Análisis de los Mavs (Guía de Playoffs de Basketamericano)



El siguiente texto es el análisis de los Dallas Mavericks que he realizado para la Guía de Playoffs de Basketamericano.com. 

Cuando los Dallas Mavericks terminaron la temporada 2012/13 se encontraron con un gran vacío. Por primera vez en más de una década, y tan solo dos años después de lograr el preciado anillo de campeones, se habían quedado fuera de los Playoffs. Vacaciones a mitad de abril, participación en la lotería del Draft y un pick entre los 13 primeros. Dirk Nowitzki y Rick Carlisle no estaban acostumbrados a eso, y tampoco Donnie Nelson y Mark Cuban. Así que ambos se pusieron manos a la obra para devolver a Nowitzki a donde merece: la post-temporada. 

Los primeros objetivos rápidamente volaron a otros nidos (Dwight Howard a Houston) o se quedaron en el que estaban (Chris Paul), a lo que los Mavericks respondieron firmando a José Manuel Calderón, buscando un buen base director que no tenían desde que se marchó Jason Kidd. El siguiente paso era firmar a Andre Iguodala, pero el alero reconoció que justo cuando estaba a punto de decir el sí a Dallas aparecieron los Golden State Warriors y le ofrecieron una opción mejor. 

Las opciones se acababan para ambos, y en esa situación los Dallas Mavericks y Monta Ellis no tuvieron más remedio que alcanzar un “matrimonio por conveniencia”, aunque eso supusiese tener que cambiar el estilo de juego que Rick Carlisle planeaba con Calderón. Con el dinero restante se renovó a Brandan Wright, se firmó a Samuel Dalembert como pívot suplente, a Devin Harris como base reserva y a DeJuan Blair como interior de rotación. 

Por resumir, los analistas NBA no eran muy optimistas con respecto a las opciones de llegar a Playoffs de los Dallas Mavericks. Con un equipo prácticamente nuevo y muchas lagunas en defensa, muy pocos creían que el ataque fuese a ser lo suficientemente bueno como para contrarrestar el agujero defensivo. Pero en Dallas se cumplió el dicho de la última década: pon un equipo normalito alrededor de un Dirk Nowitzki sano y rondarás las 50 victorias. Y así ha sido. 

Podríamos decir que los fans de los Mavericks están malacostumbrados al haber estado más de una década sobrepasando las 50 victorias. Desde que Nowitzki alcanzó el estatus de super estrella, parece que ganar 50 cada año es la norma. Pero no es así. Y si no que se lo pregunten a José Manuel Calderón, Monta Ellis o Samuel Dalembert, quienes, en 8, 8 y 11 años de carrera nunca habían superado las 48 victorias. 

La temporada pasada lo que no se cumplió del dicho mencionado antes fue lo de la salud de Nowitzki. El alemán se perdió 19 partidos, y tardó al menos otros 15 en coger una buena forma física, y aun así Dallas terminó con un récord de 41-41. Ese récord aislado es un fracaso. Si tenemos en cuenta la lesión de Nowitzki y su lenta recuperación, parece casi un milagro. 

Cualquiera que fuese capaz de ver eso y que el dúo José Manuel Calderón - Monta Ellis no es defensivamente mucho peor que el que formaban Darren Collison y O.J. Mayo habría visto el potencial de los Mavs. Pero la duda sembrada la temporada anterior y la mala reputación de Ellis crearon una sombra demasiado grande como para confiar en el equipo montado por Nelson y Cuban.

Pero Dallas ha mantenido cierta regularidad durante todo el año. Monta Ellis se adaptó a la perfección a Nowitzki, firmando una de las temporadas más efectivas de su carrera, y desde el primer momento Rick Carlisle consiguió que el ataque funcionase a las mil maravillas. Los focos del premio al mejor entrenador del año se centrarán merecidamente en Popovich, Hornacek, Casey o Clifford. Pero tomemos un segundo para valor el trabajo de Rick Carlisle a la hora de hacer magia en la transformación de Monta Ellis y la creación del tercer mejor ataque de la liga (tras Heat y Clippers) con una plantilla en la que tuvo que integrar a 9 jugadores nuevos. 

José Manuel Calderón supo aceptar su cambio de rol, perdiendo el dominio del balón pero con la responsabilidad de ser el principal triplista de la plantilla, y ha cumplido a un nivel de acierto por volumen de lanzamientos prácticamente histórico. Samuel Dalembert y Brandan Wright elevaron su nivel en los partidos importantes del final de temporada. Shawn Marion ha perdido un paso físicamente pero sigue siendo uno de los defensores más inteligentes de la liga. 

Y Dirk Nowitzki ha sido el Dirk de siempre. A sus casi 36 años, el alemán ha vuelto a rozar el club del 50/40/90 (50% en tiros de campo, 40% en triples y 90% en tiros libres) y desde el All Star brilló con su mejor versión para asegurarse de que no volvía a ver los Playoffs desde casa. 

Cumplido el objetivo de volver a los Playoffs, los Mavericks se enfrentarán al difícil reto de intentar plantar cara a los San Antonio Spurs. Si nos guiamos por sus enfrentamientos de temporada regular, Dirk Nowitzki y cia. tendrían suerte si logran evitar ser barridos. Pero si Dirk y Monta tienen un par de días acertados al mismo tiempo, los Spurs podrían llevarse un pequeño susto. 

Pase lo que pase, al menos los Dallas Mavericks habrán vuelto al lugar que les corresponde. Los Playoffs. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »