Samuel Dalembert promete dejarlo todo en la pista


Durante los últimos años, Samuel Dalembert ha sido para muchos un miembro de honor del club "se dejaba llevar", cuestionándose su esfuerzo en la pista después de ganarse un contrato de más de 60 millones de dólares con los Philadelphia 76ers.

Sin embargo, Sammy promete que no será el sucesor de Erick Dampier y Brendan Haywood en Dallas.

"Voy a jugar duro. Eso es algo que puedo prometer" dijo ayer Dalembert. "Puedo controlar eso".

"Hay que aprovechar las oportunidades y hacerlo lo mejor posible para que las cosas funcionen", aseguró el pívot. "Debes juzgarte a ti mismo. Cuando estoy en la pista, ¿produzco? Yo produzco. Las estadísticas y el vídeo no mienten".

Dalembert se refiere a su temporada pasada en los Milwaukee Bucks, donde se vio sobrepasado en la rotación por Larry Sanders pero tuvo una buena producción en los minutos que jugó. Sus medias por 36 minutos fueron de 14,7 puntos, 13 rebotes y 2,5 tapones. 

"Si hablamos sobre inconsistencia en ataque sí, no soy un anotador. Tampoco me pasaron la bola en Milwaukee. En algunos partidos tendré seis puntos. En otros, sumaré 15. Quizás en alguno llegue a 30 como el año pasado. Pero no es eso en lo que me centro. Mi preocupación es... cuando juego, ¿cambio defensivamente el partido? ¿Aporto energía?" defiende Dalembert.

Su año en la sombra en Milwaukee seguramente le ha costado algunos dólares a Dalembert. Su caché hasta la temporada pasada estaba rondando la cantidad de la excepción media (5 millones) o incluso superior, pero este verano firmó con los Dallas Mavericks por dos años y un total de 7,6 millones de dólares, con el segundo año parcialmente garantizado. 

Su función en los Mavs está clara: formar parte de la columna vertebral de la defensa de Rick Carlisle junto a Shawn Marion.

"Va a encajar bien. Va a hacer mucho más difícil que entren en nuestra zona", piensa el propio Marion. "Cuando los atacantes saben que hay un taponador en la zona tienen más dudas para entrar. Saben que hay alguien que, o bien va a hacerles una falta dura, o va a taponarles, y muchos no quieren ir a eso".

Si Samuel Dalembert cumple su promesa de jugar duro y confirma las expectativas de Shawn Marion, los Dallas Mavericks estarán un poco más cerca de volver a ser un equipo relevante en el Oeste. 
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »