Los Mavs serán pioneros en la NBA en el estudio del sueño



Desde que llegó Mark Cuban, los Dallas Mavericks siempre han presumido de ser una franquicia que está a la última en las tecnologías de análisis de datos y de tratamientos para sus jugadores. Este pasado verano, Cuban decidió dar un paso más, despidiendo a un preparador físico de la vieja escuela como era Robert Hackett, quien llevaba en Dallas casi una década.

"No hemos cambiado de dirección porque no fuese un gran preparador físico", decía Cuban en su momento. "Pero sentíamos que necesitamos a alguien que sea más un experto en temas de tecnología y ciencia del rendimiento".

Ese experto ha resultado ser Jeremy Holsopple, ex preparador de los New York Red Bulls, quien desempeñará lo que se ha llamado el puesto de director de rendimiento atlético. La influencia de Holsopple ya se había empezado a notar también a finales de verano cuando se empezó a hablar de que los Mavs empezarán a analizar la sangre de sus jugadores en algo que llaman la "bio-analítica", para añadir así un elemento más a su evaluación de los jugadores.

Pues bien, según publicó hace dos días Jeff Caplan en Nba.com, los Mavericks han abierto otro frente nuevo en esto de la innovación tecnológica, y a partir de ahora se convertirán en la primera franquicia NBA que monitorice la calidad del sueño de sus jugadores. Esto se hará por medio de un dispositivo similar a un reloj que deberán llevar por la noche y que determina cuándo están durmiendo los jugadores, durante cuánto tiempo y cómo de profundamente lo hacen.

Los datos obtenidos podrán ayudar a cuantificar cómo afectan la fatiga de los entrenamientos, la competición, los viajes y los ajustes a las diferentes zonas horarias afectan a múltiples aspectos del juego como la preparación y el tiempo de reacción. Con estos datos los Mavs podrían adaptar sus horarios de viaje y regímenes de entrenamiento para asegurar que los jugadores duermen el tiempo adecuado.

"Hay dos partes en esto: una es simplemente trabajar con los jugadores, como cualquier aspecto de condicionamiento físico de la carrera de un jugador, y es parte de su educación", explica el fundador de la empresa Fatigue Science, Pat Byrne. "Si un jugador duerme seis horas cada noche y dice 'me siento bien', realmente podemos decir 'podemos hacer que tu tiempo de reacción en la pista sea mejor si duermes ocho horas'. Podemos probarlo y enseñártelo. Le dije esto a los Mavericks y se lo digo a todos los jugadores profesionales con los que trabajamos: confundís cómo os sentís con cómo actuáis. Nuestra tecnología os enseñará cómo dormir realmente afecta a vuestro rendimiento en los partidos".

Otra media docena de franquicias NBA han contactado ya con la compañía interesándose por este producto llamado Readiband. Un equipo de la NFL que prefiere permanecer en el anonimato ya lo utiliza, así como los Seattle Sounders de la MLS, la selección canadiense de fútbol y los Vancouver Canucks de la NHL, quienes fueron los primeros en utilizarlo en 2009. De hecho, según explica Caplan, los Canucks quedaron tan impresionados tras dos años usándolo que compraron los derechos para su uso de forma exclusiva durante tres años, evitando así a otras franquicias de la NHL su acceso durante a esta tecnología este periodo.

"Estamos enseñando a los jugadores que estamos cambiando la cultura aquí", asegura Jeremy Holsopple, el mencionado nuevo director de rendimiento atlético de los Mavs. "Así que les damos información, les enseñamos cómo están funcionando , cómo están durmiendo, y cómo les está afectando. Si puedes enseñarles lo que duran sus tiempos de reacción en base a lo que duermen eso es algo más objetivo que decirles simplemente 'tienes que dormir'". 

Como dice Caplan, "Cuban está al frente en la emergente carrera armamentística de tecnología". Dallas también será uno de los 8 equipos que esta próxima temporada introducirá un sistema de seguimiento GPS desarrollado por Catapult Sports, una compañía australiana. Los jugadores llevarán durante las prácticas un aparato del tamaño de un busca que grabará todos sus movimientos y medirá su nivel de trabajo. Estos datos permitirán a los entrenadores diseñar mejor sus sesiones de entrenamiento y a los preparadores físicos reducir el riesgo de lesiones por sobre carga de trabajo (la NBA no permite llevar este dispositivo durante los partidos).

Y como dijo Mark Cuban en la presentación de Gersson Rosas como general manager, "(en los Mavs) nos enorgullecemos por ser una de las franquicias más avanzadas en cuanto a tecnologías en todos los deportes, no solo la NBA".
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »