Dallas Mavericks 93 - 95 Golden State Warriors (Análisis)


Stephen Curry anotó 33 puntos, incluyendo la canasta ganadora a falta de 1,5 segundos para el final, y los Golden State Warriors derrotaron de esta forma a los Dallas Mavericks por 93 - 95.

Segunda derrota dolorosa consecutiva para los Dallas Mavericks, aunque esta por motivos muy diferentes a la anterior. A diferencia del partido en Sacramento, Dallas fue por encima de Golden State durante todo el partido con una ventaja que se estableció en los dobles dígitos durante el segundo cuarto, solamente para ver cómo desperdiciaban una superioridad de 6 puntos a minuto y medio del final para terminar perdiendo con la canasta ganadora de Curry.

Como queda claro, la gestión de los últimos minutos no fue demasiado buena. Con 6 puntos de ventaja, Calderón hizo falta a Curry en un triple para darle una jugada de 4 puntos. Con 50 segundos aún por jugarse y un solo tiempo muerto en su posesión, Rick Carlisle decidió hacer un cambio defensivo para quitar a Nowitzki y meter a Vince Carter. Los Warriors no anotaron, pero Rick gastó ese tiempo muerto a falta de 32 segundos para volver a dar entrada a Dirk. Nowitzki, sin embargo, no tocó la bola en la posesión, que consistió en una mala selección de Ellis en la que no solo falló, sino que además no dejó tiempo en el reloj suficiente para una segunda oportunidad si los Warriors anotaban. 

Al final, cuando Stephen Curry anotó la canasta de la victoria con una defensa mejorable de Shawn Marion, quien, como ante Damian Lillard hace unos días, se comió el amago y saltó, los Dallas Mavericks no tenían tiempos muertos y solo quedaba 1,5 segundos para el final, por lo que el lanzamiento a la desesperada de Calderón no fue bueno. 

Así pues, fue un cúmulo de malas decisiones lo que privó a los Mavs de llevarse una victoria que habían merecido durante 47 minutos y de terminar la gira de 4 partidos con un buen 3-1, que al final ha sido un 2-2. Hace una semana quizás algunos hubiésemos pensado que este 2-2 era lo normal, y posiblemente así sea, pero después de ver el juego del equipo durante la mayor parte de tres de los partidos (exceptuamos Sacramento), sabe a bastante poco. 

Este es el segundo partido que los Dallas Mavericks pierden en los últimos 5 segundos, después de caer en Atlanta contra los Hawks en una situación muy parecida a la de esta noche, habiendo llegado a tener en ambos partidos hasta 18 puntos de ventaja. 

Para los de Rick Carlisle ahora toca reagruparse, analizar los fallos en la derrota y regresar a Dallas, donde jugarán sus próximos 3 partidos en un intervalo de casi una semana (sábado -donde podría volver Brandan Wright-, miércoles y viernes). Contra Milwaukee Bucks, Memphis Grizzlies con problemas de lesiones y Toronto Raptors, no debe haber otro objetivo que hacer un 3-0. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »