

-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »