Dallas Mavericks 97 - 112 Sacramento Kings (Crónica)


DeMarcus Cousins dominó como quiso en la zona con 32 puntos y 19 rebotes, Derrick Williams logró su career high en puntos con 31, e Isaiah Thomas consiguió un doble doble con 24 puntos y 12 asistencias, y los Sacramento Kings bajaron los humos a los Dallas Mavericks al superarles claramente por 97 - 112. 

Rick Carlisle ya avisaba antes del partido de que los equipos a los que les falta mucha gente (los Kings solo contaban con 10 jugadores tras el traspaso de Rudy Gay) suelen salir con mucha más energía, pero sus jugadores parece que no captaron el mensaje. Rápidamente se hizo evidente que los Kings estaban mucho más metidos en el partido, y con la ayuda de 10 puntos de Isaiah Thomas, 9 de Derrick Williams y 8 de DeMarcus Cousins establecieron una ventaja de dobles dígitos que era de 23-34 al final del primer cuarto después de haber llegado a ser de 16 puntos.

En el segundo cuarto llegó la reacción de los visitantes, liderada, por supuesto, por Bernard James. ¿Bernard James? Pues sí, el pívot salió a finales del primer cuarto cuando Dalembert sumó su segunda falta, y en los primeros minutos del tercero lidero la carga azul con 7 puntos que pusieron a los Mavs a dos puntos, 36 - 38, lo que Monta Ellis aprovechaba a continuación para empatar, y Dirk Nowitzki para completar la vuelta al marcador con un triple. Habían transcurrido 5 minutos del segundo cuarto, y gracias al revulsivo de James, el parcial en ese tiempo era 18 - 4 para los Mavs. En ese momento volvió a entrar DeMarcus Cousins, emparejado con Blair, y el de los Mavs lo pasó realmente mal para contenerle. Cousins anotó en dos jugadas seguidas para despertar a los suyos y recuperar el liderazgo. Los de Rick Carlisle sufrieron un nuevo cortocircuito, y los locales se despegaron hasta el 47 - 57 del descanso.

En cuanto a la segunda mitad, bien podríamos resumirla con este vídeo:



Los Kings se comieron a los Mavs en intensidad y en juego, y Dallas nunca dio la impresión de poder igualar el nivel de los locales en ninguno de esos dos aspectos. Calderón intentó mantener a los Mavs anotando en el tercer cuarto, al igual que Nowitzki, pero sus esfuerzos fueron en vanos ante el empuje de los Kings y las pérdidas (16). El último cuarto fue completamente para minutos de la basura.

Sin tener la intención de hacer de "pitoniso":



Los Dallas Mavericks tienen la costumbre llevarse una gran victoria y seguirla con una gran derrota. Si no no serían nuestros Mavs. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »