Portland Trail Blazers 98 - 103 Dallas Mavericks (Crónica)


Los Dallas Mavericks llegaron a perder una ventaja de 30 puntos, pero gracias a los 22 puntos, 6 asistencias y 5 rebotes de Dirk Nowitzki y los 10 tantos logrados por Devin Harris en el último cuarto, pudieron llevarse la victoria finalmente por 98 - 103. 

Después de la decepcionante derrota en Denver, los Dallas Mavericks salieron con hambre y ganas de enseñar que son más duros de lo que habían demostrado hasta ahora, con una defensa que dejó a los Portland Trail Blazers en 10 puntos en el primer cuarto mientras José Manuel Calderón anotaba 15 para su cuenta y para que su equipo terminase los primeros 12 minutos con un contundente 10-33. 

Al principio del segundo cuarto continuó el dominio local, y la ventaja llegó hasta los 30 puntos mencionados anteriormente. Todo hacía presagiar que los Mavs iban a lograr una cómoda victoria ante un rival difícil justo cuando más lo necesitaban. 

Pero como todos los que hemos visto a Dallas esta temporada sabemos, no hay ventaja segura. 

Ya en los últimos minutos del segundo cuarto cambió la dinámica, los jugadores de Portland comenzaron a anotar con más facilidad, en especial Wesley Matthews, y finalizaron la primera mitad con un parcial favorable para llegar al descanso con un aún desequilibrado 38-57. 

El tercer cuarto fue muy similar al primero. Solo que con los papeles cambiados. Los Mavs metieron 18 puntos en el periodo, exactamente los mismos que LaMarcus Aldridge (junto a 9 rebtoes), mientras que los Blazers anotaban 36 para meterse de lleno en el partido con 74-75.

Tan de lleno se metieron que tras dos minutos y medio del cuarto final le habían dado la vuelta al marcador y ganaban por siete puntos. En Dallas se mascaba la tragedia, llegando con una racha de tres derrotas consecutivas, habiendo perdido una ventaja de 30 puntos, con Memphis ganando a Chicago e Indiana visitando el AAC el domingo, parecía que se iba a llegar al punto más bajo de la temporada. 

Pero entonces Rick Carlisle decidió que entrase Devin Harris en lugar de Calderón, quien tras una gran primera mitad no encontró el ritmo en la segunda, y la dinámica volvió a cambiar a favor de los Mavs. Harris entregó justo lo que su entrenador buscaba: defensa y penetración. No solo eso: también apareció Dalembert, castigado en Denver, y convertido en el Aldridge-stoper en el último cuarto, contribuyendo a que LMA terminase con un 2/8 en TC. 

Dallas empezó a remontar de la mano de Harris, hasta que un robo y contraataque de Monta Ellis empató el partido a 96 con 1:44 por disputarse. Las defensas apretaban, Dalembert taponaba a Aldridge y, a falta de 24 segundos para la conclusión, Harris anotaba un complicado 2+1 a tablero que colocaba a Dallas tres puntos por delante. En la jugada siguiente, Aldridge lanzaba a la grada un pase dirigido a un Lillard que parecía tener una situación de canasta clara debajo de la canasta, pero Monta Ellis falló sus dos tiros libres y parecía dar una nueva oportunidad. No fue así, ya que fue entonces Vince Carter quien apareció para capturar un gran rebote ofensivo y sellar la victoria. 

De esta forma, con uno de los puntos más altos de la temporada (+30 ante Portland), uno de los más bajos (perder los 30 puntos y colocarse siete abajo), y de nuevo uno de los más altos (cerrar con un parcial 10-0 y dejar a Portland sin anotar durante 4:30) los Dallas Mavericks mantuvieron a Memphis a raya y volvieron a empatar con los Phoenix Suns con un balance 37-26.

-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »