Phil Jackson recuerda el sweep de los Mavs a los Lakers

Uno de los mejores momentos de la historia de los Mavs fue cuando sorprendieron a todo el mundo y barrieron a los bi-campeones Lakers en segunda ronda en 2011. Desde entonces los Lakers aún no han levantado cabeza, y se rumoreó que fueron los problemas personales los que llevaron a aquel derrumbe.

En su nuevo libro Phil Jackson, entrenador de los Lakers en aquella serie y quien se retiró tras ella, dedica unas páginas a explicar lo que sucedió en aquella serie desde el punto de vista de la franquicia angelina. Por ejemplo, y siempre según Jackson:

1. Los Lakers no tuvieron respuesta para Barea, quien fue "sorprendentemente bueno" a la hora de leer su defensa. Los Lakers esperaban que Blake pudiese aguantar a Barea, pero Steve no estaba al 100% después de sufrir una intoxicación alimenticia.

2. Kobe estaba muy tocado de una rodilla, y Deshawn Stevenson, un "escolta duro y de músculo" terminó por agotarle.

3. La pareja de pivots de los Mavs Chandler-Haywood fue capaz de neutralizar a Bynum.

4. Con Barnes y Blake recuperándose de lesiones, el banquillo de los Lakers lo pasó muy mal contra el de los Mavs, en especial contra Jason Terry, quien estuvo "devastador desde la línea de 3 puntos".

5. Pau tuvo una actuación muy decepcionante. "Los árbitros permitieron" a Dirk sacar a Pau de su posición en la zona, lo que afectó mucho al ataque de los Lakers. Phil repetidamente urgió a Pau que luchara, pero Pau estaba lidiando con un problema familiar serio y estaba distraído. Los falsos rumores sobre la ruptura de Pau con su novia y que esta supuestamente había estado con Kobe molestaron a Pau y no estuvo centrado.

6. El cansancio fue un gran factor. Cuando intentas ganar por tercera vez consecutiva has jugado tantos partidos que es difícil y más difícil sacar energías y esfuerzo.

7. Las distracciones fueron un factor. Muchos miembros del equipo tenían problemas personales. Justo antes del game 4 de la primera ronda, Kupchak había informado a todos los empleados que sus contratos no iban a ser renovados para la siguiente temporada, y eso tuvo efecto.

8. Bynum pensaba que los Lakers tenían problemas de confianza, y puede que fuese cierto.

9. Game 1: Antes del partido los Lakers no habían pensado en los Mavs como una gran amenaza. Los Mavs eran un equipo veterano y talentoso con algún emparejamiento favorable, pero los Lakers les habían dominado en el pasado, ganado sus enfrentamientos en temporada regular y dado una paliza en marzo. Los Lakers dominaron la primera mitad y tuvieron una ventaja de 16 puntos en el tercer cuaro. Después inexplicablemente se relajaron y los Mavs lo aprovecharon. Cerca del final del partido, los Lakers desaprovecharon muchas oportunidades de sentenciar el partido. Dallas terminó ganando por dos puntos.



10. Game 2: La actuación global de los Mavs no fue espectacular, pero fueron más agresivos y aprovecharon la lenta defensa de los Lakers. La gran sorpresa fue Barea, quien era "virtualmente imparable, superando sin esfuerzo la defensa de los Lakers para anotar 12 puntos (los mismos que sumó todo el banquillo angelino)". Dirk también manejó fácilmente a Pau y metió 24 puntos. Artest golpeó a Barea y fue expulsado y suspendido. Los Mavs ganaron por 12.



11. Game 3: Perder a Artest dolió, pero no fue catastrófico. Lo cambiaron con Odom y metieron muchos balones interiores. Phil se cansó tanto de ver a Pau dejándose sacar de la zona que le dio unos golpes en el pecho en un tiempo muerto para intentar motivarle. Los Lakers ganaban por 7 a falta de 5 minutos. Entonces los Mavs, "cargados con buenos lanzadores de 3", empezaron a aprovecharse de la floja defensa de perímetro de los Lakers. Con 32 puntos de Dirk incluyendo 4 triples, los Mavs "marcharon hacia la victoria", ganando por 6 puntos.



12. Game 4: Los Mavs "bailaron, se rieron e hicieron una fiesta en su camino" hasta una victoria por 36 puntos, anotando con un 60% de acierto en tiros y un 62% en triples. Gran parte del daño lo hizo el banquillo, especialmente Terry anotando 9 triples y 32 puntos; Peja con 6 de 6 en triples; y Barea, con 22 puntos mientras "corría por ahí como el Correcaminos vacilando al Coyote". En el último cuarto, Odom dió un golpe a Dirk y fue expulsado. Bynum dio un peligroso cozado a Barea y fue expulsado y suspendido. Bynum se quitó la camiseta y sacó pecho contra los fans, en un "movimiento vergonzoso y barriobajero". En ese punto, Phil sabía que el partido y su etapa como entrenador de los Lakers estaba "en la nevera. La puerta estaba cerrada, las luces apagadas, los huevos estaban fríos, la mantequilla endureciéndose y la gelatina temblando". Fue la segunda mitad más larga que había tenido que vivir.



13. Después de aquella serie: La derrota no afectó a Phil tanto como normalmente lo hacía. Es más fácil lidiar con una derrota en segunda ronda que en la final. Y el final fue tan absurdo que no merecía la pena repensar las decisiones tomadas. Por varios motivos, los Lakers nunca llegaron a juntarse aquella temporada, y su sentimiento al final fue de alivio porque se había terminado.


-----
D-Mavs en Twitter y en Facebook
Toda la NBA en BasketAmericano
-----

Periodista. Junto letras en D-Mavs desde 2009.

Share this

Entradas relacionadas

Anterior
Next Post »