Los Dallas Mavericks regresan a la rutina recibiendo a los Miami Heat


Se acabó el All Star, tan rápido como vino se fue, y la NBA entra en la parte crucial de la temporada. Será a partir de ahora cuando las franquicias de la parte alta traten de alcanzar su mejor nivel para llegar a Playoffs en una buena posición (o simplemente llegar), y las de la parte baja intenten, de forma más o menos disimulada, perder la mayor cantidad de partidos posibles. 

Y para comenzar a coger ritmo, qué mejor que los actuales bicampeones de la NBA, los Miami Heat. 

Dallas llegó al parón del All Star en su mejor momento tras vencer al líder de la Conferencia Este, los Indiana Pacers, e intentará continuar con su racha ante LeBron James y compañía. Por supuesto, no será nada fácil, ya que Dallas ha perdido con Miami todos sus encuentros desde las Finales de 2011 (cinco partidos). 

"Podría ser mejor", dijo ayer Shawn Marion sobre la temporada del equipo. "Tenemos mucho espacio para mejorar. Simplemente tenemos que seguir dando pasos en la dirección adecuada. Ahora mismo estamos dando pasos de bebé, no son zancadas aún". 

Los Miami Heat han ganado en tres de los cuatro partidos que llevan de gira por el Oeste, curiosamente habiendo perdido con los Utah Jazz y ganado a Los Angeles Clippers, Phoenix Suns y Golden State Warriors. El record global de los Heat contra el Oeste es 15-4, mientras que LeBron James les lidera con 26,5 puntos, 7 rebotes y 6,6 asistencias para ser el equipo con mejor porcentaje de acierto de la liga (50,8%). 

"Ya hace tiempo de nuestros enfrentamientos en las finales. Ellos vienen de ser campeones y nosotros de no entrar en Playoffs", decía Dirk Nowitzki. "Durante los dos últimos años han sido el mejor equipo. Veremos si podemos competir y robarles la victoria". 

"No será fácil, pero hemos tenido algunos partidos difíciles últimamente", comentó Rick Carlisle. "El partido de Indiana fue de lo más duro que te puedes encontrar. Uno espera estos tests y tiene que aprovecharlos".

Según Mavstats, durante las últimas 11 temporadas la franquicia de Mark Cuban ha ganado el 64,6% de los partidos que ha jugado tras el All Star, el segundo mejor porcentaje de la liga. Si lograsen mantener ese nivel, significaría que estarían rondando o incluso superando las 50 victorias. 

Después de lidiar con los campeones, los Mavericks harán una gira de tres partidos en Philadelphia, Detroit y New York, para cerrar el mes en casa ante New Orleans y Chicago. Después iniciarán un duro calendario entre marzo y abril, pero que contará con una ventaja: a los Mavs tan solo les restan cuatro back-to-backs (ningún equipo tiene menos) y las segundas noches serán contra Detroit (este sábado), Utah, Boston y Lakers. 

Cualquier descanso posible será positivo para Dirk Nowitzki, Vince Carter, Shawn Marion y compañía. 

Notas: 

Devin Harris entrenó ayer con normalidad y no debería tener problemas para jugar hoy.

Gal Mekel completó su primer entrenamiento completo desde su operación de menisco, y se prevé que pase un tiempo con los Texas Legends para continuar con la recuperación. 

Los Dallas Mavericks colgarán el cartel de no hay entradas en el American Airlines Center por 500ª noche consecutiva, récord actual de la liga. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »