Carlisle golpea primero; turno de Popovich

Dallas Mavericks head coach Rick Carlisle reacts to a call during the first half of the NBA Western Conference Quarterfinals Game 2 at the AT&T Center in San Antonio, Wednesday, April 23, 2014. (Tom Fox/The Dallas Morning News)

Estaba claro que si los Dallas Mavericks querían plantar cara a los San Antonio Spurs era necesario probar cosas diferentes a las que habían llevado a nueve derrotas consecutivas contra los de Gregg Popovich, recientemente nombrado mejor entrenador de la temporada en la NBA de forma más que merecida. Popovich es el mejor entrenador de la liga, y su colega de los Mavs va incluso más allá.  

"Por mí podríamos darle directamente el premio al mejor entrenador del Siglo", dijo Rick Carlisle sobre Popovich. "Con todos los respetos para Phil Jackson, para mí es el mejor entrenador". 

Pero si el "mejor entrenador del Siglo" quiere que su equipo pase a segunda ronda, va a tener que ponerse rápido a la altura de Carlisle, porque el entrenador de los Mavs se ha apuntado la primera para su casillero.  

El cambio de estrategia defensiva de los Mavericks ha sido total con respecto a la temporada regular. Entre los ajustes destacan que Shaw Marion inicia defendiendo a Tony Parker, dejando a José Manuel Calderón con la tarea de seguir a Danny Green y a Monta Ellis la de contener a Kawhi Leonard. Cuando hay un bloqueo en el que Parker lleva el balón, Dallas toma dos caminos principales: cambiar de defensor, dejando al pívot defendiendo a Parker, o pasar por detrás del bloqueo, animando al francés a lanzar desde fuera. 

Toda esta estrategia gira entorno a evitar que los lanzadores exteriores de los Spurs rompan el partido. El balón está más en manos de Parker, Duncan y Ginobili, quienes tienen que trabajar más y encuentran oportunidades para anotar, pero a cambio se consigue evitar triples fáciles. Curiosamente, la estrategia funcionó bien en el primer partido pero lo acabaron perdiendo por los malos 8 minutos finales, y en el segundo partido funcionó peor, con San Antonio anotando un 50% de sus triples, pero ganaron aprovechando las pérdidas que ocasionó el remodelado esquema defensivo de Dallas. 

Desde que Dirk Nowitzki se quedó como estrella solitaria de los Mavericks, la estrategia defensiva seguida por los Spurs en sus enfrentamientos ha sido la de tratar de frenar a Dirk y dejar a su segunda espada más libre. Anteriormente se trataba de Jason Terry, ahora es Monta Ellis. Pero cuando aparece un tercer o cuarto anotador en la ecuación, el planteamiento empieza a tener grietas. Por eso Josh Howard era un factor clave en su día, y por eso en esta serie lo son Devin Harris, José Manuel Calderón, Shawn Marion o Vince Carter. 

Especialmente buenos han sido los dos primeros partidos de Devin Harris, un jugador que ya tuvo un papel importante a la hora de contrarrestar a Tony Parker en las semifinales de Conferencia de 2006, y que en esta ocasión, aunque hayan pasado casi 8 años, parece estar dispuesto a tener un rol similar. Harris proporciona a Dallas una opción defensiva para Parker diferente a Marion, permitiendo al mismo tiempo un emparejamiento más asequible para Monta Ellis, y evitando que Kawhi Leonard disponga de muchos minutos que explotar defendido por Ellis, una de las claves de la eliminatoria hasta ahora. Sin embargo, en el tercer cuarto del segundo partido, José Manuel Calderón demostró por qué también él puede ser un jugador importante en esta serie, aprovechando sus oportunidades para anotar. 

Probablemente Devin Harris termine promediando más minutos en la serie que Calderón. Por las cualidades de Parker, Devin es seguramente más importante que Calderón en esta serie. Puede que incluso más que Ellis, si Harris continúa a este nivel en ataque. Pero no debemos confundir esto con que Calde sea una mera comparsa aquí. Calderón debe seguir siendo titular, tanto por la importancia de lo que pueda hacer con sus oportunidades en los primeros cuartos (el 0/3 en el primero del miércoles es engañoso, con dos in&out) y en los terceros, como por el equilibrio que Harris le da a la segunda unidad junto a Carter y Wright/Blair. 

En cualquier caso, el planteamiento de Rick Carlisle parece estar funcionando, y Dallas ha estado a un colapso de 7 minutos de ponerse 0-2 en la serie. 

"Tener una actuación así en los Playoffs realmente me preocupa", dijo Ginobili sobre el segundo partido de los Spurs. "Definitivamente tenemos que jugar mucho, mucho mejor si queremos tener alguna oportunidad en Dallas". 

Si tuviese que apostar, diría que San Antonio ganará al menos uno de los dos próximos partidos en Dallas. A lo largo de la temporada los Mavericks han sido un equipo sólido fuera (balance 23-18), pero no ha defendido del todo bien su cancha (26-15, peor de entre los equipos de Playoffs del Oeste). 

Pero, ¿quién sabe lo que es una apuesta segura con estos Mavs, y más cuando parecen haber cambiado los papeles con los Spurs?

Como explica Jeff Caplan en Nba.com, tras dos partidos el sexto mejor ataque de la liga durante la temporada regular (Spurs) está siendo asfixiado por la octava peor defensa de la liga (Mavs). El rating ofensivo de los Spurs es solo un poco mejor que el de los Charlotte Bobcats, quienes juegan contra los Heat. Y su rating defensivo sería el 28º en temporada regular, solo por delante de Milwaukee Bucks y Utah Jazz. 

Por otra parte están los Mavericks, cuya eficiencia defensiva en estos dos primeros envites les colocaría como tercera mejor defensa de temporada regular tan solo por detrás de Indiana Pacers y Chicago Bulls. 

"Estamos mezclando muchas cosas y haciendo cosas que realmente no queremos hacer, pero que debemos porque son un equipo muy potente, con grandes jugadores y el Entrenador del Año", explicó Carlisle. "Es un reto monumental, pero estamos aquí para ganar". 

"Es muy mala combinación no defender en un lado y regalar el balón en el otro y tampoco lanzar bien los tiros libres", dijo Popovich sobre sus jugadores. "Muy mala combinación. Eso significa que te han pateado el culo, y eso es lo que ha pasado". 

"Durante la temporada a veces hemos levantado el pie del acelerador y dejado de competir hasta que nos hemos metido en problemas", dijo Nowitzki. "Me gusta la intensidad con la que estamos ahora mismo. Es un poco peligroso ir ahora a casa porque hemos sido un equipo decente en la carretera durante todo el año. En casa, aún no hemos dado con la tecla". 

Puede que los Dallas Mavericks no hayan dado durante la temporada con la tecla que les permita ser un equipo duro en casa. Pero si Rick Carlisle continúa manejando los hilos como hasta ahora, los Mavs pueden tener la oportunidad de dar la sorpresa. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »