Houston Rockets 120 - 123 Dallas Mavericks (Crónica)



Monta Ellis anotó 37 puntos y repartió 8 asistencias, Dirk Nowitzki anotó 35 puntos para meterse en el top 15 de anotadores históricos de la NBA, y los Dallas Mavericks consiguieron una impresionante remontada en el último cuarto para llevarse la victoria en casa ante los Houston Rockets por 120 - 123.

De-fen-what? La primera mitad se resume en los 68 puntos (68,4% de acierto en tiros de campo) de los Rockets y los 61 (59,5% de acierto en tiros) de los Mavs al descanso. Houston llevó el control del encuentro durante los 24 minutos, con muy buen acierto en lanzamientos de tres, cuatro jugadores en dobles dígitos de anotación y una ventaja máxima de 13 puntos.

La defensa de los Mavericks hacía aguas por todas partes, pero gracias a su ataque se mantuvieron en el partido como pudieron. Y con "como pudieron" quiere decir gracias a los 23 puntos y 5 asistencias de Monta Ellis y 17 puntos de Dirk Nowitzki al descanso. El alemán, por cierto, superó a Reggie Miller como 15º máximo anotador de la historia de la NBA. El único jugador que aportó anotación a este dúo fue el rookie Shane Larkin, quien salió como primer suplente para anotar 8 puntos y dejar muy buenas sensaciones.

Al descanso, Houston Rockets 68 - 61 Dallas Mavericks.

En el tercer cuarto continuó el despropósito de los Mavs. Para colmo de males, Dwight Howard continuaba teniendo uno de sus mejores partidos de su carrera en ataque, anotando absolutamente todo lo que recibía, y el porcentaje de lanzamiento de los Mavs caía hasta el 37,5% en este periodo. Los Houston Rockets entraban con 14 puntos de ventaja al último cuarto y parecía que tenían la victoria en el bolsillo.

Y sin embargo, en el último cuarto... milagro. Nowitzki continuó caliente, anotando los primeros 6 puntos del periodo, la defensa empezó a funcionar (algo al menos) gracias a la zona y, de repente, los Mavs estaban de nuevo en un partido en el que podrían haber desconectado. Pero no lo hicieron. Si decíamos que Nowitzki estaba caliente, Monta Ellis también mantenía su nivel de agresión, pero el factor clave fue que en esta ocasión sí que recibieron la ayuda de sus compañeros, con José Calderón enchufándose en el momento justo con un triple y una canasta. 

A falta de minuto y medio para el final los Rockets tenían una ventaja de 3 puntos con 119 - 116. pero desde ese punto solo anotarían uno más. Nowitzki robó un balón clave en lo que iba a ser una canasta de Howard, Monta Ellis salió volando al contraataque y dejó el balón a Marion para que lo machacase. En la siguiente jugada Parsons fallaba una bandeja delante de Nowitzki y Dalembert, y en la acción clave del encuentro, Monta Ellis penetró hasta la canasta, desde donde encontró solo a Shawn Marion, quien anotó el triple desde la esquina que ponía a Dallas dos arriba. Dalembert haría después falta a James Harden, pero solo anotó uno de sus tiros libres y José Calderón metió los dos suyos para asegurar la victoria Mav. 

Monta Ellis anotó 37 puntos con 13 de 18 en lanzamientos y repartió 8 asistencias, mientras que Dirk Nowitzki anotó 35 puntos en 13 de 20 lanzamientos y capturó 7 rebotes. La última vez que dos jugadores de los Mavs tuvieron al menos 35 puntos en un mismo partido fueron Jason Kidd y Jamal Mashburn el 11 de abril de 1995. Antes de ayer, vamos.

Pero esto habría sido en vano si la defensa no hubiese empezado a funcionar y no hubiesen aparecido Shawn Marion con 13 puntos y 4 rebotes o José Manuel Calderón con 13 puntos y 3 asistencias. 


Golpe en la mesa de los Mavs además en televisión nacional en Estados Unidos, y aunque se agradecería una mejor defensa... estos Dallas Mavericks son muy divertidos de ver. 

El próximo partido, el último de una serie de 3 seguidos en casa, mañana viernes recibiendo a los Utah Jazz. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »