La previsión del salary cap está en $58,5 millones. ¿Cómo afecta a los Mavs?

Hace unos días Marc Stein comentaba por Twitter que a mediados de mayo la NBA comentó a los dueños que prevé que el salary cap para la próxima temporada serán unos $58,5 millones. Aunque la noticia haya pasado algo desapercibida y la cifra final no se sepa hasta julio, esta mínima subida del cap es una mala noticia para los Dallas Mavericks.




De entrada, y de forma vaga pero también sencilla, conviene explicar que el salary cap es la cantidad de salarios a partir de la cual una franquicia solo puede firmar a jugadores con excepciones salariales (mínimo, mid, bird rights...) en vez de ofrecer el dinero que quiera.

El verano pasado las proyecciones de la NBA apuntaban hacia un salary cap de unos 60 millones. En noviembre David Stern aseguraba que los beneficios de la liga (directamente relacionados con el salary cap) habían aumentado un 20%. Sin embargo, la cifra que se presenta ahora supone tan solo una subida de medio millón. Por lo tanto, Stern exageraba al hablar de ese porcentaje, ya que si nos fiamos por esta subida, no llega al 5%.

En cualquier caso, y centrándonos ya en los Dallas Mavericks, la primera consecuencia de este salary cap sería que no podrían firmar a Chris Paul o Dwight Howard directamente con un máximo. Ahora mismo los Mavs tienen $37,215,499 entre los contratos garantizados de Dirk Nowitzki, Shawn Marion, Vince Carter, Jared Cunningham y Jae Crowder, siempre suponiendo que O.J. Mayo opta por ser agente libre.


Sin embargo, sin contamos el salario del pick 13 y los cap holds, a los Mavs no les llega para dar un máximo a ninguno de esos dos jugadores. A saber: según los cálculos de David Lord (especialista en CBA de Dallasbasketball y colaborador de Larry Coon en su Salary Cap FAQ) para dar un máximo directamente a Chris Paul (18,7 millones) necesitarían un salary cap de al menos $59,3 millones, mientras que para dárselo a Dwight Howard (20,5 millones) tendría que ser de $61,1 millones.

Para ambos casos se necesitaría entonces un traspaso, siendo preferible un S&T con el equipo anterior del jugador. En el caso de Paul valdría con mover a Jared Cunningham, mientras que en el de Howard tendría que ser un salario mayor como el de Vince Carter.

Claro que también existe otra posibilidad, y esta pasa por que los Mavs convenzan a Shawn Marion de que se salga de su contrato de $9,3 millones y firme un contrato multianual pero comenzando en una cantidad de unos 5-6 millones. O, en el caso de Paul, incluso cortar a Vince Carter y utilizar la stretch provision con su contrato.


Si Mark Cuban y Donnie Nelson convenciesen a ambos para jugar junto a Dirk Nowitzki, lo más probable es que entonces ambos movimientos se tuviesen que realizar por S&T. Los Mavs tendrían que mover a TODOS sus jugadores menos Dirk Nowitzki en estos movimientos, y ambos jugadores tendrían que aceptar unos cuantos millones menos que su máximo (más o menos unos $15,5 millones cada uno sería el reparto). Esta (improbable) opción requeriría por tanto que los Mavs convenciesen a ambos, que ambos estuviesen dispuestos a hacer un descuento, y que el resto de jugadores sean colocados, bien en ambas franquicias de LA por S&T, o en otras franquicias que no den nada a cambio.

Esta bajada de las previsiones también podría estar relacionada con los últimos rumores que aseguran que los Mavs continúan ofreciendo su pick 13 a media liga sin pedir mucho a cambio (Chris Mannix, Sports Illustrated & Chad Ford, de ESPN).


Mi sensación es que los Mavs están tratando de colocar a un equipo con espacio salarial el pick 13 + Cunningham. En caso de no encontrarlo, quizás Donnie Nelson podría llamar a Oklahoma City a ver si los Thunder aceptarían el pick 13 a cambio de la primera ronda protegida top 20 que poseen de los Mavs + alguna segunda ronda (técnicamente ahora mismo cuenta como que los Thunder poseen la primera ronda del os Mavs de 2014). Y, en caso de que nada de esto llegue a buen puerto, los Mavs optarán por traspasar el pick 13 por una primera ronda tardía + segunda ronda, o por draftear a Dario Saric o Dennis Schroeder y que se quede en Europa.



Volviendo a Chris Paul y Dwight Howard, bastante tendrán los Mavs con convencer a uno de los dos. La opción de que ambos se junten en Dallas es tan improbable que el mismo Cuban ha dicho que no cree que suceda. Pero si Cuban consigue convencer a uno de ellos, tendrá formas de poder dar un contrato máximo. En ese escenario, la firma de uno de estos agentes libres, más la presencia de Nowitzki (y ¿Marion?, ¿Carter?), atraería a veteranos de calidad en búsqueda de un anillo con los que completar la plantilla. Y el verano que viene (para el que se estima ahora un salary cap de $62,1 millones), con el alemán (¿y Marion?) terminando contrato y liberando dinero, la renovación de los Mavs podría proseguir con la firma de otro buen agente libre.


En cualquier caso, habrá que esperar a la auditoría de primeros de julio para conocer la cantidad real en la que se fija el salary cap. Pero, sea cual sea, el mayor reto para los Mavs será convencer a alguno de los dos. Una vez conseguido eso, el resto no es problema.
-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »