Dallas Mavericks 102 - 97 Cleveland Cavaliers (crónica)



Monta Ellis anotó 22 puntos, incluidos siete de los últimos 11 de su equipo, y repartió 8 asistencias, Dirk Nowitzki logró su segundo doble doble de la temporada con 17 puntos y 10 rebotes, y los Dallas Mavericks sobrevivieron al intento de remontada de los Cleveland Cavaliers y se llevaron su undécima victoria fuera de casa al ganar por 102 - 97. 

La historia empieza a volverse demasiado repetitiva: tras un primer cuarto de tanteo, los Dallas Mavericks empiezan a jugar con energía, frenan el ataque rival en un par de ocasiones seguidas y empiezan a construir una ventaja que más tarde perderán. Da igual que sean 15, 17 ó 20 puntos. En esta ocasión, los de Rick Carlisle llegaron a ir con 24 puntos de ventaja. Pero todos sabíamos que eso poco iba a importar. 

Después de que Samuel Dalembert tuviera que retirarse lesionado por lo que parece un esguince de hombro temprano en el tercer cuarto, los Mavericks empezaron a perder la batalla por el rebote y, con ello, su ventaja. Anderson Varejao y Tristan Thompson se hicieron fuertes en la zona, Kyrie Irving calentó motores, y cuando se quisieron dar cuenta los Cavaliers se habían puesto a tres puntos a cinco minutos del final, y a dos puntos con tres minutos y medio por jugarse.

En esta ocasión Dallas supo reaccionar a tiempo para evitar una debacle más. Nowitzki cortó la sangría con una canasta desde el lateral, pero fue Monta Ellis quien, a pesar de fallar dos importantes tiros libres que dieron la oportunidad a los Cavaliers de empatar con un triple (ni llegaron a lanzar: cometieron una violsación de cinco segundos), aseguró la victoria de los Mavs por 102 - 97 al anotar 7 puntos en los últimos 3 minutos.

Además de Ellis y Nowitzki, Shawn Marion anotó 18 puntos, DeJuan Blair añadió 13 puntos y 6 rebotes, y Brandan Wright contribuyó con 10 puntos, todos ellos en el tercer cuarto. José Manuel Calderón anotó 11 puntos y repartió 6 asistencias, mientras que las actuaciones de Shane Larkin (5 puntos y 5 asistencias entre ambos) no brillaron mucho estadísticamente, pero fueron claves en defensa para frenar a Kyrie Irving (26 puntos y 9 asistencias en el partido, pero 2 puntos -1/8 en lanzamientos- y 2 asistencias en el último cuarto). 

Tras jugar tres partidos en 64 horas incluyendo viajes de 1.400 kilómetros desde Phoenix a Dallas y de más de 1.600 kilómetros desde Dallas a Cleveland, los Dallas Mavericks (25-18) tendrán un día de descanso antes de enfrentarse a los Raptors en Toronto el próximo miércoles. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »